Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Navascués: “A nivel deportivo, me he encontrado sola. Pensaba que confiaban en mí"

Navascués: “A nivel deportivo, me he encontrado sola. Pensaba que confiaban en mí"

DEPORTES
Actualizado 28/12/2018 19:37
Bernat Díez

Sin embargo, la fondista navarra, afincada en Soria, lanza un claro mensaje: “Se acaba 2018, empieza 2019 y todavía queda Estela para rato”.

Ha sorteado ‘trampas’ postmaternales y ha ido quitando, con suma paciencia, los palos que le han colocado en sus ruedas fondistas. No le está resultando sencillo ‘regresar’ –acercarse a “estar como estuve en su día” – y siente que se han olvidado de ella. Se ha tenido que resignar a que le ofreciesen ‘migajas’ deportivas, becas sobrantes. Sin embargo, la rubia y tudelana más soriana, Estela Navascués, aguanta carros y carretas. Ahí sigue, de pie y con aplomo. La atleta navarra brinda por un próspero 2019: “Se acaba 2018, empieza 2019 y todavía queda Estela para rato”. Dispara a matar.

Soria Noticias: En ‘Un año más’, de Mecano, se aboga por realizar “el balance de lo bueno y malo, cinco minutos antes de la cuenta atrás”. Usted llega de sobras para llevar a cabo su balance de lo bueno y lo malo del 2018.

Estela Navascués: Lo bueno es que tengo a mi hija Blanca. Eso es lo que podría dar como positivo. Lo negativo, pues que al volver (atletismo) no se me ha tratado como pensaba que se me trataría después de la maternidad. Ese sería mi balance.

SN: Intentó colarse en el Europeo de Campo a Través, pero le resultó imposible. De hecho, tenía planeado completar el circuito nacional y ni llegó a correr en Alcobendas.

E.N: Estaba entrenando bien. No me encontraba en un mal momento para intentar lograr una plaza en el Campeonato de Europa. Pero, surgieron una serie de cosas: Blanca estuvo con bronquitis, pasé noches en las que no dormía, tuve un pequeño dolorcillo en el diafragma y no hubo manera de reducirlo. Al final, se unió todo. Llegué, pero no lo hice en las mejores condiciones…

SN: En la primera prueba –Atapuerca– del circuito nacional de cross tuvo que retirarse una vez mediadas las primeras vueltas. ¿Padeció ansiedad?

E.N: Sí. De hecho, mi retirada la achaco a eso. Tuve ansiedad en la primera competición seria postmaternidad. Me unía a mis compañeras, las atletas nacionales, y me quería ver donde lo dejé: arriba, con ellas. Las sensaciones no fueron buenas. No me vi delante y me entró ansiedad. Preferí retirarme antes de quedar en una mala posición.

SN: Su ‘regreso’ deportivo no ha dependido exclusivamente de usted. Le han colocado varios palos en la rueda. Quedarse sin becas, una buena prueba de esas ‘trampas’ que ha tenido que sortear.

E.N: Sí, exacto. Me sentó mal. Llevo muchos años en la cumbre nacional y metida en Campeonatos de Europa. He sido olímpica… Si he estado un año parada, no ha sido por quedarme en casa, sentada en el sillón y viendo la televisión. He sido madre. Al final, son nueve meses de embarazo, más todo lo que conlleva querer ser la deportista que era antes. La vuelta no se ha producido como yo hubiese esperado.

"Tuve ansiedad en la primera competición seria postmaternidad"

SN: ¿Se ha encontrado sola desde que regresase?

E.N: Solísima, no. Porque tengo a mis amigos, a mi marido o a mi entrenador. Son las personas que, realmente, están en mi carrera deportiva. Pero, me he encontrado sola a nivel deportivo: pensaba que confiaban en mí…

SN: Estela Navascués, una navarra que lleva media vida en Soria. Aquí ha echado raíces. ¿Le han fallado en una ciudad que ha visto cómo maduraba a nivel profesional y personal?

