Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La reina de la longitud mide su recuperación en el Nacional de Murcia

La reina de la longitud mide su recuperación en el Nacional de Murcia

DEPORTES
Actualizado 24/06/2018 07:50
Bernat Díez

Natalia Tejedor, quien ha superado una larga temporada, marcada por las lesiones, defiende este domingo, 24 de junio, su mandato longitudinal al aire libre, en el Campeonato de España Sub-20. La soriana es la vigente campeona Júnior (09/07/2017, Granollers) en un salto que culmina en sobre la arena.

La gravedad es de Natalia Tejedor. Le pertenece. La soriana vuelve a citarse con las alturas y la arena en un nuevo Nacional. Mientras la física y las matemáticas no digan lo contrario, la saltamontes castellana sigue siendo la reina Júnior en el salto de longitud al aire libre. Este domingo, 24 de junio, sobre las 20:30 horas, Tejedor defiende su cetro en el LXIV Campeonato de España Sub-20 (Murcia). Todas contra ella en un su mandato, que mide 5.79 metros.

Después de la tempestad, en forma de sobresaltos y malestares físicos, llega la calma: Natalia Tejedor ya respira más aliviada, porque 2018 ha sido “un año complicado”. Plaga de lesiones que se ha cebado con ella. Su calvario empezó a finales de octubre. A partir de ese otoño negro, esguinces, una inflamación en un hueso sobre el pie de batida y molestias ocasionadas por una tendinitis. Nunca se había lesionado hasta esa cadena de infortunios. “Este Campeonato me lo tomo como un premio. Lo afronto con muchísima ilusión. Solo he podido competir tres veces, por el tema de las lesiones. Me ha costado mucho llegar hasta aquí”, valora. A la tercera, en el Regional de Valladolid a principios de junio, otro saltito (alcanzó los 5.50 metros) con doble regalo: oro y marca para el Nacional de Murcia de este domingo. “Me encontré a mí misma”. Lo importante para Tejedor era reencontrarse con esa saltadora, ella misma, que quiere volver a ser. A Murcia llega “con ganas”, a pesar de que le faltan “saltos”, “chispa” y “ritmo de competición”.

Un Fórmula Uno ‘made in Soria’ mete la quinta. “Cuesta recobrar la confianza. Piensas que puedes volver a hacerte daño. Hay que ir asiduamente al fisioterapeuta. Al final, somos como un coche, el que debe ir pasando por el taller. Ir probándose. Tú, mejor que nadie, te conocer a ti misma. Sé cuando he de dar un pasito adelante o hacer un stop”, analiza. Confía en poder circular libremente por las pistas españolas: “De vez en cuando noto una pequeña interrogación que me dice que tenga cuidado, por si acaso”. Tejedor habla de “gestos” que pueden hacerla retroceder. Esta joven estudiante de INEF en Madrid cree que “el cambio de la comida y el cambio de residencia (de Soria a Madrid) ha “influido bastante” en esa serie de lesiones por las que ha pasado. Ya está al final del desierto. “El cuerpo tarda en adaptarse”, alega.

Granollers, “un punto de inflexión”

Se le ilumina la sonrisa. Abre los ojos, los cuales le quedan como platos. Determina aquel “punto de inflexión”. A punto está de que su salto de 5.79 metros en Granollers cumpla un año. El que le valió un oro como una casa en ese Nacional Júnior al aire libre. Ahí empezó su regencia. ¿La destronará alguien? “Me sirvió para seguir motivándome, para seguir entrenado, para seguir intentándolo y para seguir planteándome nuevos objetivos”, numera sobre las ventajas de su Mejor Marca Personal hasta la fecha. “Ha pasado casi un año y sigo igual de contenta. Me gustaría repetirlo algún día”, desea la soriana, quien seguirá jugando a su “lotería” particular: “No todos los días se consigue eso”, matiza. “Tuve suerte. Lo disfruté”, contextualiza Tejedor en un pasado que todavía sigue sabiendo a gloria. Se lo “curró”, aunque “a veces está ese pequeño y grande, a la vez, porcentaje de suerte que te ayuda a conseguir algo. En este caso, podemos hablar de centímetros…”, explica la soriana. Además, Cataluña le trae suerte: “en Mataró quedé cuarta, a un centímetro de la tercera”, apunta.

La corona, por ahora, es suya. “Ahora mismo, no estoy preparada para revalidarlo”, asegura sobre un título el cual prevé que cambiará de dueña. “Sé que hay chicas muy buenas. Están en forma. Son mejores que yo”, analiza. Sin embargo, “tengo un reto: el de disfrutar y el de mejorarme a mí misma”.

Natalia Tejedor se escapa de un prototipo

La fémina soriana no responde al prototipo físico que pueda presentar, habitualmente, una saltadora en longitud. Se desmarca de ese reflejo: menuda, con un tamaño estándar de piernas. No excesivamente patilarga. “Estoy por debajo de la media”, ríe.

“El físico no me ha resultado un inconveniente. Las claves de la longitud son entrar a la tabla con velocidad y en batir fuerte, de una manera explosiva”. Carrerilla y “técnica, lo fundamental”. No todo es el físico, aunque este ayude a la explosión de Tejedor: “Solvento esas, entre comillas, deficiencias físicas trabajando la velocidad, la potencia de piernas, etc.”.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información