Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La Diócesis espera la llegada de más de 4.500 personas para la sinfonía ‘El sufrimiento de los inocentes’ del para el día 27

La Diócesis espera la llegada de más de 4.500 personas para la sinfonía ‘El sufrimiento de los inocentes’ del para el día 27

CAPITAL
Actualizado 10/05/2018 11:52

El concierto, en la concatedral y alrededores, se encuadra dentro del Año Jubilar Clariano y será interpretado por la Orquesta Sinfónica del Camino Neocatecumenal, cofundado por la olvegueña Carmen Hernández, fallecida en 2016.

A falta de concretar algunos detalles, todo está preparado para el multitudinario que espera celebrar la Diócesis de Osma-Soria en la concatedral de San Pedro y sus alrededores, en la ciudad el domingo 27.

Un acto en el que se interpretará la sinfonía ‘El sufrimiento de los inocentes’, de la mano de la Orquesta Sinfónica del Camino Neocatecumenal. Como se sabe, el Camino es una de las corrientes de la Iglesia que fue fundado por la olvegueña Carmen Hernández (fallecida en julio de 2016) junto con Kiko Argüello y el sacerdote italiano Mario Pezzi. Los primeros pasos de esta realidad eclesial fueron dados en el barrio chabolista de Palomeras, en Madrid en 1964.

El concierto tendrá una vertiente catequética sobre las Sagradas Escrituras, también como homenaje a la olvegueña, además de servir como acto del Año Jubilar de las Clarisas en Soria. Así lo ha referido el obispo Abilio Martínez Varea este jueves, quien ha explicado las dificultades que entraña la celebración del concierto, ya que la orquesta, -que llegará a la capital con 200 de sus 240 miembros- solo ha actuado en Madrid, dentro del territorio nacional, además de otros lugares del extranjero como Israel, París, Duseeldorf, Boston, Nueva York, Chicago, Auschwitz y Lublin (Polonia), Budapest (Hungría) Fukushima y Tokio (Japón) o Trieste (Italia). Próximamente sonará en la Filarmónica de Berlín, por citar algunos de los lugares. La obra está compuesta de cinco movimientos: ‘Getsemaní’, ‘Lamento’, ‘Perdónales’, ‘La Espada’ y ‘Resurrexit’. En Soria será interpretada por 110 instrumentistas y por 90 vocales.

Según el prelado, la obra, compuesta por Argüello, “quiere expresar el sufrimiento de la Virgen María frente a la Cruz, es una auténtica catequesis, un anuncio del Evangelio a través de una obra musical, del dolor por tantos sufrimientos en la vida actual, sobre todo de personas inocentes que han sufrido guerras, terremotos y otras catástrofes”.

El conjunto está dirigido por el checo Tomas Hanus, de reconocido prestigio internacional y que ya ha hecho lo propio con orquestas sinfónicas como la de Londres, Fukus Praga, o la Filarmónica Nacional de Rusia, entre otros. Es, además padre de siete hijos.

Reservas

En la web creada para el evento www.soriaconcierto.es o escribiendo a [email protected] las personas interesadas pueden reservar su asiento para participar en la celebración.

Colaboradores

Para llevar adelante este evento colaboran con la Diócesis, a través de la Delegación episcopal para el Año Jubilar, la Diputación de Soria, el Ayuntamiento de la capital, la Caja Rural de Soria, el Ayuntamiento de Ólvega y Hoteles Leonor. También hay otras entidades y empresas particulares.

Carmen Hernández

Carmen fue, junto a Kiko, iniciadora del Camino. Nació en Ólvega (Soria) el 24 de noviembre de 1930. Era la más joven de ocho hermanos de una acomodada familia -cuatro hombres y cuatro mujeres- y vivió su infancia en Tudela (Navarra, España). Por voluntad de su padre, en 1954 comienza a estudiar Químicas en Madrid, donde se licencia con las máximas calificaciones en el año 1958. En Javier (Navarra) entra a formar parte de un nuevo Instituto misionero: las Misioneras de Cristo Jesús.

En 1960 fue destinada a la India. Para esta misión tuvo que prepararse en Londres donde permaneció un año. Por decisión de su Instituto religioso, Carmen regresa de Londres a Barcelona. Allí conoce al padre Pedro Farnés Sherer, profesor en el Instituto Litúrgico de París, que trabajaba por la renovación litúrgica que preparaba el Concilio Vaticano II. El vivo contacto de Carmen con los autores de esta renovación conciliar tuvo una gran influencia, más tarde, en la formación de las catequesis del Camino Neocatecumenal.

