Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El Jubileo de la misericordia

El Jubileo de la misericordia

OPINIóN
Actualizado 05/07/2015 08:54

Por primera vez en la historia de los Jubileos, se ofrece la posibilidad de abrir la puerta santa, la puerta de la misericordia, en cada Diócesis, especialmente en cada catedral, en un templo significativo o en un santuario de devoción especial para los fieles.

Queridos diocesanos:

Aunque aún quedan cinco meses para la inauguración del Jubileo de la Misericordia (será el próximo 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción, cuando se inaugure oficialmente) creo importante empezar a presentaros los aspectos más importantes del mismo; esta semana quiero ofreceros un resumen de la Bula 'Misericordiae vultus' que convoca el Jubileo porque constituye un precioso tratado sobre la misericordia, magnífica y sencillamente expuesto por el Papa, y cuya lectura nos ayudará a entender mejor el significado de este Jubileo.

El 5 de mayo de 2015, en la sala de prensa de la Santa Sede, fue presentado el Jubileo extraordinario de la misericordia. En 'Evangelii gaudium', el Santo Padre nos ofrece la clave reveladora que nos ayudará a entender el verdadero significado y el sentido de este Año jubilar: "La iglesia vive un deseo inagotable de brindar misericordia, fruto de haber experimentado la infinita misericordia del Padre y su fuerza difusiva" (n. 24); desde aquí debemos leer la Bula 'Misericordiae vultus'.

Es cierto que el Jubileo de la misericordia tiene unas particularidades que lo distinguen de todos los demás que ha habido con otros motivos: en primer lugar, es deseo del Papa que sea vivido tanto en Roma como en las Iglesias locales. En segundo lugar porque, por primera vez en la historia de los Jubileos, se ofrece la posibilidad de abrir la puerta santa, la puerta de la misericordia, en cada Diócesis, especialmente en cada Catedral, en un templo significativo o en un santuario de devoción especial para los fieles. En tercer lugar, se trata de un Jubileo temático que toma su fuerza en el contenido central de la fe y busca recordar a la Iglesia su misión prioritaria de ser testimonio de la misericordia; para ello, el Papa enviará al mundo entero unos misioneros de la misericordia, sacerdotes pacientes y capaces de comprender los límites de los hombres pero audaces para difundir en la predicación y en la confesión el efluvio luminoso del Buen Pastor. Finalmente, el Jubileo va dirigido para que todos los cristianos, de cualquier edad, vocación o carisma, participen en él y vivan el profundo significado de la misericordia.

Para que todos puedan participar se ha establecido un calendario para que todos se sientan llamados a vivir la misericordia del Señor: el 8 de diciembre, celebración de la apertura del jubileo de la Misericordia; del 19 al 23 de enero, queriendo ayudar a comprender el carácter peregrinante de la vida, se dedicará a todos los que sirven en santuarios y en el campo de la peregrinación; el 3 de abril, con el objeto de convocar a los creyentes que viven de una forma especial la experiencia de la misericordia, habrá una celebración para todas aquellas realidades que se identifican más con una espiritualidad de la misericordia; el 24 de abril, jornada dedicada a los adolescentes que, después de la Confirmación, son llamados a confesar su fe; el 29 de mayo, Jubileo para quienes se sienten llamados a la vocación sacerdotal; el 3 de junio, festividad del Sagrado Corazón de Jesús, dedicado a los sacerdotes; el 12 de junio, dedicado a los enfermos y a las personas que les ayudan con su solicitud y amor; el 4 de septiembre será el día del mundo caritativo y del voluntariado a favor de los pobres y necesitados; el 25 de septiembre, el Jubileo de los catequistas; el 9 de octubre se celebrará a la Madre de la misericordia; el 6 de noviembre, el Jubileo para los reclusos; finalmente, el 20 de noviembre, Solemnidad de Cristo, Rey del universo, tendrá lugar la clausura del Año jubilar en toda la Iglesia.

Repensar la misericordia, como ha querido el Papa con este Jubileo, será una verdadera gracia, un auténtico kairós para todos los cristianos, y un verdadero renacimiento para proseguir en el camino de la nueva evangelización y de la conversión pastoral. En este tiempo hermoso que Dios nos va a regalar todos tendremos la oportunidad de comprender y vivir mejor una de las verdades fundamentales de nuestra fe que Cristo nos ha revelado: Dios es perdón y misericordia, capaz de compadecerse de nuestras pobrezas y debilidades.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información