Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

El Consistorio anuncia la retirada de una docena de vehículos de las calles

Actualizado 18/12/2013 13:20:53

En el caso en el que los titulares no respondan al requerimiento, los coches y ciclomotores serán llevados al almacén municipal y más adelante podrían ser desguazados.

El Ayuntamiento ha publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de este miércoles el listado de vehículos y de sus propietarios requiriendo la retirada de dichos automóviles y motocicletas en la vía pública. Una notificación por la que, de no recibirse una respuesta por parte de los titulares, serán trasladados al almacén municipal.

En la actualidad, las instalaciones del Ayuntamiento dan cabida a un total 20 de vehículos y de motocicletas por motivos de abandono.

Los diferentes motivos de la retirada y depósito están regulados por la Ley de Tráfico, donde se contempla el circular sin seguro o el abandono del coche. La regulación en este punto está en el artículo 85 de la normativa referida, y en el 91 del Reglamento de Circulación . Si el tiempo se sucede sin que sean reclamados por los propietarios, se tramitan como abandonados.

El proceso comienza cuando la Policía Local detecta o es avisada de que un vehículo podría estar abandonado en la vía pública con signos evidentes en los que se aprecia la imposibilidad de moverse. Un aspecto en el que se pueden detectar, a simple vista y como ejemplo, ruedas pinchadas y daños muy ostensibles en la chapa, acristalamientos o aspecto descuidado. También, una vez custodiados durante largo tiempo en las instalaciones municipales, el propietario puede manifestar su intención de no hacerse cargo del vehículo en cuestión no lo tiene intención de recuperarlo.

Así, en el primer paso, y siempre según han explicado desde el gabinete de Prensa del Ayuntamiento, es comprobar la documentación y en función de los casos, como por ejemplo si carece de seguro, se procede a la retirada. El propietario es avisado, quien en algunas ocasiones, cambia de lugar el vehículo en cuestión, con lo que culmina el proceso. En otros términos, el dueño renuncia al vehículo, completándose consiguientemente todos los trámites administrativos, con lo que estos vehículos son transportados al desguace, con el pertinente certificado. También pueden ser utilizados para prácticas de los bomberos del Parque Municipal.

En cuanto a la posibilidad en la que el dueño no se haya podido localizar, como es el tema que aborda esta información, esta circunstancia se hace pública en el Boletín Oficial de la Provincia, y a partir de ese momento tiene dos meses para hacerse cargo del vehículo o renunciar al mismo antes de proceder al achatarramiento o desguace.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información