Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La pensión de los autónomos castellanoleoneses es un 34% menor que la de los asalariados

La pensión de los autónomos castellanoleoneses es un 34% menor que la de los asalariados

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 10/02/2018 17:36

Castilla y León es la segunda comunidad que más autónomos ha perdido, solo por detrás de Asturias. En 2017, se dieron de baja en el RETA una media de 7 trabajadores castellanoleoneses al día, es decir, 2.591 a lo largo del año (una pérdida del 1,3%).

Castilla y León ha cerrado 2017 con 2.591 autónomos afiliados menos (-1,3%), posicionándose como una de las Comunidades Autónomas que más trabajadores autónomos ha perdido, solo por detrás de Asturias.

Los 197.362 autónomos castellanoleoneses, al igual que el resto de los autónomos del país (un total de 3.204.678 trabajadores) comparten las luces y sombras que supone trabajar por cuenta propia. En este sentido, el Instituto SANTALUCÍA publica las principales conclusiones de su estudio de “Jubilación y Hábitos de ahorro de los españoles”, que profundiza en la percepción que tienen los trabajadores autónomos españoles sobre su situación laboral y sus expectativas de retiro, y que demuestra la vulnerabilidad de un colectivo que en muchas ocasiones se siente desprotegido.

La jubilación, uno de los momentos de mayor estrés económico para los autónomos

A lo largo de toda su vida laboral, los trabajadores autónomos tienen que enfrentarse a momentos que pueden alterar sus previsiones en el negocio o generar estrés en términos financieros. Es más, según se desprende del estudio, la situación que más ansiedad genera es la pérdida de clientes, como asegura el 83,5% de los autónomos. A continuación, y por un estrecho margen, la jubilación se posiciona también como otra de las preocupaciones mayoritarias (para un 80% de ellos).

Situaciones de mayor estrés financiero para los autónomos

Precisamente, la pensión media de jubilación de los autónomos en Castilla y León se sitúa en los 691[2] euros mensuales, por debajo del salario mínimo profesional. Es decir que, según cálculos del Instituto SANTALUCÍA, un trabajador autónomo cobra de media una pensión un 34,2% inferior a la de trabajador del Régimen General (1.049 euros).

Cerrando el listado de situaciones que generan más estrés económico, se encuentran: el retraso en el pago de los clientes, mencionado por un 72,8%, el pago de la cuota de autónomos (69,1%) y la inversión inicial que tienen que realizar para emprender su negocio (65,4%).

Según José Manuel Jiménez Rodríguez, director del Instituto SANTALUCÍA, “más de la mitad (51,4%) de los autónomos encuestados reconoce que no se ve preparado para hacer frente a posibles imprevistos económicos que puedan ocurrir, lo cual pone de relieve la importancia que supone estar bien informados, contar con asesoramiento y realizar una adecuada planificación financiera para ganar en tranquilidad”.

En relación a su retiro, al 92% de los autónomos les causa inquietud que sus pensiones sean más bajas en el futuro, mientras que a un 89,5% les preocupa perder calidad de vida una vez se jubilen. Del mismo modo, un porcentaje también muy significativo de este colectivo, un 85,4%, afirma estar preocupado por no poder complementar su pensión pública con ahorros por motivos económicos y un 80,7% por no cotizar lo suficiente como para cobrar una pensión digna.

Trabajar enfermo y con pocas vacaciones

Aunque gran parte de los autónomos (62,8%) asegure que le gustaría seguir trabajando por cuenta propia durante el resto de su carrera, la mayoría admite haberse visto en situaciones no deseadas para no reducir sus ganancias. Por ejemplo, ocho de cada diez autónomos (80,9%) han trabajado estando enfermos para no perder ingresos y hasta un 75% ha trabajado estando de vacaciones. Además, un 67,4% incluso reconoce que se suele coger menos de 22 días de vacaciones cada año para no perder caja.

De hecho, con el fin de atender algunas de las reivindicaciones históricas de los trabajadores por cuenta propia, el pasado mes de octubre, el Congreso aprobó una nueva Ley de Medidas Urgentes al Trabajo Autónomo[3], que contempla novedades importantes como la compatibilización al 100% del trabajo con la pensión de jubilación, deducciones fiscales, la ampliación de la tarifa plana de 50 euros a un año o la posibilidad de cambiar hasta cuatro veces al año la base de cotización para adecuarla a los ingresos. En este sentido, una de las grandes demandas del colectivo es que las cotizaciones a la Seguridad Social sean progresivas en función de los ingresos reales, como afirma el 92,6% de los autónomos encuestados.

Autónomos y asalariados comparten preocupaciones en Castilla y León

Tal como muestra el estudio, la preocupación por cómo financiar la jubilación no solo ha calado en el colectivo autónomo, sino que es algo generalizado en toda la población que, además, va en aumento año tras año. Tanto es así que este año, por primera vez, se ha convertido en el momento de la vida que más preocupación genera a los castellanoleoneses en términos financieros, superando a la compra de una vivienda. El 75,9% de la población castellanoleonesa así lo afirma, frente al 57,7% de 2016 y el 51,9% de 2015.

Lo cierto es que los ciudadanos de la región son cada vez más conscientes de la necesidad de fomentar el ahorro, ya que el 92,8% está convencido de que le hará falta complementar de alguna forma su pensión pública. No obstante, solo un 51,8% de los castellanoleoneses afirma estar ahorrando actualmente para su retiro, mientras que la gran mayoría, un 97,3%, asegura estar preocupado por no ganar lo suficiente como para ahorrar para cuando se jubile.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información