Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El reto de las 52 Semanas, el método definitivo para empezar a ahorrar

El reto de las 52 Semanas, el método definitivo para empezar a ahorrar

ESPECIALES
Actualizado 29/08/2017 09:26

Cualquiera sabe que, de lo que ganamos con nuestro trabajo, deberíamos separar al menos una parte - alrededor del 20% según diversos expertos en economía doméstica- y dedicarla a ahorrar.

Esto es la teoría, claro. La realidad muchas veces es distinta, y bien porque nuestros ingresos son insuficientes y sólo nos permiten subsistir de mes a mes o bien porque no gestionamos correctamente nuestros recursos, o nos dejamos llevar por gastos impulsivos, ahorrar se puede convertir en una tarea complicada.

Dado el desajuste entre nuestra intención de ahorrar y lo que dicen nuestras cuentas bancarias, no sorprende que haya muchos que intentan recurrir a trucos para conseguir retener algo de lo que ganan e ir generando un colchón que nos saque de imprevistos en el futuro. Uno de estos trucos es el desafío de las 52 semanas, creado en 2013 por una mujer llamada Kassondra Perry-Moreland.

El desafío es sencillo: empiezas ahorrando 1€ esta semana. La segunda semana, 2€. La tercera, 3€… y así sucesivamente hasta llegar la semana 52, en la que aportamos un ahorro final de 52€, y que nos deja con una total de 1.378€. Es fácil de seguir y relativamente indoloro para tu economía mensual. Funciona incluso si no tienes cuenta bancaria y prefieres guardarlo en la mítica hucha o tarro de cristal (que te permitirá ver cómo crecen tus ahorros cada semana). Sin embargo, una técnica como esta es la mejor manera de ahorrar? Aunque su funcionamiento sencillo permite seguirlo a cualquiera que se quiera comprometer a ahorrar, es una opción más indicada para algunas personas.

Aquellos que nunca han ahorrado antes (aunque se lo hayan propuesto) o que creen que no hay lugar para el ahorro en su economía doméstica son el objetivo de este método. Es perfecto para el principiante, en otras palabras, porque parte de una cantidad simbólica y va construyendo un hábito progresivo según pasan las semanas. Para aquellos ahorradores reincidentes que quieran acumular más dinero en su cuenta, existe la alternativa de doblar la cantidad de dinero y empezar con 2€ para acabar con 104€ la última semana y un ahorro total de 2.756€, que es una cantidad algo más suculenta.

Otros ahorradores optan por el método inverso: empezar con el ahorro máximo de 52€ la primera semana para después ir bajando la cantidad hasta la última semana. Esto tiene sus ventajas, ya que por un lado nos obliga a comprometernos y no abandonar por el camino y porque, si empezamos con el método a principios de año, el final coincidirá con la época de regalos, en la que siempre hacemos más gastos. Incluso, si quieres, puedes saltarte alguna semana y ajustar el método a tus capacidades e ingresos de cada semana para reservar más dinero en aquellas en las que te encuentres más cómodo o tengas menos gastos. Una opción para evitar imprevistos que nos desvíen de nuestro objetivo es recurrir a la ayuda de empresas que ofrecen créditos rápidos sin papeles, pensados para cubrir pequeños gastos.

Recomendado

Una de las dificultades que puede tener este método es acordarse de ahorrar y mantener el ritmo. Pon una alerta en tu teléfono a finales de mes y señálalo en tu calendario. Si decides guardar el dinero en efectivo en un lugar concreto, existe el riesgo de que en un momento en el que necesites algo de dinero acabes tirando de él por comodidad. Para que eso no ocurra, te recomendamos hacer transferencias bancarias automáticas a una cuenta distinta. Así, al no tener el dinero a mano, no tendrás opción de gastarlo. Si ir haciendo transferencias de distintas cantidades durante todo un año te da algo de pereza, otra opción es distribuir la cantidad final en pagos de 26,5€ durante las 52 semana.

Al final de lo que se trata es de que encuentres la manera de comprometerte contigo mismo a mantener el ahorro no como algo puntual sino como una costumbre que ir desarrollando con el tiempo. A través de objetivos alcanzables y realistas, serás capaz de estar motivado y de verlo como un reto más que como una obligación. Te propongas ahorrar 1.500€ o 5.000€, lo importante es establecer metas por el camino que nos ayuden a no decaer en nuestra misión.

Para completar el método, lo recomendable e sir escribiendo esas metas a corto, medio y largo plazo, así como el ahorro que vamos haciendo cada semana. Nos ayuda a visualizar nuestro progreso y nos anima a continuar. Cada vez que logremos una de esas metas, podemos darnos una pequeña recompensa como cenar en un buen restaurante o hacernos con algún capricho. Así nos motivaremos para seguir adelante y no frustrarnos. Si es necesario, reajusta tus objetivos para volver al cauce original. Ahora que conoces este método no tienes excusa: tómatelo como un reto… ¡y empieza a ahorrar!

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información