Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
El déficit de CyL se sitúa en 158 M€ hasta marzo, un 0,27% del PIB y un 29,1% menos que hace un año

El déficit de CyL se sitúa en 158 M€ hasta marzo, un 0,27% del PIB y un 29,1% menos que hace un año

CASTILLA Y LEóN
Actualizado 29/05/2018 20:34

Seis autonomías registran superávit hasta marzo, encabezadas por País Vasco, seguido de Canarias, Asturias, Comunidad Valenciana, Galicia y La Rioja.

El déficit de Castilla y León se ha situado en 158 millones de euros hasta marzo, lo que supone un 0,27 por ciento del PIB de la Comunidad y un 29,1 por ciento menos que la cifra total registrada en el mismo periodo de 2017, cuando se contabilizaron 223 millones de euros, un 0,39 por ciento del PIB, según los datos hechos públicos este martes por el Ministerio de Hacienda.

Seis comunidades autónomas registraron superávit hasta marzo, encabezadas por País Vasco (+0,43 por ciento del PIB), Canarias (+0,35 por ciento), Asturias (+0,20 por ciento), Comunidad Valenciana (+0,06 por ciento), Galicia (+0,04 por ciento) y La Rioja (+0,02 por ciento).

Por el contrario, registraron déficit las demás regiones con Castilla-La Mancha a la cabeza con -0,45 por ciento, seguida de Cataluña (-0,34 por ciento); Navarra con un -0,32 por ciento; Aragón (0,30 por ciento); Extremadura (-0,29 por ciento); Castilla y León (-0,27 por ciento); Cantabria (-0,22 por ciento); Madrid (-0,18 por ciento); Andalucía (-0,15 por ciento); Baleares (-0,14 por ciento) y Murcia (-0,07 por ciento).

En el conjunto de las autonomías el déficit hasta marzo de 2018 alcanzó el 0,12 por ciento del PIB hasta los 1.507 millones, lo que supone una reducción del 34 por ciento con respecto a lo registrado en el mismo periodo del pasado año cuando se contabilizaron 2.283 millones de euros (-0,20 por ciento del PIB). Esta evolución se explica por un incremento de los recursos del 5,3 por ciento, superior al aumento de los gastos del 3 por ciento.

Datos nacionales

El déficit del conjunto de las administraciones públicas (sin incluir a los ayuntamientos) se situó en 4.653 millones de euros hasta marzo, lo que equivale al 0,38 por ciento del PIB y es un 20,8 por ciento inferior al del primer trimestre de hace un año, mientras que el déficit del Estado hasta abril alcanzó los 5.928 millones, el 0,49 por ciento del PIB y un 22,2 por ciento menos que en el mismo periodo de 2017, según publicó este martes el Ministerio de Hacienda.

Si se incluye la ayuda a las instituciones financieras (176 millones en 2017 y 62 millones en 2018), el déficit público hasta marzo se habría situado en 4.715 millones de euros, equivalente al 0,39 por ciento del PIB, con una reducción interanual de 0,12 puntos porcentuales del PIB.

Por administraciones, el Estado registró hasta marzo un déficit del 0,35 por ciento del PIB, hasta los 4.219 millones de euros, un 19 por ciento menos que en 2017, mientras que los otros organismos de la Administración Central obtuvieron un déficit de 910 millones excluida la ayuda financiera.

En cuanto al déficit del Estado, en este caso hasta el mes de abril, se ha reducido un 22,2 por ciento respecto al mismo periodo de 2017, hasta los 5.928 millones de euros, el 0,49 por ciento del PIB, 0,17 puntos porcentuales menos respecto a abril del pasado año. La reducción del déficit del Estado se explica por un incremento de los ingresos del 9,4 por ciento en los cuatro primeros meses del año, muy superior al alza del 5,6 por ciento de los gastos en el mismo periodo.

El superávit primario del Estado, que excluye los ingresos devengados, fue de 2.271 millones de euros, superior al superávit de 967 millones registrados en 2017. Los intereses devengados hasta abril de 2018 se reducen un 4,6 por ciento frente a los del año anterior, ascendiendo a 8.199 millones.

Impuestos y cotizaciones crecen un cuatro por ciento

Hasta abril, la recaudación total por impuestos y cotizaciones sociales sumó 69.683 millones, superior en un 4 por ciento a la de igual cuatrimestre de 2017, tasa que pasaría a situarse en un aumento del 4,8 por ciento si se elimina el impacto del sistema de Suministro Inmediato de Información en el IVA. Dentro de esta, los ingresos por impuestos directos y cotizaciones sociales alcanzaron una cifra de 32.832 millones, un 4,6 por ciento más que la obtenida en el mismo periodo del año anterior.

Así, la recaudación por el IRPF se situó en 29.603 millones, un 6,5 por ciento más que en igual cuatrimestre del año anterior, debido al aumento tanto de las retenciones del trabajo como consecuencia de la mejora del empleo, como de las retenciones del capital mobiliario.

Por el contrario, los ingresos por el Impuesto sobre Sociedades cayeron en 453 millones, hasta los 1.584 millones, por el aumento del 13,1 por ciento de las devoluciones correspondientes en su mayor parte a solicitudes de la declaración anual del ejercicio 2016.

De su lado, los ingresos totales por impuestos indirectos ascendieron a 36.851 millones, un 3,5 por ciento más que hasta finales de abril de 2017. La recaudación neta del IVA en términos homogéneos, es decir corregida del impacto del SII y del distinto ritmo de realización de las devoluciones en ambos años, se incrementó un 3,4 por ciento, hasta situarse en un importe de 29.002 millones.

En cambio, la recaudación por impuestos especiales, con 6.497 millones, se redujo un 0,6 por ciento debido, principalmente, al descenso del Impuesto sobre Labores del Tabaco en un 5,9 por ciento y al aumento en términos homogéneos del Impuesto sobre Hidrocarburos en un 3 por ciento, con unos ingresos de 1.785 millones y 3.805 millones, repectivamente.

Crecen los pagos

Por el lado de los gastos, los pagos no financieros efectuados por el Estado hasta finales de abril de 2018 se situaron en 50.155 millones, un 14,9 por ciento más que en el mismo período de 2017. Este resultado se debió principalmente al incremento de los gastos financieros en un 50,6 por ciento, desde los 8.129 millones de 2017 hasta los 12.242 millones de 2018, debido al diferente calendario de los vencimientos respecto al año anterior. Descontando este efecto, los gastos financieros se reducirían un 6,3 por ciento.

En concreto, los gastos de personal sumaron 4.738 millones, un 1,8% superiores a los de 2017, mientras que los gastos corrientes en bienes y servicios aumentaron desde los 713 millones de 2017 a los 797 millones en este año, un 11,8 por ciento más.

Por su parte, las transferencias corrientes se situaron en 28.341 millones, un 3,9 por ciento superiores a las de 2017, al tiempo que las inversiones reales crecieron en 998 millones de euros, hasta los 1.670 millones, de los cuales 1.005 millones correspondieron al Ministerio de Defensa.

Fuente: EP

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información