Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Defienden la incorporación de jóvenes y mujeres para evitar la despoblación en zonas de montaña

Defienden la incorporación de jóvenes y mujeres para evitar la despoblación en zonas de montaña

SORIA RURAL
Actualizado 19/01/2015 19:06

La Consejería de Agricultura y Ganadería destinará más de 133 millones a medidas concretas dirigidas para fijar población en las zonas rurales y de montaña de la Comunidad.

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha comparecido esta mañana en el Senado ante la Comisión especial de estudio sobre despoblación de las zonas de montaña. En su ponencia, ha expuesto las distintas medidas que Castilla y León ha puesto en marcha y las estrategias que, con el horizonte 2020, se están desarrollando para garantizar el futuro del medio rural. En 2015, la Consejería de Agricultura y Ganadería destinará más de 133 millones de euros -un 77 % más que en 2014- a las medidas concretas dirigidas para fijar población en las zonas rurales y de montaña de la Comunidad.

La baja densidad de población, la dispersión geográfica y el alto grado de envejecimiento son amenazas del medio rural y, por lo tanto, también de las zonas de montaña de Castilla y León. Durante su intervención ante la Comisión especial de estudio sobre las medidas que poder desarrollar para evitar la despoblación de las zonas de montaña del Senado, la consejera Silvia Clemente ha explicado la política agraria desarrollada por su departamento, con especial incidencia en las acciones realizadas para fomentar el asentamiento de población en el medio rural.

La política agraria desarrollada por Castilla y León en el periodo 2007-2013 ha apostado de manera prioritaria por mejorar la competitividad del sector agrario y su industria agroalimentaria, abordando para ello los siguientes objetivos: mejora y modernización de regadíos y de infraestructuras, incorporación de jóvenes, procesos de formación, investigación y desarrollo tecnológico, disponer de una industria modernizada, la apuesta por la exportación, el apoyo a las Denominaciones de Origen y Marcas de Calidad y una marca de territorio que apoya al sector, como es 'Tierra de Sabor'.

Para avanzar en el desarrollo de estos objetivos, la Junta de Castilla y León ha desarrollado las siguientes herramientas: la Ley Agraria, el Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 y las estrategia 'Futura Alimenta 2014-2017' y 'Agrohorizonte 2020'.

La Ley Agraria dota al sector de un marco normativo estable, moderno, completo y diseñado para facilitar el ejercicio de la actividad agraria y agroalimentaria en condiciones de máxima competitividad. Da respuesta a los grandes retos a los que se enfrenta el sector agrario y agroalimentario: envejecimiento, poca participación de la mujer en la actividad económica, y mayores dificultades de competitividad para las actividades empresariales. Otra de las herramientas es el nuevo Programa de Desarrollo Rural 2014-2020, que con más de 1.800 millones de euros, constituye el soporte financiero más importante de la política agraria regional de los próximos siete años.

La estrategia autonómica de apoyo integral al sector agroalimentario, 'Futura Alimenta 2014-2017', establece las líneas de actuación para impulsar el empleo y el autoempleo, para facilitar la financiación de las empresas agroalimentarias y para potenciar la internacionalización de los productos agroalimentarios de Castilla y León. Y la estrategia 'Agrohorizonte 2020' es la iniciativa que fija los objetivos que se deben alcanzar hasta 2020 en los sectores agrario y agroalimentario. Esta establece que para la proyección de ambos sectores se deben apoyar siete sectores estratégicos de la Comunidad: vacuno de leche, ovino, remolacha, ibérico, cultivos herbáceos de alto valor añadido, cultivos hortofrutícolas y patata, y vino.

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha desarrollado, dentro de estas herramientas, una seria de medidas concretas dirigidas a fijar población en las zonas rurales y de montaña de Castilla y León: el fomento de la incorporación de jóvenes a la actividad agraria; la mejora de la competitividad de las explotaciones agrarias; la indemnización compensatoria en zonas de montaña; el apoyo a la industria agroalimentaria; y el fomento de la actividad económica en las zonas rurales. Todas estas actuaciones, como ha asegurado la consejera, supondrán este año más de 133 millones de euros de presupuesto, un 77 % más que en 2014.

