Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

CAPITAL

El Ayuntamiento busca convertir la iglesia de Santa Clara en centro cívico

La maqueta del proyecto. / Ayto.
La maqueta del proyecto. / Ayto.
Actualizado 09/05/2015 11:17:24

El alcalde explica el proyecto que se remitirá al Ministerio de Defensa, propietario del inmueble. Mínguez da cuenta de la iniciativa con el arquitecto redactor, Francisco Ceña.

El Ayuntamiento ha dado el visto bueno al proyecto de rehabilitación, recuperación y dotación de espacios para un centro cívico y un recinto cultural polivalente en la antigua iglesia de Santa Clara, actualmente propiedad del Ministerio de Defensa pero en desuso tras unificar sus servicios en el edificio anexo. El Consistorio remitirá esta documentación a Patrimonio y Defensa para que puedan conocer en detalle los objetivos de esta intervención que supera los dos millones de euros y para la que el Consistorio solicitará ayudas del 1 por ciento cultural. El alcalde ha recordado también “que uno de nuestros objetivos ha sido dotar de espacios a los barrios para el desarrollo de sus actividades, el fomento del tejido asociativo y también la oferta de programación municipal. Hemos dado pasos adelante con el Centro de La Presentación, el Gaya Nuño o el Bécquer y ahora ya estamos avanzando en una nueva zona que también lo necesita.”. “Llevamos tiempo en conversaciones con el Ministerio de Defensa para la permuta de los terrenos y se nos requirió que remitiéramos un proyecto más detallado de la actuación en el inmueble”, ha recordado el alcalde, quien ha explicado que se encargó el mismo al arquitecto soriano Francisco Ceña con el doble objetivo de recuperar el patrimonio de la antigua iglesia y ofrecer además un espacio funcional para el barrio y para toda la ciudad. El alcalde confía en la buena disposición de Defensa dada la importancia de la actuación y su repercusión para la ciudad.

Mínguez, ha estado acompañado por el arquitecto, Francisco Ceña quien ha explicado su propuesta arquitectónica “bajo la base del estratégico lugar que ocupa la iglesia en nuestra ciudad”. “Se recupera un edificio magnífico con una categoría impresionante y además le dotamos de un lugar de reunión, social y relación, consiguiendo integrar el barrio con el casco histórico. Además, el parque de Santa Clara vería multiplicado el uso y estaría más vivo con una mayor conexión con la calle Caballeros y El Espino”. El edificio tiene unas destacadas dimensiones, 25 metros de largo por 10 de anchos, que permite una articulación de espacios que garantiza que se pueda realizar casi cualquier propuesta con una altura considerable.

El arquitecto ha recalcado que el edificio exige una actuación integral ya que tiene problemas estructurales al haberse fragmentado en muchos compartimientos para adaptarlo a su posterior uso como edificio militar con dependencias.

La iglesia de Santa Clara, con un emplazamiento peculiar y estratégico, por su lado sur preside el parque de su mismo nombre como elemento principal del conjunto y por su lado norte con la calle Bienvenido Calvo que define el muro claustral del antiguo convento, todo ello se une de manera precisa con el barrio del Calaverón sector urbano de la ciudad cuyas características principales son su enorme densidad poblacional y carente de espacios para desarrollar actividades sociales y de reunión, por ello se considera un lugar idóneo para desarrollar el proyecto. Trabajar en un edificio histórico, implica someterse a unas reglas de intervención estricta y que limitan de forma substancial la aparición de lo nuevo, según explica el proyecto.

No se ha pretendido en ningún caso, una compartimentación estricta de espacios porque consideramos necesaria la flexibilidad, dejando que a través de los propios usos del edificio se vayan definiendo las distintas configuraciones funcionales mas allá de un programa de concreto, permitiendo formas de ocupación diversas, simultáneas y espacios de usos múltiples. Si bien funcionalmente todos ellos pueden tolerar funciones complementarias de las que se desarrollan en el barrio.

Distribución

Planta sótano, en el rincón entre el templo y el edificio contiguo se proyecta un reducido sótano que sirve de alojamiento para las instalaciones de climatización y otras.

Planta baja. Es una construcción en el exterior de un edículo de nueva planta que indica de forma precisa la entrada principal al edificio. En esta planta se propone un espacio diáfano que abarca la casi totalidad de la superficie de planta baja en donde se incluye un punto de información general, espacio de usos múltiples formado por la cafetería, estancia principal y hemeroteca. Sólo se compartimenta la parte del fondo oeste en donde quedan recogidos los cuartos de baño. A nivel de esta planta se encuentra la comunicación vertical y la escalera de acceso a la primera.

Planta primera. El desembarco de la escalera y el ascensor conduce a un distribuidor general, desde este y en dirección al presbiterio y a manera de coro y soto-coro introducimos la biblioteca y aula didáctica convertible según los casos en una ampliación del salón constituido en planta baja. Hacia los pies y en la trasera del ascensor se ha introducido la sala de costura y espacio de reuniones, convertibles según los casos y sus necesidades en varias estancias, a ello se unen en el fondo los aseos de hombres y mujeres. Los espacios distributivos se consideran espacios intermedios con la posibilidad de incluir usos específicos según las circunstancias. Por último decir que en el borde norte embarca una escalera de tiro continuo por la que se accede a la planta segunda.

Planta segunda. La escalera lleva hasta el lado oeste del perímetro de planta, con el mismo procedimiento que en la planta anterior, los espacios ocupados se dedican a sala de música, sala de informática y el espacio distributivo. Advertir aquí que en este nivel es permeable a todas y cada una de las imágenes de la iglesia que se producen hasta la cabecera.

Planta tercera. Mediante una escalera de doble tiro se llega a la planta tercera, en ella se incorpora un gimnasio al espacio bajo cubierta, recuperando la estructura de madera que quedará vista y procurando que se repitan las mismas imágenes, con otra perspectiva, que en la planta inferior.

El proyecto puede ser consultado aquí o en el archivo que se adjunta con esta información.

comments powered by Disqus
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información