Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Una España convulsa en el peor momento

Una España convulsa en el peor momento

OPINIóN
Actualizado 28/07/2015 11:06

Vemos día sí y día también cómo algunos sólo buscan en su interés personal la puesta en escena de una convulsión nacional peligrosamente destructiva que llega en el peor momento posible.

Que estamos ante uno de los veranos con mejores datos en lo relativo al turismo ?motor de riqueza empleo y su consiguiente aporte al PIB del país? es un hecho innegable que demuestra que nuestra patria, el gran escaparate de Europa en lo relativo a cultura, patrimonio, gastronomía, sol y playa, vuelve a lucir sus mejores galas.

No me gustaría caer ante estos buenos datos, porque sería injusto, en un triunfalismo que creo sólo llegará cuando la aún preocupante cifra de parados disminuya de sus cotas actuales, pero también injusto sería, si no reconocemos que España, aunque a un ritmo más lento del que nos gustaría, avanza con buen rumbo hacia el puerto de la recuperación.

Frente a este verano que toca a su ecuador, no todo en España son buenas noticias. Vemos día sí y día también cómo algunos sólo buscan en su interés personal la puesta en escena de una convulsión nacional peligrosamente destructiva que llega en el peor momento posible. Entre los novedosos pero ya viejos conocidos dirigentes populistas ?y que lo son desde hace poco a nadie se le olvide gracias a un enfermizo PSOE que pagará caro sus puñaladas a España? y los delirios esquizofrénicos del presidente catalán que quiere la fractura de nuestro Estado autonómico, este verano el mercurio está que revienta y no por el calor; unos que quieren borrar a su antojo las páginas de la historia de España para rescribirla a su antojo pero desde el odio y el revanchismo más putrefacto, y otros que continúan por el camino de la ruptura y la división para realmente tapar su propia inoperancia a la hora de gestionar un territorio que no les pertenece y que les viene grande, es el actual panorama que nos están brindando los que a la sazón, ni creen ni quieren el sistema que gracias al esfuerzo de millones de españoles de bien podemos disfrutar los de mi generación.

En el fondo, unos y otros no son tan distintos. Ambos quieren la fractura. La fractura de un sistema que hasta la fecha nos ha dado un clima de paz y progreso, y la fractura por consiguiente de lo más importante que los españoles tenemos y que no es otra cosa que nuestra Constitución: una carta de derechos y obligaciones y que desde la primera hasta la última página, siente con profundo pesar esta convulsa situación con la que algunos pretenden destruir de un golpe lo que tanto costó construir.

Una España convulsa en el peor momento no es sino camino hacia ninguna parte. Refrésquese el lector ante tal grado de situación, y tome conciencia de lo que realmente nos estamos jugando.

Sólo así podremos poner remedio antes del mal.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información