Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Una adjudicación directa reprochable

Una adjudicación directa reprochable

OPINIóN
Actualizado 27/03/2014 09:34

La adjudicación directa de la edición del boletín municipal Plaza Mayor del Ayuntamiento de Soria, realizada sin información previa y sin licitación pública, y firmada a través de resoluciones del alcalde, supone una falta de respeto hacia todas las pequeñas empresas sorianas de diseño, gráficas y de comunicación en general. Más aún en un contexto de mayores dificultades económicas, en el que cabe esperar que una institución pública, como el Ayuntamiento de Soria, ofrezca las mismas oportunidades a todas las empresas que puedan estar interesadas.

Aunque esta contratación directa es legal ?no podría ser de otra manera-, evidencia un comportamiento moralmente reprochable, en términos de transparencia de gestión política. Se da la circunstancia de que el alcalde Carlos Martínez Mínguez firmó una primera resolución sobre la contratación de la revista Plaza Mayor, que resultó ser ilegal, tal y como ha reconocido un informe técnico, porque el medio de comunicación adjudicado no puede contratar con las administraciones, por ser una Comunidad de Bienes.

La anulación de ese contrato, que ha tenido que firmar el alcalde con otra resolución, hubiera sido el momento adecuado para rectificar, una vez suscitada la polémica, y publicitar la licitación. Pero no, el regidor ha reafirmado su voluntad de conceder el contrato 'a dedo', aunque para ello haya tenido que volver a firmar otro contrato con una persona de esa Comunidad de Bienes, para legalizar la adjudicación. La situación no puede ser más evidente: no quieres una adjudicación 'a dedo', pues toma dos.

Esta actitud, además, incumple la práctica o 'costumbre' habitual que mantiene el Ayuntamiento, ante cualquier contratación (salvo excepciones justificadas), que es la de presentar al menos tres ofertas, bien sea mediante procedimiento de invitación (a través de las organizaciones empresariales) o de licitación. En el caso de la revista Plaza Mayor, no parece que haya una circunstancia excepcional que obligase al Ayuntamiento a realizar esa adjudicación directa. Al menos, no se ha dado a conocer públicamente, más allá de la explicación de que se ha hecho lo que se hacía antes.

Una justificación que hay que matizar, puesto que antes de la llegada a la Alcaldía de Carlos Martínez, en el año 2007, la edición del boletín Plaza Mayor se licitaba públicamente (como informó SORIANOTICIAS.com, con la documentación facilitada por una empresa que ofertó en el año 2005). Fue después, al llegar Carlos Martínez a la Alcaldía, cuando la adjudicación de la edición del Plaza Mayor pasó a ser 'directa'. Hay que recordar que la licitación pública del Plaza Mayor se consiguió, en su momento, después de mucha insistencia por parte de la oposición al equipo de gobierno de entonces.

¿Por qué Martínez Mínguez no mantuvo la fórmula de la licitación pública en la edición del Plaza Mayor? No se ha explicado. El argumento de que el contrato es a coste cero, tampoco es convincente. A nadie se le escapa que, en la contratación de este boletín municipal, la cuestión de fondo no es que la edición de la revista salga a coste cero; sino los beneficios económicos que su gestión puede reportar por la captación de publicidad; así como otras 'oportunidades' que la gestión de la revista municipal ofrece a la empresa adjudicataria.

Por otra parte, se ha traspasado una nueva línea roja, al contratarse, por primera vez, la explotación de un recurso público como es la edición del Plaza Mayor, a un medio de comunicación. Se trata de un cambio cualitativo, porque un medio es un emisor que transmite contenidos informativos, un creador de opinión pública, y una empresa cuyos sus ingresos dependen de la publicidad.

Sin entrar en consideraciones legales, la utilización de la resolución de Alcaldía, para contratar de manera directa el boletín municipal Plaza Mayor, es claramente discriminatorio; y ha evidenciado un fin claro: dar el contrato a una empresa concreta. En este sentido, SORIANOTICIAS.com comparte el malestar de otros medios y empresas de comunicación por las formas con las que el Ayuntamiento de Soria ha otorgado la contratación del Plaza Mayor, y así lo quiere trasladar públicamente.

SORIANOTICIAS.com aclara que este malestar no va dirigido contra el medio contratado, Comunicación Desdesoria C.B., que como SORIANOTICIAS.com es una empresa joven y emprendedora, y a la que este medio le desea suerte en su proyecto. SORIANOTICIAS.com, simplemente, defiende legítimamente la petición de que una institución pública como el Ayuntamiento de Soria, que es de todos, respete el derecho a la igualdad de oportunidades y sea transparente.

Comentarios...