Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Los promesas del CAEP muestran su poderío en el Nacional de pista cubierta

Los promesas del CAEP muestran su poderío en el Nacional de pista cubierta

DEPORTES
Actualizado 16/02/2015 17:50

Los atletas consiguen seis medallas para Soria en el campeonato de Antequera.

El nacional promesa de pista cubierta se presenta cada año como una de las citas favoritas para el atletismo soriano y del CAEP han dado buena muestra de su poderío en las pistas del Centro de Tecnificación de Antequera. Nada menos que 6 medallas, 2 de oro, 2 de plata y 2 de bronce) vienen para tierras sorianas, en una gran actuación coral de los sub-23.

La cuenta de trofeos comenzó en la jornada inaugural del sábado, con la plata conseguida por Javier Alcácer en salto con pértiga. El pupilo de García Chico había sufrido un fuerte esguince de tobillo en las semanas previas a la competición y no se presentó en Antequera en las mejores condiciones. Aun así, consiguió sobreponerse a sus problemas físicos y saltar por encima de los 4,70 metros, altura que le valió la medalla de plata. El oro fue para un inasequible Didac Salas, que voló por encima de los 5,40 m (a un paso de la mínima europea).

Tras la primera jornada, las perspectivas para el domingo eran excelentes, con casi todos los atletas clasificados para las finales y con los heptatletas en cabeza de la clasificación. Y las mejores promesas del atletismo soriano superaron con creces las expectativas.

Lucía de Diego (que ya había batido su mejor marca personal en la ronda previa para lograr su pase a la final) explotó en la carrera decisiva; la soriana marcó unos espléndidos 56.54, pulverizando su registro y colgándose un bronce de gran valor, dado el gran nivel de la prueba (la ganadora, Bárbara Camblor, registró un tiempo de 54.84)

Una de las grandes de nuestro atletismo, Marta Pérez Miguel, dominó con absoluta solvencia el 1.500 ml. La mediofondista, que entrena en el CAR de Madrid a las órdenes de Antonio Serrano, se hizo con su tercer oro consecutivo en la distancia y en la categoría. La superioridad sobre el resto de competidoras impidió una mejora de su marca, la mejor española del año hasta el momento. Ganó la prueba con un tiempo de 4:29.51, casi ocho segundos mejor que el de la segunda en meta, la manchega Claudia Jalón.

El segundo bronce se lo trajo de tierras malacitanas un atleta de El Burgo de Osma, Saúl Martínez Moreno. Después de una semifinal muy dura, pudo recuperarse del esfuerzo extra realizado el día anterior y hacer bueno su tercer lugar en el ranking nacional de la temporada. Ese mismo lugar ocupó en el podio (1:53.34), precedido por Álvaro de Arriba (el gran favorito, 1:52.46) y Alberto Guerrero.

La que sin duda se presentaba como la prueba más apasionante para el CAEP era el heptatlón masculino, con cuatro atletas del grupo de Enrique Márquez como candidatos al podio. A partir de las primeras pruebas, se destacaron claramente los dos hermanos Arancón Pérez, quienes se iban intercambiando las dos primeras posiciones tras la disputa de las cuatro primeras pruebas. Al final de la primera jornada, y tras unos comienzos dubitativos, Andrés Corralero ocupaba la cuarta posición, con claras opciones de asaltar el podio. Sin embargo, un tropiezo en las vallas echó por tierra sus ilusiones de medalla.

El oro y la plata parecían claros para Daniel y Mario, y en la lucha por el bronce tomó protagonismo el cuarto del CAEP en liza, el socuellamino Juan José Alarcón Laguía. El tercer escalón del podio se decidió en la prueba final (el 1000 ml) en favor de Jesús Castillo, quedando relegado Alarcón a la cuarta plaza.

Finalmente, Daniel Arancón se impuso con holgura a su hermano Mario, ambos con mejores marcas personales incluidas (5.385 y 5.281 puntos respectivamente) dejando bien claro que las combinadas tienen en Soria a uno de sus núcleos de referencia.

El repaso se completa con la actuación soriana con la prueba más polémica del campeonato: el 1.500 ml masculino. Miguel de la Torre (la más firme opción en esta distancia) corrió la segunda semifinal en la que los jueces cometieron un grave error al anunciar que faltaban tres vueltas cuando en realidad restaban cuatro. La mayoría de los atletas se pararon al completar las anunciadas, salvo tres que continuaron (entre ellos, el propio Miguel). Las reclamaciones presentadas por los atletas fueron atendidas por el jurado y todos los semifinalistas pasaron a la final.

Todo este guirigay a buen seguro influyó en el soriano. De la Torre finalizó en la octava posición con una marca de 4:01.07, lejos de sus mejores prestaciones. También en el 1.500 ml participó otro manchego del CAEP, David Bascuñana Corrales. Disputó la primera semifinal, clasificándose 11º sin lograr, por tanto, el pase a la final.

Comentarios...