Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Construir ‘Vida’ en 700 horas

Construir ‘Vida’ en 700 horas

PROVINCIA
Actualizado 14/11/2014 11:28

Un agredeño completa un puzle de 24.000 piezas en un reto personal que surgió "por casualidad" en una meta en la que constancia y paciencia han marcado esta pauta de ocio.

"Me lo planteé como un reto, sin agobiarme y sin marcarme tiempos". Así es como decidió Eduardo Ruiz embarcarse en esta aventura que le ha llevado completar un rompecabezas de 24.000 piezas que lleva el título 'Vida'. Un mural de 4,3 metros de largo por 1,5 de ancho.

La destreza de este diplomado en Empresariales agredeño ya apuntaba en su vida infantil, según cuenta. "Cuando era pequeño era rapidísimo", recuerda, señalando por cierto que "la curiosidad siempre me ha empujado a completar puzles". De hecho en su colección cuenta con formatos que van de las 500 a las 1.500 piezas que guarda a buen recaudo. Uno de ellos es personalizado y le fue regalado hace escasos meses.

Sin embargo, 'Vida', por su gran tamaño, ha querido 'inmortalizarlo', preparando un bastidor con iluminación propia con el fin de mantenerlo así para siempre. Deja de este modo constancia de las 700 horas que ha empleado hasta colocar la última de las piezas.

Sin ser amigo de los récords, Eduardo explica que también hay puzles para concursos como el Guiness, si bien éstos "no tienen la calidad que me gusta, por lo que he preferido garantizar el trabajo con este de ahora".

A la hora de afrontar tamaña tarea, el que también es músico (es miembro de la banda municipal y pertenece a la charanga Toscaína), devela algunos de los 'trucos' con los que ha llevado a buen término su afán. "Lo primero que hice fue distribuir por formas y por colores las fichas, poniéndolas en cajas", de este modo fue continuando su estrategia para ir casando piezas, aunque el panel en sí tenía áreas que fueron más dificultosas. "La parte inferior derecha fue la más complicada", dice, sin olvidar que también contó un el aliento de su madre, Milagros, quien le ayudó en la clasificación inicial.

También admite que pese a tomárselo con calma, -"esto me podía relajar" asegura- sí que en algunos momentos se sentía enganchado a este propósito, aunque sin llegar a la desesperación. "Muchas noches soñaba con piezas, colores, formas", bromea, pese a lo cual no perdió el sueño y continuó con mayor impulso.

Ahora, ya barnizado y colocado debidamente en la pared de su cochera, Eduardo muestra el puzle con orgullo en la materialización de una idea que surgió "por casualidad".
Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información