Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Entrevista a Mínguez: "Así no sacamos a Soria del subdesarrollo"

Entrevista a Mínguez: "Así no sacamos a Soria del subdesarrollo"

REPORTAJES
Actualizado 19/01/2018 12:46

El alcalde acusa al Gobierno de España y al PP soriano de hablar mucho de despoblación y luego boicotear los proyectos de esta provincia. Mínguez repasa con Soria Noticias la situación de los principales proyectos de la capita; Mercado, plan DUSI, Universidad del Deporte o Valcorba. También hablamos de impuestos o de la política de personal del Ayuntamiento

P: La pasada semana se reunía con la ministra de Medio Ambiente, una reunión que dejaba las cosas como estaban; en punto muerto. ¿Qué va a pasar con la depuradora de Soria?

R: Yo creo que ante una injusticia no podemos cruzarnos de brazos y resignarnos. Si por algo nos hemos caracterizado es por la capacidad de batallar. Tenemos que hacer ver a todas las administraciones que es necesario un trato distinto al que se está dando a Soria. Tenemos que hacer ver al Gobierno que necesitamos de su implicación en este proyecto, y que lo que hemos puesto encima de la mesa. Una cofinanciación a tres partes entre Ayuntamiento, Gobierno y UE, además de justo tiene todo el sentido del mundo. No podemos abstraernos de lo que sucede en otras ciudades en las que las condiciones son muy distintas. Cáceres, Nerja, Plasencia…, sus vecinos pagan 0€ y no entendemos por qué a nosotros se nos castiga haciéndonos pagar el 65%. Tenemos que hacer ver al Gobierno que este no es el camino para sacar a Soria del subdesarrollo que vive.

P: Pagando el 65%..., ¿es viable que el Ayuntamiento construya la nueva depuradora?

R: Nosotros tenemos un presupuesto de unos 53 millones, con muchísimo esfuerzo inversor que viene de llamar a todas las puertas y acudir a todas las convocatorias. Pero claro, es imposible derivar esos dineros a la depuradora. Y el montante económico de la obra nos complica muchísimo su ejecución. Las propuestas que hay encima de la mesa supondrían duplicar la deuda. Es complicado

P: ¿Estaríamos en una situación mejor si usted hubiera firmado la adenda en 2014?

R: Estaríamos en una situación peor y a las pruebas me remito. Muchos de los ayuntamientos que firmaron la adenda antes que nosotros están asumiendo prácticamente el 100% de la inversión. A nosotros los servicios jurídicos y económicos de la casa ya nos avisaron; la ejecución de la planta tenía un plazo de 24 a 30 meses, apenas quedaban 12 para la finalización del plazo de la ejecución y te avisaban que si no llegabas al 100% de la obra tendrías que asumir el coste completo. El resultado sería que no tendríamos planta y tendríamos 55 millones de euros de deuda. Al margen está la cuestión legal de firmar en contra de los servicios jurídicos y económicos de la casa. El Ayuntamiento de Golmayo también se posicionó de forma unánime en contra de firmar ese documento. Era una adenda de imposible cumplimiento.

P: Cambiando de tema: ¿Por qué considera positivo para Soria albergar este congreso Think Europe 2030’?

R: Porque ahora mismo se están negociando los criterios para los presupuestos europeos para 2020, que se aprobarán en el mes de septiembre. Si somos capaces de hacer ver a Europa que los fondos que tenían que haber llegado a territorios como este no lo han hecho por culpa de otras administraciones, como el Gobierno de España o la Junta de Castilla y León, le haremos ver que esas políticas transversales que tienen como objetivo eliminar desigualdades están propiciando que se generen más. Tenemos que hacerles comprender que sus objetivos se están pervirtiendo con la gestión de esos fondos por parte de la Comunidad Autónoma y el Gobierno de España. El objetivo de la Agenda 2030 es que nadie se quede atrás, y eso encaja con nuestros argumentos de que nuestra situación de desequilibrio debe ser compensada con políticas públicas.

P: Un proyecto que cuenta con fondos europeos es el plan DUSI. ¿En qué consiste el DUSI de Soria?

