Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La Oreja de Van Gogh encandila a Almazán

La Oreja de Van Gogh encandila a Almazán

PROVINCIA
Actualizado 06/08/2017 08:48

El grupo de San Sebastián presentó 'El planeta imaginario', su nuevo álbum, ante unas 1.000 personas en La Arboleda durante una noche fría de agosto.

Experimentos ensayísticos a las puertas de La Arboleda. Sonaban los primeros acordes musicales sobre las 20:00 horas. La villa adnamantina se desplazaba a la ciudad del amor, porque Leyre Martínez practicaba 'París' con la voz. Vuelta al pasado musical, a la esencia inicial de La Oreja de Van Gogh, que llegaba a Almazán para presentar su nuevo álbum, 'El planeta imaginario'. Amagó con llover, de hecho, chispeó en la previa del concierto. Pero la sangre no llegó al río Duero y el grupo de San Sebastián, con dos décadas como grupo de pop referente en España, disipó los nubarrones. Y de 'París' a ensayos sobre el presente, con 'Cometas por el cielo' o 'La niña que llora en tus fiestas'. Los 'hits' más actuales de los vascos, que hacen denotar que su música ha evolucionado hacia una mayor variedad de registros musicales y de ritmos sobre los escenarios.

Frío y aire. La climatología no acompañaba, pero y aunque no hubiese largas colas alrededor de las 21:20 horas, cuando se abrieron las puertas para acceder al campo de fútbol, la pasión por poder escuchar a un ilustre del paisaje musical y nacional era incalculable. Sin duda, una de las actuaciones estrella del año en Almazán. Y ese nacimiento de La Oreja de Van Gogh a finales de la década de los 90 permitía que sobre el césped cantasen varias generaciones. Recuerdos y presente se mezclarían en las canciones, en la garganta de Leyre, que parece haber hecho olvidar a Amaia como cabeza de cartel. Perduró esa responsabilidad de sustituir a la vocalista histórica de La Oreja de Van Gogh. 'Cuidate', 'Rosas' o 'La playa' aún se le atribuyen a la ahora cantante en solitario. Pero ahí estaba Leyre, otra vasca, otro tipo de voz menos menos nasal que la de Amaia, para versionar a su manera los temas de siempre. Aquellos que sonaron en cassette o CD. Porque dos décadas dan para muchísimo. Quizás, el mayor éxito de La Oreja de Van Gogh es el de mantener en pie y a viva voz a sus fans en pleno siglo XXI. Ellos nacieron en el XX, en 1998 concretamente. Gente de muchas generaciones en La Arboleda, otro triunfo de los vascos, quienes no han encasillado entre sus partituras a un colectivo en concreto.

Sobre las 22:10 horas sonó la previa. Música alternativa. "Un anuncio super molesto, como los de Youtube antes de la canción. Tenemos la intención de ser un anuncio molón", subrayó Kenia, la telonera de La Oreja de Van Gogh. Sembró el camino con 5 temas. "Me sé mejor sus temas que los míos", destacó Kenia sobre la importancia de La Oreja de Van Gogh, que permite que su música haya calado tan hondo. No solo Kenia, muchos españoles han crecido con los acordes de los de San Sebastián. Una infancia, una adolescencia o una madurez. La música nacional se ha hecho mayor con el paso del tiempo que ha transcurrido junto a La Oreja de Van Gogh.

Y entonces se apagaron las luces a las 00:00 horas. Los focos enfocaron 'Estoy contigo', el tema con el que se estrenó La Oreja de Van Gogh en Almazán ante unos 1.000 asistentes. Lámparas y globos terraqueos de decoración ilustraban 'El planeta imaginario' en el escenario. Actualidad y 'remember'. Combinaron éxitos de ayer y hoy. "Buenas noches Almazán y bienvenidos a nuestro planeta imaginario". Así presentaba Leyre el espectáculo que iba a presenciar La Arboleda. Justo y necesario para echarse al público en el bolsillo. Conexión total con el respetable cuando sonó 'Cuidate'. Se vino arriba Almazán con el "cierra la puerta, ven y sientate cerca, que tus ojos me cuentan que te han visto llorar". La gente tenía ganas de cantar y Leyre ayudaba dando paso a que el público corease los estribillos, como el de 'Inmortal'. Transportaron a una masa entregada a su plantea. Imposible "pasar las noches llorando ('Esa chica")" con una Leyre imperial en la tarima. Misma complicidad con 'Rosas'. La gente estaba cómoda cuando los de San Sebastián le permitía tomar una máquina del tiempo y viajar al pasado de muchos.

Leyre se encomendó al amor de 'Deseos de cosas imposibles' para posteriormente denunciar la violencia de género con el "que tú no vales más que yo". Se la premió con un estallido de aplausos. Siguió botando el público con 'Verano' en una madrugada fría.

Tragos varios de agua y algún que otro fallo técnico que no empañaron una actuación memorable entre los focos de colores y un frío extraño de agosto. Ya se encargó La Oreja de Van Gogh de trasladar a los adnamantinos al invierno con temas como el de '20 de enero' o 'Diciembre'. Se despidieron de madrugada. 'Jueves', bajo el calor del piano y la voz rota de Leyre, y 'La playa' clausuraron el repertorio. Empezaron un sábado y acabaron un domingo. Pero a la villa se le quedó corta la velada.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información