Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La cuenca del Duero tiene unas carencias en sus reservas de 650 hectómetros cúbicos

La cuenca del Duero tiene unas carencias en sus reservas de 650 hectómetros cúbicos

SORIA RURAL
Actualizado 25/12/2017 13:04

La CHD apela a la sensatez con el uso del agua para combatir un déficit equivalente al embalse de Riaño totalmente lleno.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), Juan Ignacio Diego, ha hecho un llamamiento para ahorrar hasta la última gota de agua con el fin de paliar la pertinaz sequía que ha situado a la cuenca con un déficit hídrico de unos 650 hectómetros cúbicos respecto de la media de la última década.

"Para que el ciudadano lo entienda, viene a ser algo más del embalse de Riaño totalmente lleno", ha ejemplificado Diego, en una entrevista concedida a Europa Press, para mostrar la preocupante situación actual que mantiene al 22 por ciento de su capacidad los embalses del Estado en el Duero, en el contexto de la grave sequía en el conjunto de España y que por cuarto año consecutivo se está sufriendo de forma virulenta en otras dos cuencas como las del Júcar y Segura.

La experiencia de lo ocurrido este año y la polémica surgida con algunas comunidades de regantes por los cupos de riego asignados ha llevado a la máxima autoridad de la CHD a apelar a un "control del consumo y a mejorar las medidas de ahorro y eficiencia" pues, tal y como augura, "va a llover menos y de manera más irregular como consecuencia del cambio climático, por lo que resulta imprescindible ir adaptándose a nuevos escenarios que las administraciones competentes tratarán de dar a conocer en un constante compromiso de mejora y transparencia".

A este respecto, Diego reitera que tanto el reparto del agua como la cesión de derechos tienen unas condiciones técnicas, por un lado, y una regulación legal, por otro, que ya se explicó con detalle el pasado verano y a la cual es preciso ceñirse, en alusión a las sanciones propuestas a dos comunidades de regantes Geria-Simancas y Tordesillas que sitúa en el contexto de los cerca de 400 expedientes anuales por infracciones relacionadas con el dominio público hidráulico que abre la CHD.

En este sentido, explica que los interesados pueden alegar y que tales argumentos serán valorados, pero sin olvidar que excederse en el agua asignada causa un perjuicio a los caudales circulantes y resulta insolidario con otros regantes que respetan lo establecido.

Recomendado

"En ningún caso las multas pueden superar los 500.000 euros, según marca la ley, a pesar de las cifras disparatadas que se han comentado", censura Diego respecto de determinadas informaciones que situaban las sanciones a las comunidades de Geria-Simancas y Tordesillas en medio millón y dos millones de euros, respectivamente, por excederse, por el mismo orden, en cerca de medio millón y un millón y medio de metros cúbicos de agua.

En el momento actual, el presidente de la CHD advierte de que los volúmenes almacenados son realmente bajos para encontrarnos en temporada de lluvias. "El otoño también ha resultado seco pero, a pesar de todo, no percibimos para los próximos meses riesgos que impidan atender la necesidades del agua de boca", tranquiliza el responsable del organismo de cuenca.

Y es que por muchos tramos de ríos el caudal que discurre ahora sigue siendo el ecológico de sequía, en sistemas como Órbigo, Carrión o Pisuerga, con el fin de preservar al máximo las reserva de sus embalses para abastecimiento humano, tal como establece la normativa. "Resulta llamativo ver los ríos tan bajos en diciembre y, sin duda, estarían peor de no tener regulaciones en sus cabeceras", precisa.

Sin campaña de riegos si sigue la sequía

Por el contrario, en el capítulo relativo al regadío, Diego reconoce ahora mismo mucha incertidumbre. "Probablemente, será necesario adoptar dotaciones restrictivas para riego si las lluvias del invierno y la primavera no llegan a la media esperada. La cantidad disponible por sistemas y hectáreas aún no se puede determinar. Desde luego, si la pluviometría prosigue en las cantidades registradas hasta ahora, apenas habría campaña", advierte categórico.

