Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Alejandro Paniagua: "Cada vez menos gente hace deporte de competición y los porcentajes en chicas son realmente preocupantes"

Alejandro Paniagua: "Cada vez menos gente hace deporte de competición y los porcentajes en chicas son realmente preocupantes"

DEPORTES
Actualizado 26/07/2017 10:10

Alejandro Paniagua Cendón se marcha de Soria para entrenar al Club Baloncesto Ciudad de Valladolid.

Alejandro Paniagua Cendón (Valladolid 1990) “llegó llorando” en el curso 2009/2010, con 18 años, y lleva los últimos 8 en Soria acompañado de buenos amigos y atesorando una experiencia inolvidable que tiene como consecuencia, como marca la tradición, que también “se vaya llorando” cuando acabe el II Campus de Baloncesto y Aventura con Nacho Azofra el próximo domingo 30 de Julio. Moreno, tímido y colorao en cuanto le dices cualquier cosa, 'Pani' como le conoce todo el mundo ha jugado y entrenado, durante todos estos años, tanto con el Baloncesto Soria Femenino (BSF), con el FDR y, sobre todo, con el Club Soria Baloncesto (CSB) y también ha hecho sus pinitos con el Ingenieros de Rugby en las dos últimas temporadas. Nos quiere y le queremos de forma y manera que será imposible olvidarle.

Pregunta. ¿Cuál es tu primer recuerdo en Soria?

Alejandro Paniagua Cendón. La verdad es que llegué deprisa y corriendo para empezar Diseño Gráfico en la Escuela de Artes y mi madre me encontró un hueco en la Casa Diocesana en la que estuve mis primeros cuatro meses hasta que me mudé a un piso con otros compañeros de carrera.

P. ¿Qué es lo que has estado haciendo en Soria aparte del baloncesto?

APC. Tras pasar por la Escuela de Artes, cursé Coaching y Psicología del Deporte (Técnico Superior y Máster) y Técnico Superior en Animación y Actividades Físicas y Deportivas (TAFAD).

P. ¿Cuál fue tu primer contacto con el baloncesto soriano?

APC. Mi primer contacto con el baloncesto soriano vino de la mano de una compañera de clase, Iris Rangil, que me presentó a todas las chicas del Baloncesto Soria Femenino (BSF) actuando ya en esa temporada como delegado para después ejercer de segundo entrenador con Patricia Izquierdo. Con ellas he participado en la 2ª División Femenina de Aragón alcanzando dos semifinales de ascenso a Primera.

P. ¿Cómo llegas al Club Soria Baloncesto?

APC. En el mundo del baloncesto de Soria nos conocemos todos y yo conocía perfectamente a la gente del CSB que en esos momentos era el único club que jugaba en el autonómico de Castilla y León, aunque en aquel momento lo hacía como FDR. Tras colaborar con ellos junto con las chicas del BSF en algún evento, es en mi cuarta temporada en Soria cuando decido entrenar con la cantera y en autonómico dirigiendo al Infantil Masculino con jugadores que hoy, fíjate cómo pasa el tiempo, han terminado su periplo deportivo en el club y marchan el próximo año a la Universidad (jugadores como por ejemplo Alfonso Madrazo, Alejandro Ortiz, Javier Molina…).

P. ¿Y entonces decides continuar con la cantera?

APC. Sí, ya decido continuar entrenando en la base. Al año siguiente vuelvo a llevar al Infantil Masculino y decido apostar por varios jugadores aún de categoría alevín para que formen parte del equipo, entre los que empieza a despuntar Hugo García (que acabaría jugando en la selección de Castilla y León y ficharía por el Colegio Leones) y hacemos una gran temporada. Al final de ese año y con el equipo alevín conseguimos clasificarnos para la Mini Copa de Castilla y León tras ganar en una eliminatoria al Óbila con el que estábamos empatados a puntos.

P. ¿Luego vuelves a entrenar chicas?

APC. En mi siguiente temporada se me plantea volver a entrenar a chicas tras la retirada de uno de los grandes entrenadores sorianos: Miguel Ángel Berná. Acepto el reto de dirigir al Junior Femenino que, por cierto, aglutinaba en mi opinión la mejor generación global de jugadoras sorianas con Laura Marina, Mari Lafuente, Jenny Verde, Paula Isla, Laura Pérez, Bárbara Moreno, Nuane Silva, Alina de Miguel y la incorporación a posteriori de una Carmen González que, por aquel entonces, aún era cadete de primer año y le tocó pelearse con jugadoras tres años mayores que ella.

