Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Hegemonía colegial. Nadie puede con el Calasanz

Hegemonía colegial. Nadie puede con el Calasanz

DEPORTES
Actualizado 26/05/2018 23:15
Bernat Díez

Vibrante final la que dignificaron la escuadra colegial, que alza el título gracias al último lanzamiento atajado por Mínguez en la tanda de penaltis. Y la Sampedrana, una guerrera que supo replicar con valentía. Los de Antonio Fernández cierran una temporada apoteósica: campeones de todo a nivel provincial.

Un corro final le quiso decir al San Juan de Garray que ahí mandaba él. Al menos, por un día, por una tarde. El Calasanz, que esta tarde de sábado acababa manteando a su portero, el que detuvo la última pena máxima en la tanda de penaltis, alzaba la Copa Diputación por primera vez en su historia. Extiende en Garray su dominio más absoluto: campeón de todo (Liga y Copa) a nivel provincial. En una dignísima final, en la que hubo de todo un poco -90 minutos, un empate fogoso en los últimos suspiros y una tanda de penaltis-, la muerte súbita desde los 11 metros acabó decidiendo. Ya no podía replicar más una valiente y combativa Sampedrana, la cual desactivó al equipo colegial en muchas fases del choque.

Poco le queda por hacer, más que un ascenso a Regional, que se está debatiendo en los despachos, a un histórico Calasanz en esta temporada 2017-18. Firma un doblete en la Provincial y logra, a la vez, ascender a su Juvenil a la Liga Nacional. Ningún reparo a un bloque que tiene más de una botella de cava en la nevera. Descorchan el éxito otra vez ante un adversario, la Sampedrana, al que no habían logrado vencer esta campaña. Hasta hoy, claro.

Lo nunca visto hasta hoy. El palmarés de la Copa Diputación le debía dar la bienvenida a un nuevo y presente campeón provincial. Ni el Calasanz había llegado hasta este sábado 26 de mayo de 2018, a una final de Copa, ni la Sampedrana tampoco había estado por la labor. Primera final para ambos. Sus respectivas vitrinas estaban expectantes. El que no estaba, por su viaje con el Infantil a León, era el míster del Calasanz Senior, Antonio Fernández.

"¿Cómo hacerle el pasillo al campeón?" se preguntaban los jugadores de la Sampedrana antes de colocarse en dicha formación para recibir al Calasanz. Abrazos antes de empezar. No hubo amigos después. En un ambiente primaveral, cielo despejado y sillas de bar enfocadas al verde, la Sampedrana se vino fácilmente arriba en los primeros minutos de la final. La grada, poblada de amarillo en su mayor parte, estaba a favor de los de San Pedro Manrique. Los amarillos acongojaban al Calasanz, que no encontraba fluidez al principio, a balón parado. Se activaban mediante su baza.

Las primeras posesiones no eran para el Calasanz, dándole la espalda así al prototipo de partido esperado. Se lo creía la Sampedrana al principio, pero poco a poco iba acercándose al guión previsto: ordenados atrás y esperar su ocasión al contragolpe. El Calasanz se encontraba en disposición de crecer. Cerca del minuto 25, Miguel Ángel a punto estuvo de adelantar a la 'Sampe' en un balón que le quedó muerto en el área colegial. Era la primera gran ocasión de la finalísima.

Imponiendo su estilo, su versión y una autogestión al dedillo, la Sampedrana dominó, a su manera, al Calasanz en los primeros 45 minutos. Los amarillos regulaban el paso de los segundos del primer acto a su antojo. Y avisaban, con verdadero peligro, en las segundas jugadas, posteriores a un córner o algún libre directo. Le funcionaban las acciones de pizarra.

La segunda parte la jugaría Hugo, quien reemplazó a Adri. No pudo continuar en el césped el '10' tras no poder superar unas molestias después de un golpe. Mientras, el 0-0 era una realidad peligrosa en San Juan. En el descanso, con 'Salomé' de Chayanne por la megafonía, la música le pedía al Calasanz que también se "acercase un poquito" más al área rival, donde hizo tímidos intentos por llegar en el primer acto.

Un gran cambio de juego hacia Jorge por la derecha hizo intervenir a Mario en un centro-chut del '7' del Calasanz en el minuto 52. Posteriormente, un libre directo servido por los colegiales se paseó delante de la mirada del guardameta de la Sampedrana. Por su parte, los de amarillo, en el plano ofensivo, atacaban bien los espacios diestros. De Pablo se encontró un rechace más allá de la frontal y desenfundó. Respondió con una estirada Mínguez en el minuto 63. Tiempos de alternativa ofensiva, sin muchos sobresaltos. No había un dominador claro.

"¡Fácil!", le pedían conducían en el banquillo al Calasanz. Que jugase de forma sencilla. Sin embargo, una Sampedrana aguerrida se lo ponía difícil cerrándole los espacios. En la otra orilla, "¡Hasta adentro!": la Sampedrana empezaba a creer, por los costados. Balones a la olla. No tenía prisa ante un ligero dominio colegial.

En el minuto 78 se cumplían las amenazas de la Sampedrana en las segundas jugadas. Ocurrió tras un saque de esquina y un posterior rechace. Villalba saltó, metió la testa y hasta el fondo de las mallas. Los de San Pedro Manrique se adelantaban, pero poco les duró el subidón. En el minuto 85, en un contragolpe que acabó desencadenando en un par de balones aéreos le acabó cayendo a los pies de Jorge, quien estableció el empate sin piedad (1-1). El no temor de la 'Sampe' y su excesiva valentía situaron las tablas en el luminoso.

Se animaba el choque al final de la Final e intercambiaban palabras 'bonitas' ambos banquillos. Moría el partido en área amarilla y tras cuatro minutos de prolongación, a la tanda de penaltis.

La lotería desde los 11 metros

En los turnos obligados y postreros, una lotería caprichosa, se abrió un surtido de bombones. Los dos lanzamientos, inaugurales, con maestría del Calasanz, se encontraron, en los dos siguientes, con la respuesta de Mario Martínez. El guardameta de la Sampedrana, astuto y pícaro al distraer con 'mimos' a los lanzadores, adivinó el sentido del esférico. Tras agotar ambos sus respectivos golpeos desde los 11 metros, la muerte súbita acabó decidiendo la finalísima. Mínguez, héroe a la postre, se lanzó correctamente en el último y definitivo penalti.

No te olvides de repasar la galería de fotos.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información