Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Movember, bigotes por la salud masculina, también en Soria

Movember, bigotes por la salud masculina, también en Soria

REPORTAJES
Actualizado 16/11/2018 21:29
Sergio García

El Ingenieros de Rugby es el embajador en Soria del movimiento Movember, que pretende concienciar sobre las enfermedades masculinas y recaudar fondos para la investigación de las mismas. El club soriano organiza una fiesta en la capital el sábado 17 en el pub Airos.

El mes de noviembre está marcado por un símbolo y una causa que recorren el mundo entero, y que también pueden verse en Soria. El objetivo es concienciar a la población, visibilizar y recaudar fondos para luchar contra las enfermedades masculinas; y el emblema son los bigotes. Movember, como se conoce este movimiento, es la unión de las palabras Moustache y November, y se celebra en más de una veintena de países.

La iniciativa nació en Australia en el año 2003, cuando un grupo de amigos decidieron dejarse bigote para apoyar a uno de ellos al que le habían detectado cáncer de próstata. Desde entonces, el movimiento ha crecido y se ha extendido por todo el mundo, financiando más de 1.000 programas de investigación, y convirtiendo el bigote en un símbolo universal de esta causa. La selección australiana de rugby, los legendarios All Blacks, también participan del movimiento, y es por eso que en Soria el embajador de Movember es el club Ingenieros de Rugby.

Desde 2014, la gente del Ingeniero se deja bigote y prepara una fiesta para recaudar fondos que ayuden a luchar contra las enfermedades masculinas. El año pasado se recaudaron exactamente 954€, que fueron directamente a la fundación de Movember España, y que son el pequeño granito de arena soriano a los más de 85 millones de euros recaudados en 2017 en todo el mundo. Este año la cita será en la tarde-noche del sábado 17 en el café pub Airos. “Tendremos un concierto, huchas, varias rifas, una subasta de una bota sanjuanera pintada por una jugadora del equipo, y hasta un barbero para que la gente que quiera pueda afeitarse y dejarse el bigote allí mismo”, señala Miguel Ángel, uno de los miembros del equipo que este año se está encargando de montar la fiesta.

Lo que comenzó como un movimiento centrado en el cáncer de próstata, se ha ido extendiendo a otras enfermedades que afectan mayoritariamente a los hombres, con especial atención a los problemas de salud mental.

En España, en el año 2016 se suicidaron 3.569 personas, de ellas el 75% eran varones. En el mundo, medio millón de hombres se suicidan cada año. Un problema silenciado y que Movember también ayuda a visibilizar. “Para muchos hombres resulta difícil compartir sus problemas y tratan de “ser fuertes y permanecer callados”, en vez de conseguir apoyo cuando lo necesitan, a pesar del efecto perjudicial que esto puede tener en ellos. Es importante tener iniciativa en el tema de la salud mental, ser consciente de los factores de riesgo y los síntomas, y mantenerse en contacto con los amigos y la familia”, señalan desde la fundación en España.

El jefe de servicio de urología del Hospital de Santa Bárbara, el doctor Noguera, señala que “hay 3 cánceres que son exclusivamente masculinos; el de próstata, el de pene y el de testículos”. Su incidencia es bastante desigual. Los de pene y testículos tienen una tasa de incidencia muy baja, pero la incidencia del cáncer de próstata es tremenda, señala el docto Noguera. Los dos primeros afectan cada año a menos de 4 varones de cada 100.000. Por el contrario, “1 de cada 7 sorianos padecerá cáncer de próstata a lo largo de su vida”. Ante este dato, el doctor tranquiliza: “eso no significa que se vayan a morir de ello. De los que lo sufren solo 1 de cada 38 van a morir de cáncer de próstata”.

Caso personal

Pero aunque la estadística juegue a nuestro favor, nadie está libre de sufrir un cáncer. Luis, un joven soriano de 32 años que participa en Movember, sufrió cáncer de testículo hace dos años, y recuerda así su experiencia: “en Navidades me noté algo raro en los testículos pero no le di importancia, y no fue hasta febrero cuando acudí al médico”. Cuando se confirmaron los peores presagios confirma que se sintió “asustado, pero tranquiliza el hecho de ir quemando etapas en el proceso y que los médicos lo tengan todo controlado”. Tras la operación y 10 sesiones de radioterapia Luis ya está curado, aunque continúa acudiendo a revisiones periódicas para asegurar que el tumor no vuelve a aparecer. “No pasa nada por ir al médico si notas algo raro, cuanto antes mejor”, aconseja.

Cáncer de próstata

El doctor Noguera señala que “la sociedad científica española y europea ha desaconsejado realizar un cribado general en los hombres sobre el cáncer de próstata”, como sucede por ejemplo con el cáncer de mama. Las recomendaciones para los análisis y la lupa se centran sobre aquellas personas que “tengan un familiar de primer grado con cáncer de próstata”. En esos casos, las probabilidades de desarrollarlo se multiplican por dos. Si en lugar de un familiar directo son dos (un padre y un hermano, por ejemplo), la probabilidad es entre 5 y 11 veces más alta que el resto de la población. Estos datos dejan en evidencia que hay un componente genético importante, y por ello a este sector de la población se le recomiendan cribados desde los 45 años.

La degeneración de la próstata es un síntoma más del envejecimiento del cuerpo masculino. El jefe de urología del Hospital de Soria señala que “el 80% de los hombres mayores de 80 años tiene cáncer de próstata aunque no se hayan enterado”. Muchos serán asintomáticos y morirán por otras causas. El doctor Noguera indica que cada año hay más de 30 que reciben un tratamiento radical (cirugía o radioterapia). Además, 380 varones están actualmente inmersos en un tratamiento hormonal.

Pero el jefe de urología vuelve a tranquilizar recurriendo a la mortalidad. Muchos varones van a morir con cáncer de próstata pero no como causa de esta enfermedad.

Fiesta

Este sábado 17 Luis volverá a acudir a la fiesta de Movember organizada, en Soria, por el club de rugby Ingenieros, aunque ahora lo hace más convencido de la importancia de estas acciones. “Cuando estás jodido, todos los gestos ayudan y más en una ciudad tan pequeña como Soria”, subraya, “aunque solo dejarse el bigote también ayuda a tomar conciencia de que es un problema que está ahí, y que nos puede tocar a cualquiera”.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información