Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Sanz exige que el contrato del Plaza Mayor sea "la última adjudicación a dedo"

Actualizado 28/03/2014 07:14:12

El concejal popular Javier Sanz, ha pedido “una adjudicación limpia, transparente, y que esté libre de cualquier sospecha”, en alusión a la contratación del boletín Plaza Mayor, para la que solicitó su suspensión, y una nueva licitación pública.

Javier Sanz ha asegurado, en relación a la adjudicación del boletín Plaza Mayor, que “donde antes había una adjudicación a dedo, ahora hay dos adjudicaciones a dedo, de tapadillo y por la puerta de atrás”, habida cuenta, además, que la segunda de las dos resoluciones de Alcaldía se ha tenido que firmar porque, la primera, contemplaba una adjudicación ilegal". El concejal del PP se ha preguntado “¿qué hubiera pasado, si el Partido Popular no hubiera denunciado esta ilegalidad?”.

Javier Sanz ha denunciado “la inexistencia de una licitación pública y de publicidad del contrato”, lo que va en contra de “dar igualdad de oportunidades”, a pesar de que “en este Ayuntamiento siempre se han pedido, al menos, tres invitaciones en cada una de las contrataciones”; y “cuando eso no sucede, existe un informe técnico con el por qué”, una circunstancia que no se ha dado en esta contratación, porque “al margen de los intereses particulares que puedan existir, no existe ninguna circunstancia que justifique una adjudicación a dedo como la que se ha producido", ha señalado Sanz.

Por eso, el grupo popular ha denunciado “los abusos de poder de Carlos Martínez que, amparándose en la mayoría absoluta, viene realizando durante toda la legislatura”; y “no todo vale en política”, porque “Carlos Martínez es alcalde de todos los sorianos, de los que son sus amigos y de los que no son sus amigos”, ha manifestado Sanz.

El PP ha exigido que “esta sea la última vez que existe una adjudicación a dedo en el Ayuntamiento de Soria”; y que se recupere la costumbre de pedir al mes tres ofertas en todas y cada una de las licitaciones”.

Además, Javier Sanz ha recordado que este contrato del Plaza Mayor fue adjudicado “mediante una tramitación llena de irregularidades y de ilegalidades”; y se ha referido a las “irregularidades de carácter invalidante de la solicitud registrada por la empresa, porque no había destinatario, no había remitente y tampoco existía ningún tipo de firma”. Según Sanz, lo que en “cualquier administración se hubiera desestimado por defectos formales legales, en este Ayuntamiento no sólo se tramitó, sino que fue la adjudicataria”, ha concluido Sanz.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información