Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
“Palomar, el hito más importante de la historia taurina de Soria”

“Palomar, el hito más importante de la historia taurina de Soria”

CAPITAL
Actualizado 26/09/2016 22:04

El crítico Adolfo Sainz y el matador comparten tribuna en una velada del casino dentro del ciclo 'Hablemos de nuestra querida Soria' que conmemora el 50 aniversario de la Caja Rural.

Dentro del ciclo 'Hablemos de nuestra querida Soria' que la Caja Rural ha organizado para conmemorar su medio siglo de existencia, este lunes tocaba el turno a la tauromaquia en una cita que tenía ponentes, al alimón, al crítico taurino soriano Adolfo Sainz y al matador de toros, también con el mismo origen y presencia, José Luis Palomar.

En primer término, Sainz ha desarrollado una amena y documentada alocución sobre historia de este arte en la ciudad, que ya tiene precedentes escritos en el siglo XV. Así, hace más de quinientos años ya se lidiaban toros en la ciudad, y en todo tiempo, no solo durante las fiestas, sino que servían para conmemorar distintos eventos, como podían ser el nacimiento de un rey; bodas reales; victorias en campos de batalla, etc. Independientemente de las fechas, "había toros en noviembre o en diciembre" en función de alguna celebración, según Sainz.

Y el escenario, no solo en lo que es actualmente el coso de San Benito o la plaza Mayor (inaugurada en 1854), sino también la plaza de Herradores y en otro 'redondel' ubicado en las cercanías de la concatedral, la plaza Pozo Albar.

Además de corridas populares, también hubo festejos con matadores de primera línea, caso de 'Martincho', la principal figura por aquellos años de mediados del XVIII (1742) que actuaba en Soria y que Goya inmortalizó en sus grabados. A partir de entonces ha habido una gran afición. "A los sorianos nos han gustado y nos gustan mucho los toros", ha recalcado el ponente.

Sainz ha indicado que la Feria de San Juan está dentro de las convocatorias más importantes de España con tres festejos, donde "la afición responde" y donde llegan espadas de prestigio.

"La culpa es de José Luis Palomar. Ha sido sin lugar a dudas el hecho taurino más importante de Soria", ha recalcado, ya que hizo afición en capital y provincia. "Hizo mucho para que se relacionase los toros con Soria".

Entre hechos que de algún modo han conmocionado este devenir, Adolfo Sainz ha reseñado la muerte del matador aragonés Juan Anlló y Orrío, 'Nacional II' que en 1925 acudía a San Benito como espectador y recibía un fatal botellazo por parte de un miembro del público, lo que le producía la muerte. Este hecho hizo que la asociación de matadores de toros vetase la plaza soriana durante el ejercicio siguiente por lo que estuvo clausurada. Diez años después, se producía, otro hecho luctuoso, la muerte en el Viernes de Toros del novillero Vicente Rubio, que recibía un golpe durante su faena y fallecía dos días después, el Domingo de Calderas.

En cuanto a otros devenires, el ponente ha explicado también que en principio el festejo taurino en San Saturio era de mayor importancia, con toreros profesionales, algo que "poco a poco" fue cambiando, siendo ahora las fechas de San Juan el referente de este arte en la capital.

Palomar: "Era casi un milagro torear siendo soriano"

Por su parte, José Luis Palomar, que confesaba previamente a su intervención desconocer cómo iba a lidiar para reseñar sus experiencias como matador de toros, ha significado que sus comienzos en la profesión, en los años 60, tanto la tauromaquia como la forma de vida "eran diferentes". Un mundo este, el del toro, en el que era "casi un milagro" el ser "un chaval que quiere hacer carrera en Soria".

En sus primeras novilladas, fuera de la provincia, ha recordado que era "complicadísimo" el poder seguir adelante y ponerse delante de la cara de un astado. "Otra época" en la que, y como ejemplo, el desplazarse para torear ya suponía un problema. "Ahora todo el mundo tiene coche, no como antes". Y más aún, tiempos los actuales en los que los iniciados tienen un mayor conocimiento a este arte, ya que existen escuelas taurinas, y donde se transmiten experiencias. "Si se tiene ilusión e inteligencia, lo que a mí me costó tantos años, en dos o tres años lo pueden tener quienes empiezan".

Palomar, que pedía respeto a la lidia, ha comentado que en sus experiencias, quizá la más entrañable como soriano en 30 años como profesional era la que vivía en su periplo por Hispanoamérica, donde oriundos de Soria se acercaban al hotel donde se alojaba antes de torear para preguntar "sobre su pueblo o cómo estaba la provincia. A algunos se les saltaban las lágrimas".

En cuanto a su trayectoria, el diestro soriano se sinceraba recordando "como un sueño" el haber podido compartir alternar en el cartel con maestros de la talla de Santiago Martín 'El Viti', Ordóñez, Paco Camino, Diego Puerta o Ruiz Miguel, Manzanares, Roberto Domínguez, Julio Robles, o Pedro Moya 'El niño de la capea' entre otros. Y una satisfacción más, también hizo paseíllo con hijos de algunos de estos, tales como El Litri o Rafael Camino.

Por último, el diestro ha querido agradecer el apoyo y el cariño que ha recibido por parte de la afición soriana tras la grave operación de hace unos meses y de la que finalmente se recuperaba satisfactoriamente.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información