Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Previa San Sadurniño-Río Duero: El celeste vuelve a ser un color mágico y a tener en cuenta

Previa San Sadurniño-Río Duero: El celeste vuelve a ser un color mágico y a tener en cuenta

DEPORTES
Actualizado 13/10/2018 13:33
Bernat Díez

El bloque celeste, que debuta en La Coruña en este arranque de la Superliga, mantiene los mismos objetivos: “conseguir salir bien parados de la pelea” que depare la clasificación, “jugar bien” y “volver a estar arriba”. Palabra de Sevillano.

Un canto a Galicia. El Club Deportivo Voleibol Río Duero de Soria inicia esta tarde (19:30 horas, Pabellón Municipal de San Sadurniño) una nueva experiencia en la vigente Superliga Masculina 2018-19, la élite del voleibol nacional. Los celestes exponen ese mágico color en La Coruña, donde estrenan la vigente temporada en casa del Intasa San Sadurniño. A los sorianos les precede, y ni abulta ni pesa, el gran curso que cuajaron el anterior ejercicio, cuando disputaron unos play-off 2018-19 que les dejaron a las puertas de la final por el título de la Superliga. El Río Duero, que tiene una “tarea pendiente” (empezar con el pie derecho y sin conceder demasiado en el arranque de la campaña) para no “ir a remolque” en la segunda vuelta, tiene en su punto de mira al CV Teruel, al Unicaja Almería y al Ushuaïa Ibiza como los rivales a batir (al Urbia Voley Palma le da la categoría de “aspirante”). Porque la estructura celeste, que crece poco a poco, aún está “lejísimos” de los presupuestos de los ‘grandes’. Sevillano no ve imposible “ganar un título”, pero realizar esa hazaña en la actualidad “es hacer la épica”.

Con ánimos de acercarse a la grata versión que ofreció el Río Duero en la segunda vuelta de la fase regular de la pasada Superliga, los pupilos de Manolo Sevillano, entrenador-jugador de la escuadra soriana, se visten de grumetes para intentar pescar sus primeros tres puntos en las rías gallegas, en el feudo de un recién ascendido, el Intasa San Sadurniño de La Cruña. Como un niño con zapatos nuevos, o mejor dicho, como unos gigantones con una indumentaria completamente renovada, gentileza de la marca Gañafote, el conjunto celeste ya sonríe y se instala en Galicia. Sevillano podría utilizar ya a sus nuevas torres: Luis Enrique Vega, Marcelo Hister, Mario Dos Santos y Víctor Méndez, los fichajes del Río Duero que pulen un proyecto tan pincelado como contrastado, con las renovaciones de los ejes centrales, cítese a Manu Salvador, Alberto Salas o al mismo Manolo Sevillano. Este último manifestaba en la rueda de prensa realizada el pasado jueves 11 de octubre en la Cámara de Comercio que “hay muchas ganas de empezar”. Al Río Duero se le han “hecho largos” todos los meses previos a la pretemporada. “Tanto tiempo sin catar el campo” empezaba a doler. Ahora “llega lo serio”, apuntaba el de Rioseco.

Después de unos compases previos en verano y a principios de otoño, marcados por los tests ante el CV Teruel, en una ida y en una consiguiente vuelta bañada de dolor, por la reciente muerte de Vinicius Noronha (exlíbero de los turolenses), el Río Duero llega “bien” al estreno de esta presente fase regular de la Superliga. Con “muchas incógnitas y dudas” también. Sevillano aún no sabe “cómo va a responder el equipo” en este inicio, en el que el bloque celeste deberá encontrar un sello propio, un estilo. Lo de “ir a remolque” para “acabar remontado y entrar, desde atrás, en la Copa y en los play-off” se ha de acabar. El Río Duero se propone no sufrir: “Uno de los objetivos es empezar bien desde ya”, dictaba Sevillano.

Jaime Pérez, quien se está recuperando de un tirón, se queda en Soria, y es el único jugador de la primera plantilla que no viaja a La Coruña. Sobre los variados fichajes celestes, provenientes de diferentes puntos geográficos, Sevillano alegó que no miraría, en ningún caso, el DNI de ninguno. “Me da igual que sean brasileños, de Azerbaiyán o de Rusia. Lo que me importa es cómo se está en el campo, cómo se juega y el rendimiento”, consideraba. Valora que “una vez más, la plantilla es enorme y con niveles parecidos (entre los jugadores que la integran)”. Según Sevillano, “la competitividad es mayor este año”. Eso hará “crecer” al Río Duero.

En alusión al Intasa San Sadurniño, el rival de los celestes esta tarde, “que sean ellos los que nos tengan que seguir a nosotros”, apostaba para hoy el entrenador-jugador de los celestes. La incertidumbre de saber “cómo va a responder” el Río Duero en la jornada inaugural copa toda la preocupación de Sevillano. Mirarán “cómo juegan ellos (el San Sadurniño)” y redactarán “unas pautas”, pero lo importante es empezar a marcar “el ritmo” del bloque celeste.

Comentarios...