Fomento de la incorporación de jóvenes

Castilla y León ha sido la comunidad autónoma con mayor demanda y con mayor número de jóvenes incorporados -más de 3.000 jóvenes- en el periodo 2007-2013. Para los próximos años, para el periodo 2014-2020, la Consejería de Agricultura y Ganadería confía en que se incorporen a la actividad agraria más de 5.000 jóvenes, lo que supone incrementar un 67 % los jóvenes incorporados con respecto al periodo anterior. La Ley Agraria hace hincapié en la importancia de este objetivo y contempla la incorporación de jóvenes al sector agrario y agroalimentario como una de las actuaciones transversales en todo el texto normativo.

En la nueva PAC 2014-2020 se establece una ayuda a los jóvenes. En concreto, los agricultores o ganaderos instalados por primera vez o haber iniciado la actividad agraria en los cinco años anteriores podrán beneficiarse de un complemento de un 25 % sobre el valor medio de los derechos de pago base que dispongan, hasta un máximo de 90 hectáreas. Además, como novedad, en la convocatoria de ayudas para jóvenes y modernización dentro del Programa de Desarrollo Rural de este año, se ha incrementado el importe de las ayudas, pudiendo llegar hasta los 70.000 euros por joven, el importe máximo de ayuda permitido por la Unión Europea. Entre ambas medidas, el presupuesto para la incorporación de jóvenes alcanzará, en el periodo 2014-2020, un total de 120 millones de euros. Para este año, esta medida cuenta con un presupuesto de 20 millones de euros, que supone casi triplicar la cifra de 2014.

Mejora de la competitividad de las explotaciones agrarias

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha centrado sus objetivos en conseguir explotaciones agrarias cada vez más competitivas, más profesionales, y con una mejor orientación productiva y empresarial. Para ello, en el periodo 2007-2013 se apoyó la labor de 7.191 explotaciones, con una ayuda de 229 millones de euros, que a su vez ha permitido la generación de una inversión total de 461 millones de euros. La Ley Agraria regula las condiciones de la explotación agraria, establece un marco de actuación que tiene como finalidad optimizar la estructura de la base territorial de las explotaciones y que fija un sistema de apoyos y ayudas proporcional a las necesidades de cada explotación, al objeto de conseguir su eficiencia y máxima rentabilidad.

El Gobierno autonómico continuará apoyando, en el periodo 2014-2020, la mejora de la competitividad de las explotaciones prueba de ello es que esta medida contará con un presupuesto de 200 millones de euros que permitirán actuar en casi 8.000 explotaciones.

Indemnización compensatoria en zonas de montaña

El apoyo a las zonas rurales de montaña es también un objetivo para la Unión Europea como lo demuestran las distintas políticas de desarrollo rural. En este nuevo periodo, 2014-2020, se mantiene también este apoyo directo a los agricultores o ganaderos que ejerzan su actividad en zonas de montaña, puesto que mediante el uso continuado de estas tierras, contribuyen a la conservación del medio rural. Actualmente, en Castilla y León unas 700.000 hectáreas están acogidas a esta medida, lo que supone el apoyo a más de 8.000 explotaciones al año. Durante el periodo 2007-2013 se ha consignado a esta medida un presupuesto de 72 millones de euros. Entre los requisitos para el acceso a estas ayudas se encuentra el que el agricultor radique en el municipio o la comarca agraria donde se encuentra su explotación.

En el nuevo Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020 se ha dado una mayor prioridad a las zonas de montaña sobre el resto de zonas desfavorecidas de Castilla y León, ya que el presupuesto de las ayudas para las zonas de montaña supone el 43 % del total de la medida, frente a un 28 % en el marco pasado. En concreto, para esta medida, en los próximos años, se destinarán 75 millones de euros dirigido a más de 8.000 explotaciones que ejercen su actividad en un territorio de más de 700.000 hectáreas. El presupuesto también crece en un 4 % sobre el de 2007-2013.