R: Durante estos años hemos trabajado para conseguir esta `Estrategia de Desarrollo Urbano´, y hemos sido pocas las ciudades que lo hemos logrado. Ahora tienen que visualizarse esos 10 millones de inversión. Hoy ya tenemos licitados dos proyectos, uno para digitalizar y modernizar el Ayuntamiento al servicio de los ciudadanos, y otra con la peatonalización e iluminación de la calle Real, Calixto Pereda… El objetivo es conseguir no solo rehabilitar, sino también revitalizar el casco viejo de la ciudad. Es una zona degradada, con poca población y muy envejecida, con ausencia de servicios importantes… El Dusi debe servir para dar continidad al proyecto del Mercado de Abastos y para conectar el Collado con el casco histórico.

P: Hablando del Mercado, parece que el proyecto va más lento de lo previsto...

R: No. Si alguien pensó que esto iba a ser enchufar un interruptor es que no sabe nada, que no conoce la complejísima situación que atraviesa el comercio tradicional en las ciudades, y que sabe muy poco de lo que es un proyecto empresarial de este calado. Desde el equipo de gobierno éramos muy conscientes de que la apertura del mercado no iba a suponer de repente revitalizar la zona, pero sabíamos que si no se hacía era imposible. Este proceso tiene que ser gradual, se complementará con otras inversiones y es importante sobre todo que acertemos en la fórmula de gestión. Es verdad que quedan puestos abajo, pero ya se está mostrando un interés y en breve sacaremos algunos de ellos. Queremos hacer coincidir la apertura de la segunda planta con la apertura de los cines para noviembre de este año. Lo importante es que la gestión de lo de arriba sea acertada. Hemos tardado un tiempo en recuperar el Soto Playa o el Kiosko de la Dehesa, pero son buenos ejemplos de proyectos que están funcionando de una forma óptima, que han generado patrimonio y que prestan un servicio. Y eso se debe a un acierto a la hora de elegir a los promotores de gestión privada, vamos a ver si acertamos también en el mercado. En los tres solares más degradados de la zona se están construyendo un hotel, unos apartamentos y una promoción de viviendas…, creo que esa zona en muy poquito tiempo va a dar un paso hacia delante.

P: Hablemos de otros proyectos más alejados del foco. La Universidad del Deporte, Valcorba…

R: En Valcorba, después de un parón insoportable de 6 años fruto de una política de austeridad que ha llegado al extremo de no culminar un polígono industrial al que apenas restaba un 5% de la inversión, el compromiso del Gobierno es que para junio pueda estar finalizado y en disposición de hacer la recepción por parte del Ayuntamiento, esperamos realizarla este mismo año. Y también tenemos un compromiso de la Junta a través del Plan Soria para crear un plan de atracción de empresas porque hasta la fecha no teníamos suelo que poder ofertar. Y en paralelo lo estamos dotando de equipamientos para hacerlo más atractivo; centro logístico, terminal de mercancías, naves nido…

La Universidad del Deporte es una de las apuestas de mayor recorrido, aunque es un proyecto difícil. Ahora mismo estamos con la homologación de las titulaciones, tendríamos que resolverlo ya para abrir el plazo de matrículas y que en septiembre este en marcha.

P: Vemos empresas instalándose en Garray, Golmayo, Ólvega, El Burgo... ¿Es la atracción de empresas el gran debe en sus 10 años como alcalde?

R: Es muy difícil atraer grandes empresas cuando no tienes suelo para ellas. Nosotros hemos apostado por el pequeño y mediano comercio, por la cultura emprendedora y estamos viendo ya los resultados en la Calle Sagunto, la Calle Santa María…, todas esas zonas van recuperando el pulso. Y ese es empleo del que no se deslocaliza. Es verdad que no tenemos una gran empresa, pero tampoco sé en este país cuantas grandes empresas se han creado en este periodo de crisis. Por lo tanto, que es un reto que tenemos por delante sí, que es una asignatura pendiente espero que no.

P: ¿Se replantea Carlos Martínez la subida del IBI?

