Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Jorge Ruiz: “De la tolerancia nace la convivencia, la paz, el bienestar y el progreso”

Jorge Ruiz: “De la tolerancia nace la convivencia, la paz, el bienestar y el progreso”

ÁGREDA
Actualizado 03/06/2015 22:58

El pregonero de las fiestas de la Virgen de los Milagros, primer alcalde de Ágreda en la presente etapa democrática alaba el espíritu de los vecinos en un pueblo que, como pocos, "acredita con hechos y documentos la lealtad de los compromisos adquiridos y la palabra dada".

Jorge Ruiz Aroz, primer alcalde de Ágreda en esta etapa democrática de España ha sido quien ha ejercido como pregonero de las fiestas de Nuestra Señora de los Milagros y del Corpus Christi que arrancaban en la tarde de este miércoles 3 de junio. Ahora se cumplían 35 años desde que empuñara el bastón de regidor del municipio.

Una arenga amena, llena de afecto, de vivencias y con recuerdos que el pregonero ha sabido hilar con alabanzas a la trayectoria de la histórica de la Villa de las Tres Culturas, que se sustenta sobre cuatro "sólidos pilares": el Moncayo, la plaza Mayor, la Venerable y la Virgen de los Milagros. Bajo ellos el devenir de la localidad ha otorgado a sus gentes cofradías, ya que "un pueblo sin sentimientos religiosos es un pueblo perdido", siendo Ágreda quien, con el respeto otras creencias "tiene el norte muy claro".

Ruiz ha hablado del perfil de sus paisanos, de quienes ha destacado sus "profundos valores" lo que no es óbice "para que celebremos las fiestas con alegría, con diversión y con entusiasmo, porque lo tenemos bien ganado".

También se ha referido a la hospitalidad de los agredenses, porque "somos y hemos sido cruce de caminos que ha acogido a quien a nosotros ha llegado". Una característica que tiene su fundamento en la tolerancia, de la cual "nace de la convivencia, de esta la paz social, de ella el enriquecimiento mutuo. Y de su conjunto, el bienestar y el progreso".

Otra de puntualizaciones que Ruiz ha querido constatar sobre Ágreda es el sentido de la responsabilidad, donde "gustan las cosas bien hechas, las grandes y las pequeñas", en una localidad donde el abundante patrimonio histórico da buena fe de ello.

No ha querido olvidar el pregonero el "valor de la palabra" que inspira a las gentes de la localidad del Moncayo. "Pocos pueblos pueden acreditar con hechos y documentos la lealtad a los compromisos adquiridos y a la palabra dada", sin que por ello el "sentido de la alegría" aminore este aspecto, ya que "somos un pueblo vivo" donde se celebran hasta las fiestas de "san queremos".

Ruiz, que en esta misma jornada inauguraba una calle dedicada a su nombre, ha significado en su pregón el valor de la democracia, la cual "es libertad, es decidir nuestro propio camino y luchar por ello".

En la última parte de su discurso, se ha referido a cosas tangibles e intangibles que atesora la Villa de las Tres Culturas, como los olores ?"las chuletillas asadas con sarmientos; el agua mojada tras un chaparrón de verano y el tomillo y el espliego"-, los sabores ?"nuestros embutidos, torreznos, madejillas, langartos y españoletas"-, y los sonidos ?"el himno a la Virgen, el villancico 'Bienvenido a nuestro valle' y la jota de Ágreda"-. A estos ha unido el tacto con "el saludo en el reencuentro", y por último, "nuestra vista, para ver setas en el monte, nuestros monumentos?" sin dejar a un lado el gesto de "admirar la belleza de la mujer agredeña".

Para concluir, Ruiz ha invitado a los presentes, que llenaban la plaza Mayor, "a no instalarnos en la nostalgia o la añoranza del pasado", ya que existen "valores emergentes que debemos añadir a los que ya tenemos".

Así, ha cerrado sus palabras diciendo que "nosotros, nuestros hijos y nuestros, estaremos, o volverán, porque todos sentimos cada año la llamada de la tierra, la devoción a nuestra Virgen de los Milagros y la alegría de celebrar sus fiestas".

Comentarios...