Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Cómo se interpreta el Mensaje de Valladolid en Argentina

Cómo se interpreta el Mensaje de Valladolid en Argentina

OPINIóN
Actualizado 22/11/2014 11:42

Es esta la reflexión de un soriano argentino que fue llevado en brazos, apenas nacido, al Centro Soriano Numancia de Buenos Aires, y que creció en esa Casa entre paisanos inmigrantes, conociendo todos los pasos de su infancia y primera adolescencia entre sus paredes, iniciando amistades que aún hoy perduran.

En el año 1968, la colectividad soriana sufrió un duro golpe al ver cómo el progreso de la ciudad de Buenos Aires, en su crecimiento urbanístico hacia el sur, se llevó su sede por delante, condenando al Centro Soriano a un futuro nómada que fue paliado parcialmente por los burgaleses de ese entonces, que nos invitaron a compartir su propiedad, comenzando una nueva etapa. Ya no había reuniones diarias, pero el sentido de unidad del Centro Soriano siguió vigente, y la convocatoria a los distintos eventos que se realizaban superaba a otras Casas con sede propia y más socios.

Comenzó luego una decadencia general de las Casas Regionales, coincidente con la caída de la inmigración española masiva, hasta que apareció un hecho nuevo ya en este siglo. En el año 2005 visitó Buenos Aires el Excmo. Presidente de la Junta de Castilla y León, Don Juan Vicente Herrera Campo, quien puso en valor a la EMIGRACION, y les dijo a los paisanos que la emigración era una prioridad para la Junta de Castilla y León. Comenzaba una nueva etapa a partir de su gestión. En ese encuentro multitudinario de castellanos y leoneses, tuve el placer de concurrir convocado por mis antecedentes familiares.

Debo reconocer que las palabras del presidente de la Junta de Castilla y León prendieron fuerte en mi mente y, sobre todo, en mi corazón, lo que me llevó a movilizar a otros hijos de sorianos para sumar a los paisanos al mensaje que llegaba de Valladolid, y reposicionar a la Casa de Soria, la más antigua de las casas regionales en Argentina. Así logramos mostrar ante propios y extraños, sobre todo autoridades argentinas y españolas, nuestra creatividad para realizar eventos de magnitud, resaltando los valores de la cultura y la tradición de Castilla y León y sus gentes, a partir de lo que habíamos recibido de los inmigrantes sorianos.

Los habitantes de Buenos Aires y en particular la colectividad española asistió a gran número de eventos de resonancia, por su valor cultural, pero quiero quedarme en dos hechos importantes .

En 2010, el jefe de Gobierno de la ciudad autónoma de Buenos Aires firmó un decreto, declarando de interés de la ciudad los festejos del centenario del Centro Soriano Numancia, y la Legislatura de la Ciudad rindió homenaje a la Casa de Soria.

A partir del 2012 se viene realizando en Buenos Aires la Semana de Soria, con muestras fotográficas llegadas de Soria, actuación de artistas y la reedición del Certamen de Cortos Ciudad de Soria, con la activa colaboración y compromiso de su director, D. Javier Muñiz. En este evento, que se ha convertido en uno de los más importantes de los castellanos-leoneses en el país, participan el Gobierno de la ciudad, la Embajada de España y el Ayuntamiento de la ciudad de Soria. En toda esta actividad, contamos con el auspicio institucional y económico de la Junta de Castilla y León, a través de la Dirección de Políticas Migratorias.

No fue poca nuestra sorpresa cuando, hace pocos días, el presidente de la Casa nos convocó para decirnos que el actual presidente del Centro Burgalés le había solicitado un alquiler, por el precario pero muy querido espacio que ocupamos en ese Centro , superior a nuestras posibilidades de pago, y que de no acceder al mismo deberíamos abandonar el Centro Burgalés. Ese pequeño ámbito era todo un símbolo de la emigración soriana en Argentina, y el arcón de 104 años de recuerdos vivientes en la memoria de muchos paisanos.

Este planteo contrasta no solo con la actitud de aquellos burgaleses que nos acogieron hace más de 30 años, sino con el mensaje que casi a diario nos hace llegar la Junta de Castilla y León sobre la solidaridad entre paisanos. No quiero opinar sobre las razones de esta decisión, pues temo que la emoción pueda superar a la razón, pero sí es claro que hay una insensibilidad manifiesta y de difícil comprensión, para gente de avanzada edad, como son los viejos inmigrantes sorianos.

Es muy difícil mudar y guardar muebles y documentos de 104 años de vida. Hemos perdido algunos, pero ya nos hemos ido y, seguramente, alguna otra Casa permitirá a nuestra directiva reunirse en su sede. Lo que si tenemos en claro los sorianos es que seguiremos de pie y unidos, como siempre, más allá de las dificultades que se presenten y de la incomprensión de quienes debieran entender en esta tierra, el valor del fenómeno migratorio como bien lo entendiera en su momento el señor presidente de la Junta de Castilla y León, al enfrentarse con el colectivo castellano-leonés, en aquel multitudinario almuerzo del año 2005.

Alfonso V. Alvaro Esteban. Ex-presidente del Centros Soriano Numancia de Buenos Aires.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información