Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La subdelegada muestra sus condolencias a los militares de la Campaña Antártica por el fallecimiento en accidente de un capitán de fragata

La subdelegada muestra sus condolencias a los militares de la Campaña Antártica por el fallecimiento en accidente de un capitán de fragata

CAPITAL
Actualizado 05/03/2018 19:06

Alumnos del IES Politécnico se comunican con los miltares y científicos a través de una videoconferencia con la base Gabriel de Castilla, de la isla Decepción.

La subdelegada del Gobierno en Soria, Yolanda de Gregorio, ha transmitido a los militares que forman parte de la Campaña Antártica que lleva a cabo el Gobierno de España, sus condolencias por el fallecimiento del capitán de fragata Javier Montojo que perdió la vida en la tarde del pasado viernes en un accidente fortuito al caer al mar desde la cubierta del buque de investigación oceanográfica Hespérides.

De Gregorio ha participado esta mañana, junto con el subdelegado de Defensa en Soria, Mauro Velasco, en una videoconferencia con militares de la base Gabriel de Castilla que han atendido las preguntas de alumnos de Bachillerato del IES Politécnico de la capital.

Según ha explicado el director provincial de Educación, Javier Barrio, han participado en esta videoconferencia unos 70 alumnos de Bachillerato de Investigación y Excelencia (BIE) y de Bachillerato de Ciencia y Tecnología (BCT). El objetivo era que los alumnos pudieron conocer de primera mano los proyectos científicos que España realiza en la Antártida hace 30 años.

En su presentación, la subdelegada del Gobierno ha explicado que los componentes de esta XXXI Campaña Antártica, están a 13.000 kilómetros de distancia, concretamente en la base Gabriel de Castilla, en la Isla Decepción. Esta es una de las dos bases que tiene España en la Antártida y está gestionada por la División de Operaciones del Estado Mayor del Ejército de Tierra.

La otra base se llama Juan Carlos I y está gestionada también por el Gobierno de España pero a través del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. Esta base, la Juan Carlos I, se encuentra en la isla Livingston.

Cerca de esta última isla se encontraba del buque de investigación oceanográfica Hespérides que da apoyo logístico y de mantenimiento a las dos bases antárticas mencionadas. En él viajaba el capitán de fragata Javier Montojo Salazar que perdió la vida al caer accidentalmente al mar.

Yolanda de Gregorio ha aprovechado para trasladar a los compañeros del fallecido, a su familia y a “toda la familia que compone el Ejército Español nuestras condolencias y todo nuestro cariño y apoyo, así como el reconocimiento a la gran labor de investigación que realizan en esos inhóspitos parajes en los que la vida tiene que ser realmente dura”.

La isla Decepción, con la que se ha conectado desde el IES Politécnico, se encuentra algo más al sur de la isla Livingston, a escasas tres horas de navegación. Esta isla es uno de los enclaves antárticos más singulares, ya que se trata de la cima del cráter de un volcán activo, en su mayor parte sumergido. “Así que podemos decir”, ha señalado De Gregorio, “que es incluso un lugar turístico”.

Campaña Antártica

La Campaña Antártica se desarrolla anualmente en la Base Antártica Española del Ejército de Tierra "Gabriel de Castilla" (BAE. GdC.), situada en la Isla Decepción (Archipiélago de las islas Shetland del Sur) y en aquellos otros lugares del territorio antártico que se determinen, dentro del marco del apoyo del Ejército de Tierra al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y al Comité Polar Español (CPE.) para el desarrollo de la investigación antártica.

Esta actividad del Ejército de Tierra se viene realizando desde el año 1988. La experiencia adquirida a lo largo de este período aconsejó la distribución de los cometidos a realizar entre el Estado Mayor del Ejército (EME) y la Fuerza Logística Operativa (FLO), ya que se trata de una permanente colaboración con el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y el Comité Polar Español donde el apoyo logístico es primordial.

La misión del Ejército en la Antártida tiene como finalidad proporcionar apoyo logístico a la investigación científica en la base Gabriel de Castilla y realizar proyectos de investigación y experimentación de interés para el Ejército en las áreas de transmisiones, medio ambiente, sanidad, bromatología o vestuario y material de campamento. Dar a conocer a la sociedad en general, al mundo científico y a la institución militar en particular, la presencia y actividades del Ejército de Tierra en la Antártida. Mantener en adecuadas condiciones de empleo las instalaciones, material y equipo de la base, posibilitando el desarrollo de los trabajos de investigación y experimentación en condiciones de personal y con el menor impacto medioambiental posible en la zona.

La concesión del premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2002 al Comité Científico para la Investigación en la Antártida, en el que están representados 32 países, supone un reconocimiento al conjunto de la investigación científica en la Antártida, el único continente virgen, libre de tensiones políticas y económicas, y dedicado a la ciencia.

Según ha indicado el comandante Valentín Benéitez, jefe de la base en su comparecencia ante los alumnos del Politécnico, “la Gabriel de Castilla de la isla Decepción constituye una digna representación de España en este lejano continente y un símbolo de las capacidades de nuestras Fuerzas Armadas para desempeñar misiones a gran distancia, en condiciones climatológicas extremas, y en cooperación con otros sectores muy diversos de la sociedad como los investigadores científicos y universidades de toda España”.

Por su parte, el investigador de la Universidad de Cádiz Amós Gil, que ha acompañado al comandante Benéitez en la videoconferencia, ha explicado alguno de los proyectos que allí se desarrollan, sobre todo relacionados con el cambio climático, y también con el volcán que forma la isla. El grupo que él dirige estudia, mediante sensores de vigilancia, que este volcán activo no se convierta en un riesgo para la seguridad de las personas que llevan a cabo la misión.

Las preguntas de los alumnos del IES Politécnico han girado precisamente en torno a los indicadores que han descubierto de que el cambio climático es una realidad, a los peligros que supone estar en una zona tan inestable como un volcán activo o el tipo de titulación universitaria que hay que tener para poder ser elegido en una misión de investigación tan especial como ésta.

La Campaña Antártica Española ha desplazado hasta este continente de 14 millones de kilómetros cuadrados (más grande que Europa Occidental) a 203 personas de las cuales 122 son investigadores. En la base Gabriel de Castilla, además de los investigadores, conviven 13 militares responsables de diversas áreas como medio ambiente, sanidad, navegación o logística.

Esta campaña constituye un modelo de cooperación entre diferentes instituciones públicas y privadas al servicio de la I+D+i en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación. La coordinación de las actividades que los diferentes organismos desarrollan durante las Campañas Antárticas se efectúa por el Comité Polar Español.

Además del Ejército de Tierra, que gestiona esta base así llamada en honor navegante y explorador español al que se le atribuye el descubrimiento de la Antártida a principios del siglo XVII, las entidades operativas participantes en estas actividades son la Unidad de Tecnología Marina (UTM), del CSIC, que gestiona la base Juan Carlos I y coordina la logística general de la Campaña Antártica; y la Armada, que opera el Buque de Investigación Oceanográfica Hespérides.

El ministerio de Economía, Industria y Competitividad financia los proyectos de investigación, colaborando tanto en los gastos de campaña en las bases y el buque Hespérides, como en la financiación de los proyectos del programa que se desarrollan en otras bases o buques.

Comentarios...