Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Los ecologistas alertan del “mal estado de salud del Duero”

Los ecologistas alertan del “mal estado de salud del Duero”

CAPITAL
Actualizado 15/03/2017 08:39

En ASDEN efectúan un análisis de las ‘galletas’ de materia orgánica que flotaban en la superficie y aseguran que se trata de “abundante fauna y flora microbiana semejante a la que podemos encontrar en un agua estancada”.

La presencia de aglomeraciones de materia orgánica flotando sobre la superficie del Duero en el Sotoplaya el 8 de marzo de 2017, y días siguientes, no es, para ASDEN un hecho puntual. Anteriormente, entre los días 12 y 18 de febrero, los ecologistas comprobaban que el río llevaba flóculos pero en menor cantidad y tamaño, y entre 31 de enero y 1 de febrero afirman que apreciaron “sustancias blanquecinas de textura oleaginosa, que también se pudieron ver en varias ocasiones durante el otoño”.

Miembros de este colectivo han realizado unos análisis básicos de una muestra de las aglomeraciones presentes el día 8. Los resultados destacaban por tener “una abundante fauna y flora microbiana semejante a la que podemos encontrar en un agua estancada”. Ello lleva a los ecologistas a pensar que hay una capa de materia orgánica o limo que tapiza el lecho del río, la cual “pasa desapercibida en un análisis de calidad ordinaria del agua del río”, pero su existencia y permanencia a lo largo del tiempo “ deterioran” el cauce “sin que seamos conscientes de ello”, han explicado este miércoles.

“Esta materia orgánica del lecho ripario, que tiene su origen en anteriores y antiguos vertidos, legales o ilegales, ha sido procesada o transformada por el sistema ecológico del río, y por motivos que desconocemos han aflorado ahora a la superficie en forma de aglomeraciones de microorganismos”, continúan detallando. Es decir que esas ‘galletas’ son, para ASDEN “el indicador o manifestación de una eutrofización y mal estado de salud permanente del río”.

De confirmarse este diagnóstico, para los ecologistas se produciría “una situación preocupante” que indicaría que el Duero “está enfermo, con un estado de salud o conservación deficiente”.

“El deterioro del río del que somos testigos es posible por el deficiente control, exigencia y responsabilidad de todas las administraciones en los vertidos y actividades contaminantes; la deficiente gestión y funcionamiento, e incluso mal diseño de la depuradoras de aguas residuales, como es el caso de las depuradoras del Valle del Razón, el incremento de la cabaña ganadera porcina y la falta de control administrativo del vertido de sus purines”, han concluido.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información