R: No. Nosotros siempre hemos ido de cara y lo que planteamos en la oposición es lo que hemos mantenido en estos 10 años. Es verdad que hemos pedido un esfuerzo importantísimo a las empresas y a las familias que lógicamente ha mejorado los ingresos del Ayuntamiento, y ha permitido mantener la política que estamos llevando. Era absolutamente necesario la reactualización de ese impuesto. Pero aun así estamos con la cuota media efectiva entre las más bajas del país, no es verdad que Soria tenga una presión fiscal insoportable. Además, el IBI solo supone el 4% de los impuestos de una empresa, por lo tanto no puede ser la causa de la baja productividad. Considero que el IBI es de los impuestos más justos, porque grava más al que más patrimonio tiene.

P: Otra cita ministerial que tiene pendiente es con el titular de Fomento, una reunión que se aplazó sine die en su momento…

R: Lamentablemente no hay fechas. Yo tengo una cosa clara, cuando desde las filas del Partido Popular de Soria se frena cualquier proyecto de desarrollo para esta ciudad es muy difícil que el Gobierno de España te dé la razón. Es mucho más fácil ir a un responsable ministerial, como van los miembros del PP de Soria, a decir que ni agua, para destruir que para construir. Y en este caso lo que ha pasado es lo mismo, las últimas comparecencias públicas nos dicen que por qué no hacemos nosotros las travesías aun a sabiendas de que son competencia estatal. El problema es que tenemos un caballo de Troya en esta ciudad, que prioriza los intereses del Gobierno a la defensa de los intereses de los ciudadanos que les han votado. Con Fomento tenemos muchas cosas; la pasarela a Camaretas, las pasarela a Las Casas, el estado de las travesías que es insostenible…, y hay una administración que mira para otro lado y un partido político que le da cobertura. El plan b no puede ser que los vecinos de Soria suplan las carencias de los presupuestos de la Junta o el Gobierno.

P: Usted ha acusado al Gobierno de querer “sacrificar a Soria por inanición”, ¿cree que es una cuestión de color político?

R: En los últimos 6 años del Gobierno de España no hemos tenido ni una sola licitación de obra pública. Las dos decisiones más importantes han sido la rescisión del contrato de los 20 millones del ferrocarril, y la rescisión del contrato del Banco de España. Cada una le ha costado al Estado un millón de euros como indemnización, y nosotros nos hemos quedado sin modernización del tren y sin el centro nacional de fotografía. ¿Qué sucedía cuando aquí teníamos un Ayuntamiento del mismo signo político que en el Gobierno? Lo que está sucediendo con la oposición, que habría un silencio, una sumisión ante todo lo que digan desde Madrid. Habría no solo un trato igual o peor sino que habría un silencio cómplice por parte de las instituciones, que es lo que nos ha pasado durante tiempo. Es buena la discrepancia política, pero tenemos que realizar el esfuerzo intelectual de identificar quién busca con la batalla política la resolución de una necesidad, y de la injusticia del trato a los sorianos de quien lo está produciendo.

P: ¿Está decepcionado con lo que ha sido, al menos este año, Numancia 2017?

R: Bueno, sabíamos que no era fácil. Ha sido un proyecto que desde su planteamiento hemos tenido que convencer a todo el mundo de la necesidad de hacer la conmemoración como excusa, para resolver un problema de fondo que es lo desaprovechado que está el recurso. Hemos conseguido prolongarlo hasta el 2020, y aunque nos está costando muchísimo, al menos ya tenemos a todo el mundo en la misma barca. Es verdad que algunos reman con ganas y otros van dormidos, pero estamos todos en la misma barca. Si finalmente logramos genera una política de inversiones, un centro de recepción de visitantes o cómo lo quieran llamar y un plan director ambicioso habremos conseguido el objetivo. Creo que nos queda mucho trabajo porque el ritmo no es el adecuado.

P: Algunos sindicatos y partidos de la oposición le acusan de crear una administración paralela en el Ayuntamiento… ¿Qué hay de cierto?

R: Yo entiendo las legítimas reivindicaciones de mejoras laborales que tienen los trabajadores de esa casa, y por tanto respeto las estrategias sindicales. Pero tenemos que poner el foco en que hemos pasado de 320 nóminas a 400 en los peores años sin recortarles ningún servicio importante, cuando otras administraciones hacían lo contrario. El incremento de personal no ha sido caprichoso, ha sido porque se han incrementado los servicios.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información