Recomendado

Sobre las críticas recibidas desde distintos sectores, sobre todo el primario, por la gestión de la sequía por parte de la CHD, su presidente defiende una actuación "sensata y realista", que incluye una detección temprana del problema, en enero de 2017; la comunicación constante con los usuarios en diferentes órganos de la CHD, pues ya en marzo trasmitieron las complicaciones de la situación en las juntas de explotación, y un gran esfuerzo de control y vigilancia de los consumos.

"Me parece oportuno abundar en dos ideas: un contacto permanente con los representantes de los usuarios y que nuestra actuación, tras un año de severa sequía, permite atender con normalidad el abastecimiento humano gracias a las reservas existentes", insiste Diego.

Aunque no cierra la puerta a la construcción de nuevos pantanos o embalses, tal y como demandan las organizaciones profesionales agrarias, el presidente de la CHD precisa que cualquier nueva infraestructura de este tipo en la cuenca conlleva un proceso muy largo y complejo. Según la directiva europea del agua, se parte de una identificación real de la necesidad y luego se requiere un análisis riguroso de diferentes aspectos (ambiental, social, técnico, económico).

Tras justificar la conveniencia de su construcción, luego hay que abrir un periodo de información pública. "Venimos detectando una inquietud en las OPA y los colegios profesionales al respecto, de manera que en el diagnóstico de futuro a corto y medio plazo se podrán estudiar nuevas infraestructuras de regulación que se incluirían en la planificación hidrológica".

En este capítulo, destaca que siguen desarrollándose las infraestructuras previstas en el Plan Hidrológico del Duero 2015-2021, con actuaciones como la regulación del Cega con la presa de Lastras de Cuéllar, en fase de redacción del anteproyecto, y las balsas de apoyo para riego en los ríos Órbigo y Carrión, con la declaración de impacto ambiental avanzada.

Mención aparte merece la polémica presa de Castrovido iniciada en 2004, cuya cota hubo de rebajarse y en cuyas obras perdieron la vida cuatro trabajadores en 2011. Dicha infraestructura, con un presupuesto final de 231 millones, se halla ya en la recta final de sus obras.

En concreto, tal y como avanza Diego, el llenado podrá comenzar en el otoño de 2018. "Ya se ha hormigonado el muro de la presa al 98 por ciento y queda tanto solo el de parte de la coronación y del estribo derecho", con lo que la previsión es que en 2018 se puedan seguir desarrollando trabajos complementarios como cierres, instalaciones y accesos.

Con sus 44 hm3 de capacidad, la presa permitirá regular el río Arlanza, donde las crecidas eran frecuentes y causaban daños de consideración en localidades de su ribera.

2017, un hito en concienciación

En su análisis de lo ocurrido a lo largo de 2017, el presidente de la CHD traslada su impresión de que "ha marcado un hito de concienciación en toda la sociedad", desde los usuarios más cercanos al agua, como regantes y ayuntamientos, a la ciudadanía en general.

"Imágenes como la de Barrios de Luna u otros embalses invitan a la reflexión, a sensibilizarse ante la magnitud de un problema serio que exige la colaboración de todos. Desde la CHD estamos haciendo un esfuerzo por transmitir mensajes de ahorro de agua en todo tipo de foros, desde el uso agrícola, donde resulta primordial la modernización, al doméstico, con presencia en colegios, seminarios técnicos y jornadas especializadas".

Y es que, tanto si llueve de forma abundante como si no, Diego aboga por interiorizar en nuestra vida diaria esos pequeños gestos como poner la lavadora y lavavajillas a plena carga, cerrar el grifo al lavarse los dientes o reparar con urgencia las fugas, en verano y en invierno.

"Sabemos qué debemos hacer cada uno en nuestra casa o negocio. Lo resume muy bien el lema 'CadaGotaSuma'. El uso racional del agua, como un bien escaso, es básico para hacer frente al cambio climático. Los recursos dependen de un fenómeno natural como la lluvia, y regular su evolución se nos escapa.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información