Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El aeródromo de Garray ‘despega’

El aeródromo de Garray ‘despega’

PROVINCIA
Actualizado 30/04/2015 10:14

Los aficionados españoles a los deportes aéreos están de enhorabuena. La empresa Airpull Aviation, con base principal en Requena (Valencia), busca hacer del aeródromo soriano de Garray una "referencia nacional". Por ello, quiere dar a conocer "unas instalaciones aeronáuticas magníficas, con un espacio aéreo sin restricciones ni obstáculos, en una ubicación geográfica estratégica, y con una belleza paisajística excepcional para disfrutarla desde el aire".

Así lo señala el gerente de Airpull Aviation, Santiago Martí, que destaca las excepcionales características del aeródromo de Garray, en una ubicación geográfica ideal en el norte de España, con más de una docena de aeropuertos y aeródromos en una distancia de menos de cien millas, es decir, una hora de vuelo. Además, Martí también resalta otro valor añadido interesante que se disfruta desde el aire: la belleza paisajística del entorno de Garray y de la provincia de Soria.

Acercar hasta Garray a los aficionados de los deportes aéreos de Madrid, Aragón, Navarra, País Vasco o Castilla y León, especialmente, pero también del resto de España, es uno de los objetivos de Airpull Aviation, que quiere dar "dinamismo y una actividad permanente" al aeródromo soriano, propiedad de la Diputación Provincial de Soria y que la empresa valenciana gestiona desde el año 2014.

En este momento, Airpull Aviation ofrece en el aeródromo de Garray cursos de formación de pilotos de avión; cuenta con una escuela de paracaidismo; alquila avionetas; o realiza trabajos de fotografía, publicidad, labores agrícolas y otras tareas de inspección o apoyo aéreo (como es el caso de los servicios anti-incendios forestales). También, las posibilidades de ocio y turísticas están muy presentes, con paseos y los llamados 'bautismos' aéreos.

Son los "primeros pasitos" de un proyecto "ambicioso", que despierta "ilusión y ganas" en Airpull Aviation, consciente de las posibilidades de desarrollo del aeródromo de Garray, "pero siempre desde el realismo, y pendientes de la demanda de servicios y de uso que se vaya generando", matiza Santiago Martí.

Desde luego, voluntad no le falta a Airpull en su empeño, que ya está gestionando el establecimiento permanente en Garray de una escuela extranjera de formación de pilotos, con la que ya está operando en su aeródromo de Requena. Otros deseos son mantener en verano una actividad permanente de vuelo sin motor, para lo que el entorno de Garray y la cercana sierra de Cebollera aportan unas buenas condiciones; o impulsar la práctica de paracaidismo, "ya que al norte de Soria no hay ningún centro de paracaidismo, salvo en Girona, y ya estamos hablando de la costa mediterránea", recuerda el gerente del aeródromo soriano. "Si alguien de Bilbao o de Navarra quiere practicar paracaidismo se tiene que ir a Ocaña", añade.

Pero el responsable de Airpull también apunta algunas actuaciones que hay que acometer, para hacer realidad estas iniciativas, como es la construcción de un nuevo hangar, que se espera que esté listo para finales de este verano, y que es un servicio imprescindible. En este momento se está pendiente de que la propietaria de las instalaciones, la Diputación de Soria, lleve a cabo las obras de urbanización, saneamiento y acometidas de servicios donde se ubicará el hangar.

"Volar no es tan caro como se cree"

Airpull Aviation quiere acabar con la idea de que los deportes aéreos están sólo al alcance de una minoría. "Volar no es tan caro, los costes son comparables a deportes como la caza o el esquí", aclara Santiago Martí. Si bien es cierto que conseguir la licencia de piloto privado puede costar unos 9.000 euros, luego la exigencia para mantener esa licencia es de doce horas anuales. También puede resultar más problemático tener una aeronave propia, por su coste y por el mantenimiento, pero el responsable del aeródromo de Garray explica que la mayoría de los aficionados las alquilan.

Precisamente, uno de los retos de Airpull es divulgar la cultura aeronáutica entre los sorianos, una actividad muy poco conocida, a pesar de que Soria cuenta con el campeón mundial de autogiros, Marcos Chuliá. Otro es, lógicamente, dar a conocer a los aficionados al vuelo de toda España el aeródromo de Garray, "que es estupendo, muy adecuado para la aviación ligera, con un espacio aéreo sin obstáculos por estar junto a una ciudad pequeña y en una provincia con una presión demográfica muy baja; y con unas características aeronáuticas magníficas para la aviación deportiva, que cuenta con tres pistas ?operativas dos actualmente-, y una de ellas con una longitud de 1.300 metros, que "es mucho" para las actividades aéreas ligeras, explica Santiago Martí. En este sentido, otro de los objetivos de Airpull es convertir el aeródromo soriano en un escenario para organizar competiciones, aprovechando sus características.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información