Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Google+
Compartir:

REPORTAJES

"Si solo se ve una nube de polvo y caballos nos estamos equivocando"

Actualizado 22/06/2017 17:44:56

Raúl González nos cuenta como preparan el día más grande del año para muchos sorianos desde la Asociación Amigos de La Saca. Este año esperan unos 225 caballistas, 100 de ellos "extranjeros".

Nada más y nada menos que dieciocho años lleva Raúl González realizando La Saca a caballo. Casi los mismos que lleva en funcionamiento la asociación de la que es presidente, Amigos de La Saca. Una organización que relevó a la familia Rupérez, encargada del festejo hasta el año 2000, para que continuase siendo como hasta ese momento, una fiesta para los sorianos.

En la actualidad, está formada prácticamente por las mismas personas que la fundaron y en estos 17 años de andadura, según cuenta Raúl González, ha habido tanto buenos como malos momentos. Este año se enfrentan a una Saca en la que participarán unos 225 caballos, una cifra abultada, según el presidente, ya que como dice, alrededor de unos 100 animales serán extranjeros. “Con 25 caballos que viniesen de fuera sería suficiente, así se abriría esa puerta para que los forasteros también puedan venir”. González cree que todos los sorianos que entran en fiestas tienen derecho a participar en todos los festejos y tradiciones de San Juan, por eso, reduciendo el número de foráneos, se podría aumentar el de jinetes locales. Lo que si aclara el presidente es que “aunque los sorianos tengan ese derecho, no quiere decir que tengan derecho a estar en todos los sitios, en todo el recorrido, ya que tienen que estar a las órdenes de un director de campo y del presidente”.

El número de caballos no puede ser excesivo porque “si se masifica, estamos quitando vistosidad a La Saca y a la gente que está viendo el festejo. La fiesta no es solo de los caballos, es de todos los sorianos, y si solo se ve una nube de polvo y caballos y no se ven los toros, nos estamos equivocando”, dice el jinete.

Experiencia

En estos años que Raúl lleva realizando La Saca a caballo ha visto de todo y asegura que el que dice no tener miedo durante el evento miente, porque en un festejo en el que hay toros siempre hay un riesgo, y “de la fiesta a la tragedia se pasa en décimas de segundo”.

Recuerda momentos difíciles en una Saca de hace unos años, en la que solo dos toros llegaron hasta la plaza, novillos del Cura de Valverde a los que tampoco pudieron controlar en el Lavalenguas y en la Compra. Experiencias a nivel de campo que también se trasladan al terreno personal, como cuando en uno de sus primeros años, los animales se quedaron en los chiringuitos y fue su hermana una de las personas que sufrió un percance, teniendo que ser trasladada hasta el hospital.A pesar de los peligros a los que se exponen, cada año se siguen enfrentado a La Saca con su caballo, buscando que “sea un espectáculo tranquilo, que entre el mayor número de toros, pero que sobre todo no haya ningún percance”.

Un festejo de toros y caballos

Lo que deparará este año es un misterio porque como Raúl dice “los novillos son imprevisibles y aunque hacemos balances, nos podemos equivocar”. Sobre los novillos nos cuenta: “Sobre todo cogemos datos en el Lavalenguas y la Compra. Yo siempre digo que el mejor toro para La Saca es el que en el Lavalenguas es un toro bravo, correoso, que da muchísimo juego, que se entrega al 100%, y que luego, en la Compra está más roto, y en la Saca ya, actúa mucho menos y es más fácil de manejar”.

“El tipo de caballo que se necesita para este tipo de festejos es un caballo con infinita cabeza, con una sensatez tremenda porque hay que tener en cuenta que no solo hay que manejar a los toros, también hay que contar con la gente y el alboroto. Si el animal no tiene templanza y no está acostumbrado a este tipo de eventos, sufre, se estresa y puede provocar un accidente tanto a la montura como a la gente que hay alrededor. Esta cabeza templada te la da, en un 80%, el tipo de caballo que sea, la raza que tenga. Y para estos festejos yo abogo por caballos con un tanto por ciento alto de español, porque la raza española da muchísima sensatez, y con unas pinceladas de razas árabes o inglesas, porque también necesitas caballos con un poquito de gasolina. Además, es fundamental la experiencia del caballo, que sepa comportarse y que sepa estar en los sitios. Esto, por supuesto, se va ganando con los años”.

comments powered by Disqus
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información