Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Burbujas

Burbujas

OPINIóN
Actualizado 17/11/2014 10:59

La última burbuja que se ha aparecido flotando por el aire es política y se llama PODEMOS. Resulta impresionante la avidez con la que muchos se han subido a esta formación vaporosa y de débiles paredes programáticas. Es una burbuja con pretensiones de ola

Las burbujas son como el fuego, como los copos de nieve y como las corrientes de agua. Nos gusta mirar una hoguera, los vaivenes de la nieve cayendo, las burbujas flotando en el aire..., ejercen sobre los mortales un intenso e hipnótico poder de atracción. Y aunque todos son elementos efímeros, hay algo en las burbujas que las hace diferentes. El fuego deja rescoldos, la nieve se transforma en agua. El agua se solidifica. O se evapora, pero aún vapor, podemos seguirle el rastro, y ahí están las nubes. Lo inquietante de las burbujas es que desaparecen sin dejar huella. Explotan, salpican, manchan... y desaparecen.

También en la vida cotidiana hay quien vive hipnotizado por las diversas burbujas que aparecen ante sí. Han sido muchas las que hemos conocido en los últimos lustros. Y es posible que cuando los historiadores analicen estos años convulsos que ahora vivimos, los bauticen como la era de las burbujas: la bursátil, la inmobiliaria, la burbuja puntocom, la financiera, Forum Filatélico, Afinsa... todas diferentes pero todas con un denominador común: la avaricia de unos ha empobrecido a muchos. Llamados por el dinero fácil y rápido han terminado arruinados demasiados. Ruinas económicas y ruinas vitales.

La última burbuja que se ha aparecido flotando por el aire es política y se llama PODEMOS. Resulta impresionante la avidez con la que muchos se han subido a esta formación vaporosa y de débiles paredes programáticas. Es una burbuja con pretensiones de ola. No me extraña el hecho de que sus militantes asuman una a una todas las propuestas del gurú sin rechistar, porque por lo general se trata de ciudadanos que también antes consentían todo a sus antiguos patrocinados, que no eran otros que el PP y mayormente el PSOE. Lo preocupante es que ahora, aquellos que tanto se equivocaron y tanto consintieron, tienen la certeza de llevar la razón. Y eso es malo, muy malo.

No me cabe ninguna duda de que la burbuja explotará. Todo lo que sube, baja. Y lo que sube rápido, cae a plomo. Y cuando alguien espera mucho, siempre quedará insatisfecho. Lo que me provoca inquietud es lo que pasará después, hacía donde dirigirán todas esas personas sus fuerzas e ilusiones cuando queden descabalgados de la ola, cuando la pompa se rompa y se encuentren con que sus ansias infinitas de algo, han quedado reducidas a nada.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información