Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Reclaman 1.650 bomberos más en Castilla y León

Reclaman 1.650 bomberos más en Castilla y León

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 19/11/2014 19:26

Las plantillas de los parques y servicios de extinción de la Comunidad suman unos 900 efectivos, pero se necesitarían crear plazas nuevas hasta contar con 2.550 profesionales.

En Castilla y León faltan unos 1.650 bomberos profesionales para cubrir adecuadamente las necesidades de los parques y servicios de extinción de incendios. Las plantillas tienen ahora un total de 900 bomberos, cuando se necesitarían unos 2.550 profesionales. Esta es una de la conclusiones del debate sobre intrusismo celebrado esta mañana, en las II Jornadas Técnicas de Bomberos Profesionales organizadas por CSI-F, y que se han clausurado este mediodía.

El incremento de los llamados bomberos voluntarios, que se están impulsando desde algunas administraciones, suponen un riesgo para la calidad y la eficiencia de los servicios de extinción de incendios, que deben contar con personal profesional adecuado, con la formación y la especialización suficiente.

500 voluntarios

En Castilla y León hay unos 500 bomberos voluntarios, según se ha señalado en el debate, tras la aprobación de la Ley 4/2007, pero los profesionales de este cuerpo reiteran la necesidad de que las administraciones oferten más plazas de bomberos profesionales. Así, han remarcado que hay que regular las funciones y la actividad de los bomberos voluntarios, y denuncian que algunas administraciones contratan bomberos voluntarios con el único fin de ahorrar dinero, sin pensar en la calidad del servicio que les compete atender.

"Un bombero voluntario podría negarse a seguir una orden, o a intervenir en ciertas condiciones de peligrosidad, sin consecuencias para él; mientras que el bombero profesional está obligado a la obediencia, y a su deber del socorro y auxilio", han recordado en el debate.

De iguial modo, han incidido en que el bombero voluntario tiene que actuar bajo las órdenes de los profesionales, o que el seguro que tiene el voluntario no cubre un accidente si ocurre durante unas prácticas. Un detalle que evidencia "lo que es tener un servicio mal preparado, mal pagado y poco efectivo ante emergencias".

Por otra parte, en el encuentro también se ha aludido a la precariedad y deficiencias de los servicios de extinción de incendios en el medio rural. En este sentido, los participantes han coincidido en que la mayoría del año las necesidades se cubren con voluntarios, contratándose a personal sólo durante el periodo estival. Esto implica que la capacidad de respuesta ante los incendios de importancia, fuera del verano, "es muy limitada" han insistido.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información