Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La cultura del rap y del hip-hop está más viva que nunca en Soria

La cultura del rap y del hip-hop está más viva que nunca en Soria

CAPITAL
Actualizado 18/02/2018 13:34
Encarna Muñoz

Conocemos a ‘Peke’, ‘Kogor’, ‘Sweetside’, ‘El-SK’ y ‘Burtso’, cinco raperos sorianos. Con experiencia o buscándola pero todos abriéndose camino en un género que no pone las cosas demasiado sencillas en Soria. El desconocimiento y los prejuicios han alejado a muchos de ellos. Por eso hoy rompemos la barrera y les acercamos seis historias de superación pero, sobretodo, de actitud.

La cultura del rap y del hip-hop está hoy más viva que nunca en Soria, persiste y crece. Rotunda afirmación que uno constata cuando conoce a los cinco protagonistas del presente reportaje. Comencemos por el principio, las presentaciones. Por un estricto orden alfabético ellos son César Martínez, Guillermo Carazo, Manu Herranz, Pablo Moreno y Rubén Reyes. Pero si se les busca en la calle mejor preguntar por ‘Peke’, ‘Kogor’, ‘Sweetside’, ‘El-SK’ y ‘Burtso’ respectivamente. Porque sí, para ellos buscar un nombre artístico que represente su esencia personal es el primer paso y quizás uno de los más importantes.

Entre ellos, los vínculos a priori parecen notablemente escasos, no sólo su edad, que oscila entre los 17 y los 27 años, les separa. Pero hay algo que uno descubre desde que intercambia un par de frases con ellos: la madurez y el buen uso del lenguaje no es algo que dependa de la vida laboral. Sorprenden, revolucionan y rompen estereotipos.

PRIMEROS PASOS, CUESTA ARRIBA

‘Peke’ (César Martínez), que es el mayor de todos, también es uno de los pioneros del rap con denominación de origen soriana. En la conversación comienzan las risas cuando los demás le sitúan en la ‘old school’, o vieja escuela para los más tradicionales. Los comienzos, hace unos 8 años, no fueros fáciles pues él cuenta que “cuando empecé éramos muy pocos y estábamos desperdigados, porque no teníamos las facilidades que existen hoy en día con las redes sociales y ser rapero estaba hasta mal visto. Costaba encontrarse”.

Otro de los veteranos, ‘Kogor’ (Gillermo Carazo), tiene bien identificado el motivo de estos prejuicios y lo señala como el miedo ante lo desconocido, al apuntar que “ante la desconfianza sobre algo caes en el tópico y prejuzgas”. Del rap les atrajo la sencillez de medios y la capacidad de impacto del mensaje. Kogor señala que “es el único género que, con lo mínimo, te permite transmitir todo. No necesitas una banda de rock, te sirve con una simple base. Por eso muchos chavales lo ven atractivo y eso mismo nos pasó a nosotros”.

Ellos controlan el inglés, muchos escuchan rap en francés. Agradecen una buena rima en cualquier idioma pero prefieren el español. ‘Burtso’ (Rubén Reyes) reconoce que “si lo que te importa es el contenido, prefieres enterarte de lo que dicen”. Pero el idioma en este caso sí supone un hándicap. ‘Peke’ lo explica: “El inglés es un idioma con muchísima musicalidad. Es más monosilábico y esto le aporta más contundencia y una mayor capacidad para poder hacer juegos de palabras. En español la mayoría de las palabras tienen dos, tres o cuatro sílabas, por lo tanto el rap debe ser mucho más elaborado. Normalmente existen por lo menos siete formas de decir lo mismo. Pero tienes que tener cuidado porque si lo dices igual que todos, estás perdido”. Rima a rima, verso a verso, y a pesar de que los nuevos raperos nacieran prácticamente por generación espontánea, el rap fue creciendo en Soria.

ARKANO, LA REVOLUCIÓN

También aquí como en el resto de España el reto de Arkano supuso un punto de inflexión. La repercusión de su récord que le mantuvo 24 horas improvisando ha hecho al género ganar en visibilidad y en reconocimiento.

Pero no todo son pasos hacia delante para nuestros protagonistas. Como en todos los sectores y movimientos culturales, el crecimiento supone -también en este- evolución. La situación ha cambiado con las nuevas tecnologías y la globalización. Los cinco coinciden en que “ahora los mensajes están vacíos de contenido. Antes el rap implicaba reivindicación y crítica social”. Todos lamentan que la dictadura del mercado se haya impuesto también en el rap. “Ahora no vale con ser letrista y un buen rapero, lo que triunfa es la imagen, la melodía y obviamente los que dan la nota”.

También ha cambiado la forma de escuchar estos temas. “Ahora la gente no escucha discos, sólo ve videos en youtube, quizás por eso muchas veces tenga más repercusión una canción donde se ve a dos chicas con poca ropa que una letra que te llegue al alma”.

Además, añaden “ahora con la Ley Mordaza la crítica social lo tiene complicado, puedes acabar en la cárcel”, y como ejemplo ponen a Pablo Hasel, rapero condenado a dos años de prisión por enaltecimiento del terrorismo y que ahora se enfrenta a otros dos años y nueve meses por letras contra la Monarquía. Lo cierto es que las sentencias por enaltecimiento del terrorismo han pasado de 5 en 2011 a 38 en 2016. Entre ellas, las que condenan a varios raperos, que según la Audiencia Nacional, también ensalzaban el terrorismo en sus rimas.

BATALLAS GANADAS

Todos estos obstáculos sólo suponen retos para los raperos sorianos. ‘Peke’ está grabando temas y enfocando sus esfuerzos en sacarlos a la luz. Algunos de ‘Kogor’ ya se pueden escuchar en internet. ‘El-SK’ es uno de los raperos más reconocidos en la capital. Y ‘Sweetside’ y ‘Burtso’ ganan terreno en las batallas de gallos y pretenden ser conocidos fuera de las fronteras provinciales.

El ‘Freestyle’ es un estilo dentro del rap que ha sufrido una explosión en los últimos años. La improvisación es su seña de identidad y su exponente más vistoso son las batallas. Encuentros de raperos que pueden producirse en cualquier parque de barrio o en grandes espacios como el Palacio de Vistalegre de Madrid. Se trata de un duelo verbal, “una batalla de egos” resume ‘Peke’, quien es un experimentado batallador colándose incluso en la final de la Olimpiada del Rap de Barcelona del año 2015. ‘Sweetside’ (Manu Herranz) está empezando en estas lides y explica que “los jueces valoran la forma, la fluidez, el ingenio,... Pero sobre todo es un show y tienes que comerte el escenario”.

Ahora los buenos batalleros viven de eso, llenan salas y entrenan hasta 6 horas al día. El nivel de seguimiento en Soria no es el mismo pero, por ejemplo, 320 personas presenciaron la primera Full Rap en la pista de skate de Soria.

Al futuro le piden que les conozcan. ‘Burtso’ sintetiza diciendo “yo sólo quiero que toda la gente a la que le gusta el rap me escuche y decida seguirme o no en función de si lo hago bien o mal”. Bromean con una pregunta: “¿A quién no le gustaría forrarse?” Pero detrás de las bromas, se esconde su único propósito, “ser felices y disfrutar nuestra pasión”.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información