En 1963 Carmen se establece en Tierra Santa durante dos años. A su regreso a Madrid comienza a trabajar en las barracas de la periferia madrileña pensando ir como misionera a Bolivia con otros laicos célibes. Sin embargo, allí conoce a Kiko Argüello, que vivía en las barracas de Palomeras Altas, y decide quedarse en la misma zona. En medio de los pobres ambos descubrieron la fuerza del Misterio Pascual y de la predicación del ‘Kerigma’ (la Buena Noticia de Cristo muerto y resucitado) y vieron nacer entre ellos la primera comunidad.

Gracias a la confirmación de esta nueva realidad por el entonces arzobispo de Madrid, Casimiro Morcillo, la olvegueña colabora con Kiko llevando a las parroquias -primero a Madrid, después a Roma y a partir de entonces a otras ciudades y naciones- esta obra de renovación de la Iglesia.

Carmen Hernández falleció el 19 de julio de 2016 en Madrid. En el mensaje que el Papa hizo llegar ese día destacó de ella “una larga existencia marcada por su amor a Jesús y por un gran entusiasmo misionero”. “Doy gracias al Señor por el testimonio de esta mujer, animada por un sincero amor a la Iglesia, que ha gastado su vida en el anuncio de la Buena Noticia en cada lugar, también aquellos más alejados, sin olvidar a las personas más marginadas”, escribió el Papa Francisco.

Durante su existencia luchó de manera incansable en favor de la causa de beatificación de la Venerable Ágreda y contó con un gran respeto en el Vaticano por su espíritu de lucha, de valentía en la defensa de la fe y por su fiel vocación de ayuda a los más desfavorecidos.

Encuentro 50º aniversario con el Papa Francisco

Este homenaje a Carmen Hernández tendrá lugar poco después del encuentro internacional que el Papa Francisco presidió en Tor Vergata (Roma) el pasado 5 de mayo y en el que participaron más de 150.000 personas de todo el mundo.

En el encuentro, con motivo de los 50 años de la llegada del Camino a Roma, el Pontífice envió 36 nuevas ‘missio ad gentes’ (cada una de ellas está formada por 4-5 familias y un presbítero), y 25 nuevas comunidades en misión a parroquias de la periferia de Roma que, a petición de los párrocos y de acuerdo con el Obispo, van a sostener a esas parroquias y a llamar a los alejados de la fe.

En su discurso, el Papa Francisco afirmó que es necesario dar “muchas gracias a quien inició el Camino Neocatecumenal hace 50 años”. “Vuestro carisma es un gran don de Dios para la Iglesia de nuestro tiempo. Demos gracias al Señor por estos 50 años”. “Os acompaño y os animo: ¡id adelante!”, añadió.

El Camino Neocatecumenal

En la actualidad, el Camino Neocatecumenal está presente en 134 naciones de los cinco continentes, con 21.300 comunidades en 6.270 parroquias, así como 1.668 familias en misión de las cuales 216 son missio ad gentes en ciudades descristianizadas de los cinco continentes, y con 120 seminarios diocesanos misioneros Redemptoris Mater.

En la Diócesis de Osma-Soria hay 4 comunidades neocatecumenales, tres de ellas en la parroquia del Espino en la capital y una en la parroquia de Ágreda.

Retransmisión

Aquellos que no puedan desplazarse hasta la Concatedral de San Pedro podrán seguir la celebración vía streaming en el siguiente enlace: http://YouTube.soriaconcierto.es. Con todo, la Diócesis está trabajando en la gestión para que una cadena católica de Hispanoamérica pueda hacer lo propio, si bien se están ultimando los detalles.

En directo, serán mil las personas que escucharán la interpretación en el propio templo, mientras que el resto estará en el claustro concatedralicio (400) y 2.800 en las calles adyacentes al templo. Ante este número de personas, el tráfico rodado, salvo para residentes, estará cerrado del igual modo que se hace en la festividad del Lunes de Bailas.

Las Clarisas de Soria

Las Hermanas Clarisas forman una única comunidad de religiosas que está implantada en cinco monasterios, tres de ellos en España y dos en África (Soria capital, Medinaceli, Valdemoro en Madrid, Mozambique y Zimbabue). Las congregaciones africanas ya están gestionadas por monjas nativas.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información