Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La provincia registró 4 posibles acosos escolares y uno de bullying en el curso pasado

La provincia registró 4 posibles acosos escolares y uno de bullying en el curso pasado

PROVINCIA
Actualizado 14/12/2016 18:11

Aproximadamente, en uno de cada 10 centros de Castilla y León se produce una situación de posible acoso o de acoso confirmado (bullying). Esta situación puede afectar a 1 de cada 1.000 alumnos (0,091 %), mientras que los conflictos entre iguales, en general, pueden afectar a cerca de 1 de cada 100 alumnos (0,92 %).

La provincia de Soria registró durante el pasado curso escolar 2014-2015 cuatro situaciones de posible acoso escolar y uno más confirmado (bullying) en otros tantos centros educativos. Son datos que recoge el Informe de Convivencia en Centros Escolares que ha dado a conocer la Junta de Castilla y León este miércoles.

En dicho documento se muestra, por otro lado, que ningún centro de capital y provincia tiene más de diez expedientes incoados al alumnado, aunque sí figuran Burgos, León, Salamanca, Segovia y Valladolid, que suman 164 en ocho centros.

En el informe, por otro lado, y respecto a la provincia de Soria, "la valoración general que hacen los centros es positiva, los datos son similares a los del curso anterior con una ligera mejoría".

Novedades en el proceso de reeducación

Los centros docentes de Castilla y León disponen hace once años de un procedimiento establecido, posteriormente complementado por una Orden de 2007 por la que se establecen medidas y actuaciones para la promoción y mejora de la convivencia en los centros educativos, que proporciona a los centros la posibilidad de atender las situaciones de conflictos con procedimientos específicos propios. De hecho, en el curso actual, cuatro de cada diez centros de la Comunidad ya utilizan esta posibilidad.

Por ello, recogiendo toda la experiencia anterior, la Consejería de Educación ha considerado necesario actualizar los procedimientos utilizados hasta la fecha para proporcionar un recurso común a todos los colegios e institutos de la Comunidad. Así, Fernando Rey, titular del ramo, ha señalado este miércoles ante el Observatorio de Castilla y León que "se está diseñando un nuevo protocolo específico de actuación en supuestos de acoso escolar que facilite su aplicación, incremente su rapidez y eficacia y, especialmente, contribuya de forma decisiva a la lucha contra el acoso y la intimidación escolar".

Los aspectos más novedosos que incorpora son una estructura más sencilla que en el procedimiento anterior -se organiza en tres bloques de posible actuación con pasos precisos a dar en cada uno de ellos, buscando la claridad en el lenguaje-; la incorporación, desde un primer momento, de las medidas urgentes de protección de la posible víctima de acoso, anteponiendo la seguridad a cualquier otra consideración; la inclusión en las actuaciones de figuras como el coordinador de convivencia o la inclusión de datos en la aplicación informática para la gestión de la convivencia escolar. Además, se facilita a los centros una mayor autonomía en la toma de decisiones.

Rey ha subrayado la importancia del proceso reeducativo del agresor, donde se va a incidir más. "Los agresores son también alumnos y, por ello, además de las consecuencias de carácter disciplinario que pueda derivarse de su actuación, deberán llevar a cabo una intervención pedagógica con él. Entendemos, necesario recuperar un aspecto fundamental para el logro del adecuado clima de convivencia, un aspecto que, a pesar de ser continuamente mencionado, no siempre es tenido en cuenta, al menos suficientemente. Nos referimos a la consideración del conflicto como oportunidad de aprendizaje".

Por ello, una vez garantizada la seguridad de la víctima de acoso, requisito previo para iniciar la reeducación del estudiante agresor, se llevará a cabo la intervención precisa. El aspecto más novedoso en las actuaciones reducadoras es el desarrollo de programas de mejora de la competencia personal a través de un acuerdo educativo, en el que puede participar su familia, con el objetivo de modificar su comportamiento para facilitar el respeto a sus compañeros y la adecuada integración en el grupo-clase.

Convivencia Escolar en Castilla y León 2015-2016

En general, los colegios e institutos de la Comunidad expresan un alto grado de satisfacción con el trabajo desarrollado en convivencia escolar y, como consecuencia de ello, con su situación, según los datos extraídos del informe del curso 2015-2016. El texto señala que solo dos de cada 100 de alumnos de Castilla y León participa en incidencias destacables, aun así se observa un leve incremento de los estudiantes implicados en incidencias -de ellos, más de tres de cada diez, reinciden de nuevo y de estos la mitad vuelve a reincidir-. De este modo, en Castilla y León la tasa de reincidencia en el alumnado apenas se modifica mientras que la de multirreincidencia sufre un leve incremento.

Asimismo, el documento señala que el mayor número de incidencias del alumnado se produce en Educación Secundaria Obligatoria -de cada diez estudiantes con incidencias cerca de siete están escolarizados en ESO, incrementándose está proporción con respecto a cursos anteriores-, por lo que es necesaria una mayor intervención en esta etapa, con implicación de toda la comunidad educativa mediante la coordinación de actuaciones. Finalmente, existe un fuerte incremento de la preocupación por los problemas derivados del uso inadecuado de las redes sociales y la figura del coordinador de convivencia está consolidada en todos los centros y es valorada positivamente por toda la comunidad educativa.

Los centros han incrementado el control de las incidencias relacionadas con la convivencia, por lo que han salido a la luz más casos de acoso e intimidación, pasando de 227 posibles casos de acoso el curso anterior a 261 en el 2015-2016 y de 31 casos de acoso confirmados el curso anterior a 56 casos en el 2015-2016.

Los datos corroboran que el alumnado con incidencias representa el 2,32 % del total de Castilla y León; que disminuyen los conflictos entre iguales un 12,35 % con respecto al curso anterior. Asimismo, disminuye el 15,44 % el número total de incidencias en los centros con respecto al curso escolar anterior así como las incidencias vinculadas con la disrupción escolar, en un 16,75 %, aunque se incrementa un 13,45 % en las relaciones directas estudiante/docente, que incluye las agresiones al profesorado.

Por otro lado, las actividades de convivencia escolar que realizaron los centros durante el curso 2015-2016 se incrementaron en 876 -un 10,97 % más que en el anterior curso- manteniendo la tendencia ascendente iniciada en 2006-2007. Por su parte, el alumnado ayudante y mediador también se ha multiplicado exponencialmente desde el curso 2006-2007, cuando había tan solo 68 estudiantes de estas características en la Comunidad, a 1.479 el pasado curso.

El informe puede ser consultado aquí o también el archivo que figura más abajo.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información