Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Miembros de la Policía Nacional salvan a un infartado

Miembros de la Policía Nacional salvan a un infartado

CAPITAL
Actualizado 06/05/2016 11:45

El hombre, de 56 años de edad, transitaba por las inmediaciones de la comisaría siendo asistido en primera instancia por los agentes que logran su reanimación.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), con ayuda del desfibrilador ubicado en la Comisaría de Soria, han logrado salvar la vida de una persona que ha sufrido un paro cardiaco esta mañana en la calle Nicolás Rabal, a escasos metros de la puerta de las dependencias policiales.

Poco después de las nueve de la mañana, un vecino de Langa de Duero de 56 años caía de repente al suelo mientras caminaba por la acera. Inmediatamente, dos policías iniciaban las maniobras de reanimación cardiopulmonar practicando masaje y con ayuda del desfibrilador de la comisaría.

A los pocos minutos, un médico y una enfermera continuaban con esta tarea en tanto llegaba una UVI móvil del servicio de emergencias del SACyL. La acción llevada a cabo por los agentes del CNP ha permitido la recuperación del latido del corazón del hombre y que ha sido ya trasladado al hospital de Santa Bárbara de Soria.

El paciente, que lograba salvar su vida gracias a la intervención de los policías, se encuntra estabilizado y será trasladado este mismo viernes a Valladolid para su tratamiento. Daniel Fernández, Iván del Barrio y Fernando Bravo son los agentes que conseguían salvar al infartado.

También era atendida por un ataque de ansiedad la esposa de este hombre. La mujer se encontraba renovando el DNI en las oficinas de la contigua avenida de los Duques de Soria.

Otra intervención en 2011

Se da la circunstancia de que en marzo de 2011, la intervención de un inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía, salvó también la vida de una persona que sufrió un infarto muy cerca de la Comisaría, en la calle Medinaceli. En este caso era un varón de 54 años, que acababa de ser víctima de un ataque al corazón.

Este inspector jefe comenzó rápidamente a practicar un masaje cardiaco a esta persona que fue decisivo, según los médicos, para que salvara la vida. Mientras llegaban los servicios médicos y la UVI medicalizada y estos preparaban un desfibrilador, el inspector continuó con el masaje cardiaco que se prolongó durante más de veinte minutos.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información