Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Soria, a los pies de los caballos

Soria, a los pies de los caballos

OPINIóN
Actualizado 24/02/2015 10:55

Somos muchos los que pensamos que desde hace tiempo alguien ha perdido el norte vendiéndose a poderes que, desde luego, no son los intereses en la mejora de la vida de las personas.

Soria va de mal en peor. De mal en peor porque día tras día se continúan sucediendo lo que no pueden calificarse sino como barbaries urbanísticas que parecen emanar ?como ya he dicho en alguna ocasión? de resacas tras una mala noche, o varias.

Para ver la última aberración, créanme que no hay que irse muy lejos; bueno, o sí, si va con el coche y dependiendo claro está, de en qué mitad de la ciudad les ha obligado nuestro alcalde a vivir. Creo que ya saben a qué me estoy refiriendo. Sí, a la otrora plaza de José Antonio Primo de Rivera ? ausente muchos lustros ? y muy presente de nuevo por otras circunstancias, a pesar del rebautizo callejero tras esa Ley socialista para reabrir heridas.

Disquisiciones históricas a parte, lo que el equipo de Gobierno socialista con el alcalde a la cabeza han hecho en esa plaza no tiene nombre. Invito a todos a que se den un paseo con su coche. Pero invito, eso sí, a que lo hagan los que tengan su seguro automovilístico de riesgo al día, porque la situación de verdad que lo aconseja.

¿Verdaderamente quien ha permitido esa aberración posee el juicio en su sitio y en sus condiciones óptimas?¿Verdaderamente desde el Ayuntamiento soriano se vela por la mejora de la vida de los vecinos con acciones de tamaña degeneración?

Somos muchos los que pensamos que desde hace tiempo alguien ha perdido el norte vendiéndose a poderes que desde luego no son los intereses de la mejora de la vida de las personas. Los hechos lo dicen, y desgraciadamente, el tiempo lo está confirmando. Lo peor de todo, no es que se haga ? que también ? sino que además, parece que va a más y más y que estamos ante un plan diabólico que nació con un megaparquin innecesario y que acabará Dios sabe en qué y en cómo.

Hay algo que a mi juicio y por encima de todo no podemos permitir, y no es otra cosa que bajo el amparo de quienes opinan que al menos ahora se hacen obras, se esté destruyendo a golpe de improvisación la esencia de una ciudad que parafraseando a Alfonso Guerra "no la va a conocer ni la madre que la parió".

Dice nuestro alcalde muchas veces, que Soria será lo que los sorianos quieran, y yerra Carlos, porque hace tiempo que dejó de escuchar al pueblo, para oír únicamente a los que le mantienen en su nueva y cómoda nube, al servicio eso sí, de otros imperios ajenos a unos vecinos, que a diferencia de él, sí vivimos y sufrimos en una capital dejada a los pies de los caballos.
Comentarios...