Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
COPISO y su grupo industrial alcanza en 2013 un negocio de más de 217 millones

COPISO y su grupo industrial alcanza en 2013 un negocio de más de 217 millones

SORIA RURAL
Actualizado 13/06/2014 23:24

A los 157,6 M? de la facturación de la cooperativa se suman los 60 M? de las empresas del grupo. Los kilos de pienso fabricados en 2013 suman 188.532.516, un 2,54% más. El desarrollo de ICPOR propicia un aumento de la venta total de cerdos del 15%. La inversión realizada en el ejercicio 2013 alcanza los 5.135.338 euros.

El volumen de negocio de COPISO y su grupo industrial alcanzó en el año 2013 más de 217 millones de euros, al sumar los 157,6 millones de euros de la facturación de la cooperativa y los 60 millones de la facturación de las empresas del grupo. El balance de la actividad de la cooperativa soriana tiene que considerar este nuevo parámetro económico de la facturación del grupo, que hasta ahora no tenía un peso significativo, pero que ya es parte importante del negocio de COPISO.
El crecimiento de actividad ha llevado a la cooperativa soriana a crear un grupo empresarial, que lo integran, en este momento, seis sociedades en las que COPISO tiene participación. Son ICPOR Soria S.L, para integraciones porcinas, constituida con la empresa INCARLOPSA; Sinova Pork S.L., para integraciones porcinas, creada con Cárnicas Villar S.L.; AIM Soria AIE, centro de inseminación porcina, con Topigs Ibérica S.L.; FERTIDEYCO, fertilizantes, con el Grupo Delso; FERTICYL (Fertilizantes Compactados de Castilla y León S.L.); COOPCYL, central de compras de suministros agrarios de cooperativas de Castilla y León; y Biocombustibles Forestales S.L., para biomasa. Son sociedades que COPISO va creando, en la medida que van surgiendo las necesidades, dentro de los objetivos que la cooperativa se va trazando, y siempre desde la responsabilidad.
En cuanto al volumen de facturación de la cooperativa, el año 2013 terminó con 157.649.935 euros, es decir, un 3,69% menos que el ejercicio anterior de 2012, que alcanzó 163.694.917 ?. La causa de este descenso se ha debido, principalmente, a la reducción del precio de las materias primas agrícolas, y a la baja cosecha de la campaña 2012/2013. Sin embargo, los datos finales de volumen de actividad de COPISO son ?un año más- positivos, incrementándose la actividad y el negocio de la cooperativa soriana.
Para este año 2014, y siempre desde la cautela, debido a la complejidad del sector agroalimentario, las previsiones de COPISO son esperanzadoras, con un incremento de facturación en torno al 8%, aunque existen incertidumbres en cuanto a las expectativas de cosecha de esta campaña, que lógicamente repercutirá en la actividad de la cooperativa y en la de los socios.
Los sectores y actividades en las que trabaja COPISO están manteniendo un buen comportamiento, lo que permite a la cooperativa ser optimista, a pesar de la difícil coyuntura de la crisis económica. En porcino, las previsiones de resultados también son positivas, principalmente para el segundo semestre del año.
Hay que destacar la inversión realizada por COPISO en el ejercicio de 2013, que asciende a 5.135.338 euros. El montante principal de la inversión se ha llevado a cabo en la segunda fase de las obras del complejo industrial del polígono de Valcorba, centradas en la construcción de la nueva fábrica de piensos, cuya puesta en marcha está prevista para este verano de 2014. A 31 de diciembre de 2013, la inversión acumulada en las nuevas instalaciones de Valcorba ascendía a 12.855.176 ?.

