Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

Caja Rural y Cámara de Comercio ofrecen servicios financieros preferentes a las pymes

Martínez Izquierdo y Sánchez Barreiro en la firma del convenio. / SN
Martínez Izquierdo y Sánchez Barreiro en la firma del convenio. / SN
Actualizado 21/07/2014 20:07:45

Ambas entidades se muestran esperanzadas en el repunte de la economía, si bien consideran que el empleo no crecerá al ritmo de otros años.

La Caja Rural de Soria y la Cámara de Comercio e Industria han suscrito un convenio de colaboración por el que la entidad financiera ofrecerá ventajas especiales a los asociados a la institución cameral a la hora de acceder a créditos.

Así, los emprendedores o las pequeñas y medianas empresas podrán surtirse de fondos en función de sus necesidades, para lo que se han establecido cuatro líneas específicas.

Por un lado, estas herramientas financieras pasan por cuentas de crédito con un importe máximo de 30.000 euros para lo cual los interesados en acceder al mismo habrán de estar en posesión de una póliza con Rural Grupo Asegurador (RGA) o suscribirla en su momento. Las condiciones financieras contempladas en este capítulo tienen una comisión de apertura del 1% sobre el capital concedido, sin gastos de comisión de estudio y con un gasto del 0,25% de comisión sobre el saldo medio no dispuesto. El interés será marcado por el Euribor en 12 meses junto con un diferencial del 3,75%. Igualmente, la comisión de apertura se verá reducida al 0,50% en el caso en el que el contratante disponga de un seguro o más cuya prima supere los 200 euros anuales.

En la segunda opción presentada, llamada ‘ICO Liquidez’, no tiene gastos de apertura ni de estudio, y por la misma se abonarán los intereses, sin amortizar el capital, cancelándose al año o renovándose en su caso, aquí en función del tipo que esté en ese momento.

En tercer lugar, ofrecen financiación para nuevas inversiones, pudiéndose beneficiar autónomos, comercios, pymes y en general, todos los asociados a la Cámara que lleven a cabo inversiones productivas en la provincia y requieran financiación para adquirir un activo productivo fijo, nuevo o de segunda mano, y donde se contemplan vehículos industriales y turismos. En cuanto al importe máximo de financiación es de 75.000 euros, con una o varias operaciones por cliente y año. Ya en la amortización, esta línea contempla un plazo de uno a cinco años, además de otro de carencia opcional y abriendo la posibilidad de ampliar estos períodos para determinadas inversiones, siempre en función del criterio de la Caja Rural.

En este mismo apartado, la comisión de apertura queda fijada en el 1% para todos los plazos de amortización, reduciéndose medio punto en el caso en el que el seguro obligatorio del bien en cuestión sea contratado con RGA con una prima anual de 400 euros. En cuanto a los intereses, en un año se aplicarán los que figuran en el ICO, con una apertura del 0%; para dos y tres años será del 5,5% fijo, mientras que para 4 y 5 anualidades será del 6%. A largo plazo, se aplicarán las condiciones del ICO. Cabe señalar que será obligatorio contratar el seguro del activo objeto de la financiación con RGA.

Y por último, en el apartado para jóvenes emprendedores, se contempla un importe máximo de 30.000 euros con el que financiar la inversión o anticipar la subvención y cuenta de crédito para financiar el circulante. El plazo de este préstamo es hasta seis años además de uno de carencia y también de un año para cuentas de crédito. Por otro lado, no se contemplan comisiones de apertura, ni de estudio ni de cancelación. El tipo de interés es el Euribor de los últimos doce meses más el 3,75%.

Los interesados en esta línea deberán mostrar que la iniciativa “sea financiable por sí misma sin más garantías que el propio proyecto”, según ha explicado el director de la entidad financiera, Domingo Barca, quien por otro lado se ha mostrado esperanzado en el resurgir de la economía soriana, ya que se han cubierto los 8,9 millones de euros asignados a la provincia en las Ayudas para Reindustrialización, lo cual es un “síntoma bueno”, si bien ha matizado que las demandas deberán ser “auxiliables o financiables”.

Repunte de la economía

Durante la firma del convenio, que ha sido rubricado por el presidente de la Caja Rural Carlos Martínez Izquierdo y por su homóloga Pilar Sánchez Barreiro, ambos han mostrado su confianza en el repunte de la economía, si bien con matices y no con la misma intensidad en los años de bonanza económica.

Martínez ha observado aquí que las bazas por la que se debe de apostar son “la agroalimentación y el equipamiento” ofreciendo competitividad ya que la exportación ahora es un factor “determinante”. También ha mostrado su esperanza en la mejora de la economía ya que se está creando empleo por debajo del 2,5 del PIB, aunque ha observado que “no crecemos con el dinamismo anterior, pero sí de forma sostenida, lenta y constante”.

Sánchez ha alabado la opción que ofrece la Caja Rural en una “gran disponibilidad” por la que se brinda apoyo al activo circulante, “talón de Aquiles” que se viene arrastrando y que es una de las demandas del empresariado. Coincidiendo con Martínez, ha comparado las cifras de este año con las del mismo periodo de 2013, donde “se han abierto más empresas en este tiempo”, lo cual supone un “despegue” de la actividad productiva que viene dado por la confianza de las empresas. De igual modo, ha abogado por las nuevas tecnologías para lograr riqueza y empleo.

comments powered by Disqus
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información