Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Compartir:

DEPORTES

Estela Navascués: “El objetivo es Tokio 2020”

Actualizado 09/09/2017 10:18:10

La maratoniana navarra, afincada en Soria, detalla, recuerda y valora 2016 y 2017, dos cifras marcadas a fuego en sus recuerdos. En pleno proceso maternal, regresará a los entrenamientos en Navidades. Japón le espera.

“¿Si fui olímpica (Río 2016) una vez, por qué no puedo serlo una segunda vez? Mi objetivo es Tokio 2020”, dispara Estela Navascués (03/02/1981, Tudela). Se pregunta, a la vez que afirma. Apunta alto la maratoniana afincada en Soria, la discípula de Abel Antón, y siempre con convencimiento y “consciencia”, que provoca creer irremediablemente en sus aspiraciones. Navascués sigue su ‘Estela’, la de una fémina madrugadora, que tiene muy planificada su actuación vital y deportiva. Testaruda por naturaleza. A quien madruga, el atletismo ayuda. Un valor más, la tudelana se dispone a coleccionarlos como cromos, enseñado por un deporte que se lo ha “dado todo”.

Pasea por la zona de El Mirón, mientras el viento de septiembre le desmelena una cabellera que le ha regalado el claro destello del sol. Calza unas deportivas, porque su alma de atleta le da ‘pataditas’ en el corazón, y su otro yo, que también le da patadas en la barriga, verá la luz a principios de noviembre, supuestamente. Blanca, la hija que espera, tendrá una mamá olímpica. Analiza el embarazo y el problema que supone para la deportista española ese hecho. Pide un mayor reconocimiento hacia las gestas deportivas de las féminas. Tranquiliza a la grada: volverá. Suena a amenaza, y lo puede llegar a ser para la élite nacional e internacional. Navascués, quien ostenta actualmente una marca de 2 horas, 32 minutos y 49 segundos en la prueba de maratón, estudia su regreso en Navidades. Y solo cuando se canse de aniquilar metas, la doble condición de olímpica en Tokio 2020 podría ser una de sus últimas, sopesará la retirada. Navascués tiene cuerda para rato…

-Soria Noticias: En pleno paréntesis deportivo. ¿Cómo va la otra ‘gran carrera’ de tu vida?

-Estela Navascués: Va bien. Estoy ya en el séptimo mes de embarazo. Ya queda menos, dos meses. Estoy viviendo una experiencia muy chula, algo que deseaba. Ha llegado. Ahora, hasta el final.

-SN: ¿Echas de menos la competición? Quizás te sientas rara al estar alejada de las pistas.

-EN: Sí, porque estoy acostumbrada a estar siempre muy activa. Entrenaba siete días a la semana… Realmente, lo de ahora se trata de un parón muy brusco. He pasado de 100 a 0. Pero tenía las cosas muy claras (respecto al embarazo). Estaba concienciada. Después de los Juegos Olímpicos quería intentar ser madre. Y si lo era, con todas las consecuencias: bajar el ritmo.

-SN: Un parón relativo, claro. Te has enfrentado a un verano diferente. Eres profeta en tu tierra.

-EN: El verano ha ido bien. He tenido varios acontecimientos, entre ellos el de tirar el ‘Chupinazo’ (un cohete) en el inicio de las fiestas de Tudela. Sin parar, también. De otra manera, sin competiciones.

-SN: ¿Consideras que tras dar a luz se debe dar por finiquitada la etapa profesional de una fémina en el deporte?

-EN: No tiene porqué. Yo quería hacer un paréntesis en mi trayectoria deportiva, siempre y cuando para volver a correr luego. Quiero volver en el estado en el que estaba y en el momento en el que lo dejé.

-SN: ¿La mujer española tiene un problema deportivo cuando se queda embarazada?

-EN: Un poco… Sí. Parece que cuando la mujer se queda embarazada, los patrocinios te dejan un poco de lado. No te valoran durante el embarazo. Luego, si vuelves al buen nivel en el que estabas, parece que sí vuelven a confiar en ti. Creo que en el deporte, en general, es un problema cuando la mujer se queda embarazada.

-SN: Mireia Belmonte en natación o Garbiñe Muguruza en el tenis, ejemplos prácticos. O casos más locales, como los de Marta Pérez, el tuyo o el de Cristina Juarranz. ¿Es el XXI el siglo de la mujer?

-EN: Cada año y en cada siglo, tenemos a mujeres muy buenas en España, donde no se les ha dado ese valor. Creo que el deporte rey es el fútbol, nos guste o no nos guste hay que ser consciente de ello. Todos los deportes de su alrededor, que practique una mujer, son un poquito más minoritarios. Creo que hay que valorar a todas esas mujeres. Hasta ahora, no están valoradas.

-SN: ¿A años luz de la igualdad, entonces?

-EN: Creo que sí. No es por machismo, ni por puro feminismo. Toda la vida ha existido este conflicto: es difícil valorar a la mujer.

-SN: El Mundial de Londres ya pasó. Sinceramente, ¿te dolió perdértelo?

-EN: Sí. Tenía la mínima (2 horas, 32 minutos y 49 segundos lograda en Sevilla) para disputar el maratón en el campeonato del mundo. También es verdad que este año debía correr alguna media o algún maratón para que se viese mi estado de forma y refrendar la marca que había logrado porque otros tres atletas rebajaron la marca que yo poseía. Tenía que haber corrido otra vez para buscar mi plaza.

-SN: La gran pregunta que se formularán tus seguidores: ¿Volverás a competir?

-EN: Sí, por supuesto que sí. Ya doy a luz a principios de noviembre. Con Abel Antón, mi entrenador, ya he hablado. Si el cuerpo se recupera y todo va bien, después de Navidades empezaré nuevamente con los entrenamientos. Suavemente. A ver cómo responde el cuerpo. Seis meses después de dar a luz habrá que poner un objetivo.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información