Apoyo a la industria agroalimentaria

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha concedido, desde 2007, ayudas a 1.885 proyectos productivos por un importe de 456 millones de euros, lo que ha permitido llevar a cabo una inversión total de 2.093 millones de euros y la creación de 4.480 nuevos empleos. En junio del año pasado nació 'Futura Alimenta Castilla y León 2014-2017', estrategia en la que se articulan medidas que van a ser desarrolladas de forma integral por todos los departamentos del Gobierno autonómico. Los objetivos de la estrategia para 2017 son incrementar el importe neto de la cifra de negocios hasta superar los 11.000 millones de euros, aumentar en un 15 % el valor de las exportaciones e inyectar financiación al sector por importe superior a los 280 millones de euros. La Consejería de Agricultura y Ganadería tiene previsto, en el periodo 2014-2020, un apoyo al sector agroalimentario de 179 millones de euros para apoyar 643 proyectos.

Fomento de la actividad económica de las zonas rurales

Las actuaciones de la Consejería de Agricultura y Ganadería dirigidas al fomento de la actividad económica en las zonas rurales se articulan en torno a dos actuaciones: ADE Rural y los grupos de acción local. ADE Rural es un proyecto desarrollado con la Consejería de Economía y Empleo cuyo objetivo general es la promoción y apoyo en las zonas rurales a los emprendedores y a la creación de empresas y la mejora de la competitividad empresarial de las existentes; con una especial atención a los emprendedores del sector agrario y agroalimentario, por ser la principal actividad económica en las zonas rurales de la Comunidad.

En 2014 ADE Rural inició su actividad a través de las "Oficinas del Emprendedor" situadas en las 52 Secciones Agrarias Comarcales de las que dispone actualmente la Consejería de Agricultura y Ganadería, prestando a los emprendedores rurales un servicio de asesoramiento y tutorización personalizado, para orientar sus iniciativas e inversiones y convertirlas en proyectos rentables y con futuro. Desde su puesta en marcha se han atendido 555 proyectos presentados, de los que 252 entran en el ámbito del sector agrario y agroalimentario; a dichos proyectos se les ha concedido financiación por un importe global de 2,5 millones euros.

En Castilla y León, 44 grupos de acción local han tenido actividad en el periodo 2007-2014; cubren todo el territorio rural de la Comunidad y han gestionado un total de 160 millones de euros en medidas dirigidas a apoyo a la industria agroalimentaria, a apoyo de proyectos productivos o al desarrollo de proyectos de cooperación.

Agenda para la Población de Castilla y León 2010-2020

Las medidas desarrolladas por la Consejería de Agricultura y Ganadería centradas en fomentar el asentamiento de población se enmarcan en la Agenda para la Población de Castilla y León 2010-2020, el principal instrumento del Gobierno autonómico que regula la política en materia demográfica. La Agenda, articulada en 167 medidas cuyo desarrollo se distribuye entre las nueve consejerías que conforman el Gobierno autonómico, consta de seis bloques que recogen en detalle las medidas orientadas a la emancipación de los jóvenes, el apoyo a las familias, la integración de los inmigrantes, el retorno de emigrantes y el impulso para favorecer la entrada de población procedente de otras comunidades autónomas.

La Junta de Castilla y León ha venido reclamando junto con otras comunidades autónomas que desde el Gobierno de España se pongan en marcha medidas globales ante la amenaza de la despoblación y que este asunto sea una prioridad en los diferentes programas de financiación de la Unión Europea.

Importancia del medio rural

Las zonas rurales de Castilla y León, con 90.564 kilómetros cuadrados, representan el 96 % de la superficie total de la Comunidad. Otro de los rasgos característicos de Castilla y León es su elevada altitud media y las montañas que la rodean en las que se localizan 735 municipios de montaña. El sector agrario y la industria agroalimentaria cobran especial relevancia en el medio rural de la Comunidad desde el punto de vista de su capacidad para generar actividad y crear empleo en las zonas rurales. Se trata de unos sectores a los que se dedican 100.000 personas y que aportan el 11 % del PIB autonómico.

Las zonas rurales de Castilla y León, con 90.564 km2, representan el 96 % de la superficie total de la Comunidad. Otro de los rasgos característicos de Castilla y León es su elevada altitud media y las montañas que la rodean en las que se localizan 735 municipios de montaña. El sector agrario y la industria agroalimentaria cobran especial relevancia en el medio rural de la Comunidad desde el punto de vista de su capacidad para generar actividad y crear empleo en las zonas rurales. Se trata de unos sectores a los que se dedican 100.000 personas y que aportan el 11 % del PIB autonómico.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información