Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La Junta publica los acuerdos de concentración parcelaria de la zona del Canal de Almazán

La Junta publica los acuerdos de concentración parcelaria de la zona del Canal de Almazán

SORIA RURAL
Actualizado 15/05/2015 16:41

Se han expuesto a los interesados, para posibles recursos en caso de desacuerdo, dos de las siete demarcaciones en las que se divide este proceso de concentración: la correspondiente a Barca, Ciadueña y Matute de Almazán, y la relativa al núcleo de Velamazán.

El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León ha publicado recientemente, en los ayuntamientos de Barca y Velamazán, los dos primeros acuerdos de concentración parcelaria de la zona del Canal de Almazán. Se trata, respectivamente, de los documentos correspondientes a las demarcaciones 5 y 6, de las siete en que se divide la zona en este proceso de reestructuración de la propiedad.

La concentración parcelaria del Canal de Almazán va a permitir mejorar las condiciones de trabajo de los 907 agricultores que trabajan en las explotaciones ubicadas en las 4.392,96 hectáreas objeto de la misma.

En este momento, la Consejería de Agricultura y Ganadería está ejecutando dos obras para culminar la modernización del regadío, que complementan la inversión que finalizó en 2010, por más de 6,6 millones de euros en la Fase I de la mejora del regadío.

La primera de ellas corresponde al `Proyecto de mejora y modernización del regadío en la Comunidad de regantes del Canal de Almazán. Fase II: segunda fase de las redes principales de riego, redes terciarias. Término municipal de Velamazán (Soria)', con un presupuesto de 2.204.257 euros. Esta obra supone completar la red de tuberías y puntos de consumo de agua construidos en la primera fase. Del total de la zona regable, la Junta de Castilla y León construye la red del municipio de Velamazán, un 26 % del total de la segunda fase de la modernización.

Por otro lado, la Consejería está ejecutando la obra de 'Infraestructura rural en la zona de concentración parcelaria del Canal de Almazán', por un total de 1.602.826,77 euros. Esta obra supone la construcción de los caminos necesarios para la nueva estructura de las parcelas de la zona regable, así como la mejora de los arroyos de drenaje de esta superficie y la eliminación de aquellas acequias de hormigón que dejan de tener funcionalidad con el cambio de sistema de riego.

Tanto en la segunda fase del regadío, como en la obra de infraestructura de la concentración parcelaria, la aportación de la Junta de Castilla y León es a fondo perdido, sin devolución alguna por parte de los regantes.

Acuerdo de concentración

El 'acuerdo' es el último paso administrativo para conseguir una nueva definición de la propiedad agraria de la zona regable y se sustancia en la exposición al público, durante 30 días hábiles, de los planos con los nuevos lotes de tierra que reemplazan a las parcelas aportadas y en el reparto a los propietarios de los boletines individuales de la propiedad.

Durante este periodo los interesados disconformes podrán interponer recursos de alzada ante la Consejería de Agricultura y Ganadería. Una vez resueltos estos recursos se procederá al amojonamiento de los nuevos lotes y a la toma de posesión de los mismos por los propietarios.

Este paso, vital para la modernización del regadío de Almazán, se ha visto retrasado por la necesidad de acompasar este proceso a las posibilidades de financiar, por los regantes y las administraciones, las importantes inversiones que se están llevando a cabo para modernizar la zona regable por el Canal de Almazán, iniciadas en el año 2008.

Estando las obras en fase avanzada de ejecución, lo que permite la realización de la segunda fase de la modernización del regadío, así como las obras de mejora de las infraestructuras agrarias de caminos y arroyos de la zona concentrada, se inicia la publicación de los diferentes acuerdos de las siete demarcaciones.

Barca, Ciadueña y Matute de Almazán

En el caso de la Demarcación número 6, que comprende tierras de regadío de Barca, Ciadueña y Matute de Almazán, los datos resultantes del Acuerdo indican que la superficie objeto de la concentración ha sido de 870 hectáreas, afectando a un total de 168 propietarios. Las aportaciones sumaban un total de 457 parcelas, que tras el proceso se han convertido en 295. Se ha pasado de una media de 2,75 parcelas antes de la concentración a 1,75 fincas por propietario. Hay que tener en cuenta que se trata de la segunda concentración parcelaria que sufre esta zona. De este proceso ha resultado una superficie dedicada a la restauración del medio natural de algo más de 14 hectáreas.

Velamazán

En la Demarcación número 7, correspondiente al núcleo de Velamazán, la superficie concentrada ha sido de 707 hectáreas. Los 155 propietarios beneficiados aportaban un total de 677 parcelas y han recibido en su lugar 275 fincas. La media de fincas por propietario ha bajado, por tanto, de 4,42 a 1,77. Del mismo modo que en el resto de demarcaciones del Canal de Almazán, la superficie afectada había sufrido una concentración parcelaria en los años setenta del siglo pasado. La superficie que se destina a la restauración del medio natural es de 15 hectáreas.

Apuesta de la Junta por la modernización de los regadíos

La Junta de Castilla y León lleva años haciendo una decidida apuesta por la modernización de regadíos, como una de las vías para garantizar el futuro y la competitividad de las explotaciones de la Comunidad. Las actuaciones que se están realizando en el Canal de Almazán permiten aumentar la versatilidad y producción de los cultivos y reducir sus costes de producción. El ahorro energético que conlleva una modernización de regadío para las explotaciones en las que se realiza es más de un 50 % y, además, permiten una reducción de entre el 30 y el 40 % del consumo de agua. La racionalización en el uso del agua posibilita también una disminución en el uso de fertilizantes y fitosanitarios.

En cualquier caso, la principal herramienta para hacer más eficiente la inversión efectuada por los regantes y las administraciones es la reordenación de la propiedad mediante el proceso de concentración parcelaria. Con este procedimiento, además de agrupar las tierras de cada propietario en un menor número de lotes, se pretende reunir las nuevas fincas por explotaciones. De este modo, la superficie real que cada cultivador dispone es muy elevada, a pesar de que pertenezca a diferentes propietarios, pues es cultivada por la misma persona, lo que permite abaratar los costes, debido a la menor necesidad de puntos de suministro de agua, así como conseguir una mayor comodidad para el regante y hacer posible una mayor inversión en el amueblamiento de las instalaciones de aplicación de agua en parcela.

En los próximos días se irán publicando los acuerdos de las cinco demarcaciones restantes, con la intención de que se pueda disponer de los nuevos lotes, de manera efectiva, para la próxima campaña de riego 2015-2016.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información