Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El ‘dulce’ peso de la Virgen

El ‘dulce’ peso de la Virgen

ÁGREDA
Actualizado 06/06/2015 19:47

Ágreda expresa su fervor hacia su patrona de Los Milagros en una jornada que rebosa expectativas y uniones entre vecindades de Aragón, La Rioja y Navarra.

"Vengo de muy lejos. Y son más de sesenta años así". Con esta sencillez se expresaba una octogenaria que en las dos horas de procesión se aferraba a la peana de la Virgen de los Remedios. Una talla que ejerce las veces de Nuestra Señora de los Milagros en el día grande de las fiestas patronales agredeñas.

Decenas de miles de personas, llegadas de Aragón, La Rioja y Navarra han ido llegando este sábado a la Villa de las Tres Culturas en el día más grande y esplendoroso que se vive en las faldas del Moncayo.

Una romería que ya dejaba su impronta con la primera misa, la llamada de Peregrinos a las siete de la mañana, donde un millar de fieles, en su mayoría llegados a pie, honraban a la Señora de los Milagros.

Horas después, en el mismo templo y santuario, a las once, tenía lugar la eucaristía solemne presidida por el arzobispo de Zaragoza, el agredeño Vicente Jiménez. Al acto acudían fieles del pueblo llano así como representantes de las instituciones oficiales de la provincia. Entre ellos, los alcaldes de los 17 pueblos que conforman el Patronazgo de Villa y Tierra de Los Milagros: Ágreda, Ólvega, Muro, Añavieja, Matalebreras, Cueva de Ágreda, Castilruiz, Aldehuela de Ágreda, Fuentes de Ágreda, Cueva de Ágreda, Montenegro de Ágreda, Matalebreras, San Felices, Trévago y Fuentestrún y la cercana de Dévanos.

Al término de la ceremonia, la imagen de la Virgen de los Remedios ha sido llevada en posesión por el recorrido habitual en un periplo donde miles de fieles han pasado bajo las andas, izadas en la mayor parte del trayecto por los quintos de 1965, quienes se han encargado de formar un cordón humano en torno a la talla para que de forma ordenada, los fieles pudiesen pasar bajo la imagen.

Uno de los momentos más emotivos de la procesión ha sido cuando el arzobispo ha proclamado unas palabras de aliento a la concurrencia en la pausa que hace la procesión en la ermita del Barrio Moro. Allí, donde cientos de fieles aguardaban llegada de la imagen, el prelado ha animado a mantener la confianza en la Madre de Dios y ya querido agradecer el esfuerzo de los costaleros que han portado la talla diciendo que este gesto es "portar el dulce peso" que la fe imprime a la hora de llevar sobre los hombros la imagen de la Virgen.

Este día de sábado ha llenado la Villa de las Tres Culturas que ha albergado, aún más si cabe, el sentimiento devoto de decenas de miles de personas.

Comentarios...