La fabricación de pienso crece un 2,54%

En cuanto a la fabricación de pienso, los kilos fabricados sumaron en 2013 un total de 188.532.516, con un incremento de 4.665.516 kilos (+2,54%) respecto al ejercicio anterior (163.943.292 kilos). Es de destacar el aumento del 87,26% de distribución de pienso a ICPOR, que representa el 31% de la producción de pienso de la cooperativa.
Este ejercicio ha venido marcado por el lamentable accidente ocurrido el pasado 13 de junio de 2013, que provocó la paralización total de la actividad en la fábrica de piensos. Desde ese momento, la fabricación y suministro de pienso se organizó desde diferentes fábricas, de Soria y otras provincias del entorno, lo que supuso un cambio en la organización del trabajo y un mayor coste. A pesar de ello, las incidencias han sido mínimas y los resultados de esta actividad han sido muy aceptables.
Los responsables de COPISO, desde el primer momento del siniestro, y por encima de cualquier otra consideración, priorizó la recuperación de los tres heridos, que era lo realmente importante, y que supuso un golpe duro para el grupo humano que conforma la cooperativa. Afortunadamente, los tres accidentados ?un año después- se encuentran incorporados al trabajo, y con una situación y condiciones laborales y profesionales mejoradas.
El volumen de cerdos vendidos a lo largo de 2013, de granjas propias y de integración, sumó 445.811 animales, de los que 295.811 pertenecen a COPISO y 150.000 a la sociedad ICPOR. Este número total de animales, gestionados desde el grupo, representa un incremento del 15% respecto al año anterior.
Este año entró en vigor la normativa sobre bienestar animal. El cumplimiento de esta norma supuso la adaptación de todas las granjas, con una inversión importante, que se ha ido realizando en años anteriores. La adaptación ha sido positiva, ya que no ha habido deterioro en ninguno de los ratios de productividad, con relación a otros años.
La circunstancia de abarcar todo el ciclo productivo y comercial, incluida la producción agrícola de materias primas y la fabricación de piensos, permite a la cooperativa soriana lograr unos mejores índices productivos y de rentabilidad, situándose en el rango medio-alto del sector porcino español. La clave del modelo de COPISO está en que la producción agrícola y la ganadera van de la mano. Las dos actividades se complementan y se benefician mutuamente, gracias a un modelo cooperativo integrador que han forjado los socios, conseguido después de años de trabajo, de esfuerzo y de implicación del campo soriano.
Respecto a los cereales, la campaña 2012-2013 finalizó con una comercialización de 58.605 toneladas a lo largo del ejercicio 2013, a lo que hay que sumar las 128.219 toneladas de la buena campaña 2013-2014, cuya comercialización se cerrará a lo largo de 2014.
En cuanto al girasol, la cooperativa recogió de los socios en otoño de 2013 un volumen de 13.147 toneladas, lo que significa un incremento del 71% respecto al año anterior, debido a los buenos resultados de la cosecha.
El volumen de ventas de fertilizantes durante el año 2013 fue de 34.519 toneladas, un 14,25% más que en 2012, de las que 19.969 toneladas son abono y 14.549 nitrato. El volumen de facturación de fitosanitarios fue de 1.990.997 ?, con un incremento en relación al año anterior del 16,21%. Además, el volumen de negocio facturado en el conjunto de semillas de cereales y oleaginosas ha sido de 1.502.056 ?, un 8,34% más que en el pasado año. El total de kilos seleccionados, en el conjunto de las 7 seleccionadoras, ha sido de 12.116 toneladas, con un incremento del 9% en relación al año anterior. El número de litros de gasóleo suministrados en 2013 llegó a los 6.747.195 litros, un 7,27% más que el ejercicio anterior.
El año 2013 se cerró con 1.231 socios, tras 32 bajas y 28 altas. Los ceses de actividad y las jubilaciones son las causas de este cambio de número. La provincia de Soria está condicionada por una baja densidad de población y envejecida, lo que provoca una falta de relevo generacional en las explotaciones agrícolas y ganaderas. Sin embargo, COPISO ha convertido este hándicap en fortaleza, ya que compensa y asume las circunstancias demográficas, con el hecho de ser empresarios ganaderos. La plantilla de COPISO, a diciembre de 2013, era de 90 trabajadores con contratos estables, lo que supone 2 empleados más que a finales de 2013. Pero a esta cifra hay que sumar el empleo indirecto que genera la actividad de COPISO, a través de las empresas externas de servicios y las del grupo.
COPISO obtuvo en 2013 unos beneficios, después de impuestos, de 1.819.706 euros. Además, ha repartido unos excedentes de 1.677.837, que se devuelven a los socios, de manera proporcional a la actividad que desarrollan en la cooperativa. Los fondos propios se situaban a 31 de diciembre de 2013 en 13.113.763 ?, con un incremento del 16% en relación al año anterior. Este incremento se debe principalmente a las aportaciones a capital social como consecuencia de los excedentes de facturación y a la distribución del resultado del ejercicio 2012.



Comentarios...