Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Empate con sabor agridulce para el C.A. Numancia

Empate con sabor agridulce para el C.A. Numancia

DEPORTES
Actualizado 28/01/2018 08:41

Cortés sigue intratable pero la maldición de la contrasalida sólo permite a los sorianos empatar en casa.

Durante la jornada de ayer se disputaba en Soria el encuentro correspondiente a la séptima jornada de la Liga Nacional de Billar a Tres Bandas, por el que el C.A. Numancia recibía al Real Club de Regatas de Santander.

Las bolas comenzaban a rodar a las 16:00 horas, de la mano de Pedro Camarero y de Eduardo Molina. Ambos encuentros se iniciaban de una manera muy igualada, en donde finalmente, tanto Camarero como Escandón (rival de Molina), conseguían coger distancia para colocar el empate en el global del enfrentamiento al término de la primera ronda de partidos.

Era por tanto el turno de Carlos Cortés y de Javier J. Morales, quienes serían los encargados de intentar romper las tablas del marcador, con una sala llena de público apoyando al conjunto local. Cortés comenzaba dominando el partido de manera brillante, llegando al descanso con 21 carambolas en tan solo 7 entradas, mientras su rival únicamente contabilizaba 4 carambolas en su haber. En la segunda parte más de lo mismo para el capitán numantino, que conseguía resolver las 40 carambolas en tan solo 23 carambolas, lo que supone un 1,739 de promedio particular, y récord en el conjunto numantino, ya que nunca antes ningún jugador del C.A. Numancia había conseguido este promedio en la competición liguera.

Morales, por su parte, y ya con dos victorias y una derrota para los numantinos en el enfrentamiento, se encontraba con un partido muy igualado, en donde las pequeñas ventajas se alternaban en el marcador a favor de los dos bandos. En los instantes finales, con el marcador empatado a 33, José Vila (rival de Morales) materializaba una carambola en la última entrada, lo que le obligaba al jugador numantino a realizar la contrasalida para, al menos, empatar el partido y ganar el encuentro. Fue entonces cuando Morales se posicionó en la mesa, y tras tres limajes erraba en la toma de bola, cediendo así en la partida e imponiendo el 4-4 final en el global del enfrentamiento.

Tal y como le sucedería a Carlos Cortés en la segunda jornada de Liga, la escuadra numantina vuelve a caer en la maldición de la contrasalida, consiguiendo de esta manera otro empate con sabor agridulce.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información