Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Los Carrasco Yagüe salen al paso de las acusaciones policiales de fraude contra la Seguridad Social

Los Carrasco Yagüe salen al paso de las acusaciones policiales de fraude contra la Seguridad Social

OPINIóN
Actualizado 19/08/2016 10:25

Hace una semana la Policia Nacional detenía a dos vecinos de Soria por un supuesto delito de fraude a la Seguridad Social. Los dos implicados han remitido a Soria Noticias una carta que por su interés informativo reproducimos íntegramente a continuación.

Debido a la trascendencia habida con la intervención Policial habida días atrás contra nuestras personas, por la presunta comisión de un delito de Fraude contra la Seguridad Social, aún a riesgo de mantener el absurdo interés en nuestras vidas que han mostrado algunas personas de malas intenciones y peores cataduras, nos vemos en la obligación de dar la cara y hacer públicas nuestras sensaciones, nuestras conductas y parte de nuestros sentimientos.

No somos delincuentesni hemos incurrido en la conducta Penal por la que estamos siendo investigados.

Somos dos pequeños Empresarios del Transporte acuciados desde dos mil siete por la Crisis y, como muchos otros, ahogados por los comportamientos bancarios indecentes y objetivo de algún Funcionario de la Seguridad Social de Soria que ha resultado ser un perfecto tramposo.

Es absolutamente cierto que somos deudores de la Seguridad Social pero es absolutamente FALSO que la investigación abierta lo sea por la cantidad de más de 460.000,00 euros que ha sido publicada.

La investigación por ese presunto delito lo es por una cantidad que se aproxima a los 85.000,00 euros y que es la realidad jurídica única que podría ser objeto de acusación en su momento.

No estamos escondidosni hemos falseado Cuentas ni hemos emitido facturas falsas ni hemos realizado trasvase de trabajadores, con el fin de obtener beneficios personales ni hemos engañado a nadie ni hemos cometido Fraude alguno.

Nuestras dos pequeñas Empresas están a la vista de todo aquél que se interese por ellas y nuestras conductas empresariales, más o menos afortunadas, son públicas.

Nuestro error ha sido intentar mantener a flote nuestros negocios, a costa de nuestra propia Ruina personal y con el único fin dual de salir para adelante y de responder a la Lealtad infinita que nuestros escasos trabajadores han demostrado en los peores momentos, incluidos estos actuales.

Lo estamos pasando muy mal; nuestras familias lo están pasando muy mal porque existen en nuestra Provincia malas personas que, por enemistad o por aburrimiento o por distraer la atención ajena sobre desgracias propias, disfrutan con la propagación de nuestros problemas.

A esos grandes Miserables sólo tenemos que darles las Gracias por hacernos valorar aún más a los Amigos, a nuestras Familias y a las personas que nos han mostrado su Educación, su Respeto y, sobre todo, su Cariño.

A esos Funcionarios de la Seguridad Social de sueldo seguro y primas desconocidas y a esos otros Empleados Bancarios de parecida ralea, nuestro más absoluto Respeto por su trabajo pero nuestro más frontal Repugnancia por sus comportamientos trileros, artistas de las promesas y de la promoción de acuerdos que resultaron ser sencillas trampas de pieza segura, sustentadas en nuestra Necesidad de poder trabajar.

Nosotros somos deudores pero ellos son quienes nos han bloqueado a nuestros clientes con el envío de esas cartas de embargo de dinero adeudado a nuestras Empresas que nos han metido en un bucle sin salida y los otros, los Bancarios, los que han ejecutado deudas que estaban cubiertas por ellos mismos y cuya cobertura no aplicaron nunca.

Nosotros somos deudores pero ellos son quienes no han aceptado los bienes que, en su momento, les fueron ofrecidos para pagar y son ellos quienes han dejado que la deuda aumentara, por su propia dejadez o por su personal interés, sin promover Concurso de Acreedores y sin mover un dedo por cobrar lo debido.

Y son ellos quienes han promovido que estemos en boca de todos como presuntos delincuentes defraudadores porque así estas las leyes y así se ejerce la Coerción legal sobre quienes, simplemente, NO HEMOS PODIDO PAGAR a la Seguridad Social, restableciendo indirectamente la extinta Prisión por Deudas, con base en la existencia de la figura Penal del Fraude.

Somos deudores pero porque nuestra Quiebra personal y empresarial ha impedido pagar y no porque hayamos maniobrado de forma fraudulenta para no pagar que, a nuestro juicio, sería lo realmente delictivo y lo socialmente rechazable.

Deseamos que, al menos, esta versión de los hechos pueda llegar a obturar el interés de algún descerebrado aunque puede que alimente aún más su afán personal de celebrar los males ajenos, Riesgo que asumimos con todas sus consecuencias.

Fdo.: Jose A. Carrasco Yagüe y Pablo B. Carrasco Yagüe

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información