Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
¡Que viene el lobo!

¡Que viene el lobo!

OPINIóN
Actualizado 16/02/2017 11:23

Tribuna de Raúl Ramírez Callejo, Secretario General de UPA Soria.

El incremento desmesurado del número de ataques de lobos en la provincia de Soria, durante el año pasado, pone de manifiesto la proliferación de esta especie y deja en evidencia los últimos censos realizados por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León que nos habla que la provincia de Soria cuenta con cuatro manadas de lobos, tres de ellas al norte del río Duero y una al sur, donde la especie está protegida por la Unión Europea.

El Gobierno regional llevó a cabo un censo durante 2012 y 2013 para inventariar los grupos familiares de lobos a través de una metodología rigurosa desde el punto de vista científico, mediante la realización de itinerarios a pie en búsqueda de acumulación de indicios depositados o realizados por los lobos, estaciones de espera y escucha para detectar cachorros. Según las estimaciones realizadas, los ejemplares que podrían vivir en esas manadas serían 35. Número de animales que a mi modesta opinión se queda corto, por los numerosos ataques que se vienen sufriendo nuestras ganaderías extensivas en las últimas fechas.

Según datos de la Consejería, las manadas suelen estar formadas por cuatro animales adultos, más sus crías. Tres manadas estarían localizadas en la provincia. Una cuarta está compartida con la provincia de Burgos, es decir, los ejemplares migran con facilidad, entre San Leonardo y Hontoria y la quinta está en el límite provincial con La Rioja, en la zona de Yanguas. Tras el seguimiento que ha realizado la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León se ha detectado una elevada incidencia de reproducción de las manadas asentadas en la provincia, por encima del 80%.

A lo largo de la última década el lobo se asentaba en el oeste soriano, con una presencia homogénea tanto en el norte como el sur del Duero. En 2013 la mayor parte de las manadas se concentraban ya en el tercio noreste, en las comarcas de El Burgo, Tierras Altas y Pinares. Solo se tiene constancia de una manada al sur del Duero, cerca de Adradas.

El último ataque ocurrido en Herreros a finales del mes de enero en una explotación de ganado ovino a un ganadero de UPA Soria, causando la muerte a 4 ovejas, es la gota que colma el vaso, por lo que desde esta tribuna pongo el grito en el cielo, ante los ataques de lobos que vienen sufriendo los ganaderos de extensivo en nuestra provincia y la indefensión de estos frente a la administración regional que claramente está apostando por contribuir a la proliferación de este canido. Exigiéndoles a todos ganaderos que quieran ser indemnizados por este concepto, que dispongan de una póliza de seguro ganadero que cuente con cobertura frente a los daños del lobo.

Ya va siendo hora que la Dirección General del Medio Natural de la Junta de Castilla y León sea consciente de la incompatibilidad que existe entre la proliferación del lobo y la ganadería extensiva, que vive y se alimenta de los pastos que se generan en la naturaleza, y para ello necesita del pastoreo por los montes, como se ha puesto de manifiesto en provincias y comunidades limítrofes como la de la Rioja, dónde se está llevando a cabo un modelo de indemnización al ganadero ágil y rápido, pero sin embargo el incremento de ataque de cánidos ha crecido de una forma alarmante, lo que pone de manifiesto que es necesario llevar a cabo una gestión cinegética del lobo mucho más ambiciosa y certera aumentando el número de sacrificios.

Los últimos abatimientos de lobos al norte del Duero, pone de manifiesto que estos canidos no son tan puros como gustaría a la Dirección General del Medio Natural, por lo que desde la administración no se está apostando por la conservación de la especie pura del lobo ibérico.

En este sentido desde aquí, exigimos una gestión del lobo mucho más estricta, aumentando considerablemente el número de los abatimientos, que está llevando a la desesperación y al abandono de su actividad a los ganaderos extensivos de la provincia.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información