Con ellas vivo la mejor y más dura temporada de mi carrera como entrenador en Soria clasificándonos como segundas de grupo al final de la primera fase. Luego Laura Pérez y Bárbara Moreno tienen que abandonar el equipo por motivos académicos e incorporo a Carmen González para jugar la segunda fase. También en algunos partidos nos ayudan las por entonces jugadoras cadetes Paula García y Alba Cuadrado. Con siete jugadoras nos atrevemos a jugar a presionar y correr y ganamos casi todos los partidos: contra Unami +30; contra Perfumerías +25... Nos aplaudía hasta el público rival y se acercaban a felicitar a las jugadoras, con eso te lo digo todo. Llegamos a la Final Four de Segunda División y tras perder en León finalmente jugamos en casa el último partido y ya, sin opciones al título, obtenemos la victoria con tan sólo seis jugadoras. Son recuerdos imborrables.

P. ¿Qué pasa después?

APC. Después llega el cisma. La situación en el FDR es insostenible con la gestión que se estaba realizando y la mayor parte de la directiva y del cuerpo técnico tomamos la decisión de, tras no poder revertir la situación, fundar un nuevo club: el Club Soria Baloncesto. Es una decisión profesional. Me voy en busca de una mejor gestión tanto a nivel deportivo como estructural y en busca de unos objetivos más claros y de una mayor libertad.

P. ¿Sigues entrenando?

APC. Por supuesto. Vuelvo a los chicos y me encargan dirigir al CSB Cadete Masculino. Me enfrento a una mezcla de jugadores de primer y segundo año a partes iguales y conseguimos quedar segundos tras una gran fase regular en la que sólo nos gana Maristas Burgos. En los cruces nos toca Jesuitas de León y ganamos en Soria por la mínima en la ida (+4) pero sin Hugo García, por entonces infantil de segundo año. En apenas 12 horas viajamos a León para disputar la vuelta esta vez con Hugo. Tras un partido infartante ganamos los cruces cosechando otro éxito para un club recién nacido como el nuestro, con una canasta final de Hugo ante la atenta mirada en la grada de los responsables del Colegio Leones, los cuales en las semanas siguientes le ficharían.

P. ¿La siguiente temporada es tu octavo año en Soria?

APC. Sí, es mi octavo año en Soria y mi séptimo año entrenando. Sigo con el CSB Cadete Masculino que cambia al pasar la mitad de los jugadores a Junior. Es un año complicado en lo deportivo. No brillamos hasta pasar las Navidades y nos mantenemos porque Mario Palomar principalmente tira del equipo en la fase inicial. Ninguno queremos eso y con el nuevo año empezamos a jugar como equipo enfrentándonos más de tú a tú a los equipos de arriba como Filipenses, Tizona y Óbila.

P. Ahora que te vas ¿cómo ves el futuro del CSB?

APC. El Club Soria Baloncesto es un club con futuro. La Directiva y el Cuerpo Técnico hacen un gran equipo y están trabajando bien, sin querer acortar en exceso los plazos en las cosas verdaderamente importantes, por lo que a la larga atesorará prácticamente todo el baloncesto de Soria, gracias en especial a que cuenta con los mejores entrenadores de la provincia que siguen en constante formación. Crecerá en bases y en exigencia y espero que esto le lleve a ser un gran club de cantera en Castilla y León a medio plazo.

P. ¿Algún problema tendrán?

APC. Su principal problema reside, en estos momentos, en la sección femenina y es un asunto complicado porque cada vez menos gente hace deporte de competición y los porcentajes en chicas son realmente preocupantes, especialmente en etapa junior. Si a esto le unes que en Soria el vóley femenino y la gimnasia rítmica tienen fuerza pues, sencillamente, te quedas sin gente que es lo que está pasando actualmente y lo que se está tratando de revertir con ahínco.

P. ¿El campus con Nacho Azofra es tú última participación con el CSB?

APC. A día de hoy, sí. Luego el tiempo dirá. La verdad es que es una gozada ver y compartir cada uno de los entrenamientos con uno de los jugadores míticos del baloncesto español. Es algo que me llevo de Soria. Y es una expresión más de que el CSB apuesta por la calidad de los entrenadores en todo lo que hace.

P. ¿Algo más te llevarás de Soria?

APC. Me llevo muchísimas cosas a título personal, pero sobre todo me llevo la experiencia deportiva de haber contribuido, durante siete años, a formar personas porque el deporte, por encima de todo, es formación vital.

P. ¿También has debutado en el rugby?

APC. Sí. Yo vengo de Valladolid donde el rugby es un deporte importante y tenía esa espinita clavada porque además mi padre fue campeón de España universitario con el Cisneros de Madrid y siempre había querido probar. Aquí la gente del Ingenieros me ha tratado sensacional y me ha animado a jugar, lo que he conseguido participando lo más activamente posible en las últimas dos temporadas. Es algo que, sin duda, también me llevo de Soria.

P. ¿Qué te espera en Valladolid?

APC. En Valladolid estaré entrenando en la cantera del Club Baloncesto Ciudad de Valladolid, cuyo primer equipo ha conseguido este año el ascenso a LEB Oro, la segunda categoría del baloncesto nacional. También continuaré mi formación en la Universidad estudiando Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Y, por supuesto, ¡en Valladolid os espero a todos!

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información