Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
¡Pon una estafa en tu vida, vota PPSOE!

¡Pon una estafa en tu vida, vota PPSOE!

OPINIóN
Actualizado 02/04/2014 10:05

François Hollande llegó al Eliseo enarbolando un discurso de izquierdas para después hacer todo lo contrario. El pueblo se lo ha hecho pagar en las últimas elecciones en las que ha sufrido un descalabro sin paliativos

En las pasadas semanas pudimos escuchar de manera explícita de boca de un relevante miembro del PSOE, nada más y nada menos que el anterior secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, lo que debería hacer su partido en la próxima legislatura: un pacto con el Partido Popular. Lógicamente, los candidatos a liderar en el futuro el PSOE han abominado de tal idea, supongo que no tanto por el fondo de la propuesta (llevan tantos años haciendo las mismas políticas...), sino por la inoportunidad de hacerlo público de manera tan clara y sobre todo, por la impopularidad de la propuesta entre su electorado teniendo en cuenta que estamos a las puertas de un nuevo proceso electoral.

Ayer mismo otro insigne miembro del PSOE vino a aguar de nuevo la fiesta a los ilusos que todavía piensan que su partido es de izquierdas: José Bono ex barón y referente del universo socialista vino a decir en una entrevista en TVE que lo que el PSOE tiene que hacer es "ocupar zonas templadas y moderadas y no competir para quitarle el voto a IU". Algo que ya vienen haciendo sus homólogos europeos y que por lo general les está haciendo caer en picado elección tras elección.

Los pioneros fueron los alemanes allá por el año 2000. Gerhard Schröeder inauguró el ciclo de pactos en abierto con la derecha de Merkel en detrimento del acuerdo con Die Linke, la Izquierda alemana. El resultado ha sido un retroceso brutal en las condiciones de vida de millones de alemanes que tienen que recurrir a varios minijobs para completar sus míseros sueldos y pensiones. Y por supuesto, la caída electoral de los socialistas alemanes que desde entonces ni tienen credibilidad entre la izquierda social ni han levantado cabeza.

Algo parecido le ha pasado al PSF encabezado por François Hollande. Llegó al Eliseo enarbolando un discurso de izquierdas para después hacer todo lo contrario. El pueblo se lo ha hecho pagar en las últimas elecciones en las que ha sufrido un descalabro sin paliativos. Por no hablar de Grecia, donde el Partido Socialista Panhelénico PASOK pasará a ser una fuerza testimonial si el sentido común de sus líderes no lo remedian y siguen apoyando las políticas impuestas por la Troika que masacran al pueblo.

Para quienes pensamos desde la izquierda, todo esto no es nuevo: en España llevamos desde el comienzo de nuestra democracia comprobando el papel que tiene encomendado el PSOE: servir de dique de contención de las fuerzas revolucionarias que exigen justicia e igualdad. Mantener de palabra un discurso para hacer lo contrario. Recordemos a Alfonso Guerra y su perorata sobre los descamisados mientras su compañero Carlos Solchaga, ministro de economía a la sazón, se vanagloriaba de que España fuese el país en el que con mayor rapidez alguien podía enriquecerse.

Les ha resultado fácil mantener esa ambigüedad mientras ha habido dinero. Porque es innegable que en materia social, el PSOE ha sido socialdemocrata. Ha habido una buena red asistencial con las migajas que le sobraban al sistema capitalista. El problema viene ahora, cuando hay que definirse y marcar prioridades. Y el PSOE se las marcó cuando de acuerdo con el PP, cambió la constitución para imponer un techo de gasto en la constitución (art 135) y que por encima de todo, lo primero que se pagase fuera la deuda. Sacrificando a gran parte de este país al hambre y a la miseria

La pasada semana Izquierda Unida presentó en el parlamento andaluz una propuesta para que la Junta de Andalucía exigiese derogar el techo de gasto marcado en el citado artículo de la constitución. Pues bien, haciendo caso a Zapatero y a Bono, el PSOE de Andalucia se alió con el PP y voto en contra de la propuesta. Por encima del hambre, de la miseria y la dignidad, los primeros en cobrar han de ser los especuladores. Los estafadores.

Comentarios...