E.N: Fallarme, fallarme, no. El mundo del deportista va así: cuando tú estás en activo, todo es bonito y maravilloso. Todo el mundo te tiene en palmitas. El problema viene cuando tienes una lesión o cuando no se te ve. En ese instante, la gente ya no se acuerda de ti. Sí he notado falta de reconocimiento.

SN: Nos consta que le han ofrecido migajas, becas sobrantes.

E.N: Me ha sentado mal, sí. Sólo puedo pensar que lo que he de hacer es volver a demostrar que lo he sido todo en el fondo español. Estar como estuve en su día. No queda otra.

SN: No habrá miedo a ver triunfar nuevamente a Estela Navascués.

E.N: (Ríe) En general, en el deporte y en la vida misma hay muchas envidias. Creo que no: hay mucha gente que se ha alegrado de mis éxitos y hay mucha gente que ha estado ahí día a día, cuando yo estaba bien o mal. A la Caja Rural de Soria le estoy muy agradecida. Han contado conmigo para una campaña, que ha llamado mucho la atención, sobre una aplicación móvil que se ha abierto desde la misma Caja Rural. Soria Natural ya lleva varios años patrocinándome y ofreciéndome sus productos. Estoy encantada con ellos.

"Sí he notado falta de reconocimiento"

SN: El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte la considera, al menos en 2018, una Deportista de Alto Rendimiento. ¿Cómo le sienta a una tudelana que ha sido olímpica verse privada de la titulación de atleta de élite?

E.N: Creo que todas las deportistas que hemos pasado por unas Olimpiadas nos consideramos atletas de élite. Por ser olímpica, se me ha considerado una atleta de Alto Rendimiento. ¿Qué pasa?, ¿qué no he conseguido una medalla en Río? Ese es el problema. No tengo el certificado DAN (Deportista de Alto Nivel) y, por lo tanto, no he recibido una beca tras afrontar la maternidad. ¡Son 3.000 euros! A cualquier deportista le vendrían bien después de una maternidad.

SN: El Consejo Superior del Deporte ha confeccionado una contrarreforma de la Ley 10/1990 del Deporte que pretende regular la baja por maternidad y erradicar las cláusulas ‘antiembarazo’.

E.N: Me sabe un poco mal que haya salido esto después de dar a luz (ríe). Cabe la posibilidad de que esta Ley pueda beneficiar a muchas deportistas en un futuro. Incluso, yo podría beneficiarme si decidiese ser madre por segunda vez.

SN: ¿Considera que esa Ley, en vigor desde 1990 y del siglo pasado, está desfasada? La sociedad es cambiante y la mujer española, paralela a ella, ha evolucionado en más de 25 años, pudiendo reclamar otros tipos de necesidades.

E.N: Es una Ley desfasada, que lleva muchos años en vigor. Por ejemplo, se trata de una Ley que a mí me ha perjudicado, como a otras muchas mujeres. Estamos en el Siglo XXI y el tema igualdad-mujer se valora mucho más. A ver si con esta nueva Ley y con el potencial que tenemos las mujeres esto se encamina un poco más.

SN: Normalmente, en materia de igualdad, a España siempre le dan las uvas. Generalmente, llega tarde a todos los sitios. ¿Qué ha de cambiar para la atleta española en 2019?

E.N: Insisto, la regulación de la maternidad en el deporte.

"¡Son 3.000 euros! A cualquier deportista le vendrían bien después de una maternidad"

SN: ¿Al deporte español le queda grande el término igualdad?

E.N: La cosa va igualándose. De buenas a primeras, las distancias masculinas y femeninas van igualando su kilometraje en los crosses de atletismo. Sí que es verdad que en ciertas carreras, en las que se premia en metálico, sigue sin existir la igualdad entre hombre y mujer. Vamos mejorando, pero aún falta todavía.

SN: Respecto a esas mejoras que subraya, ¿qué impresiones le genera el primer equipo de atletismo soriano formado íntegramente por mujeres, las Celtíberas?

E.N: Es una idea buenísima. Me ha encantado. Le auguro mucho éxito a este club, porque ahora mismo hay muchas atletas allí que tienen mucho valor y prestigio. Hacía falta en Soria.

SN: En febrero de 2019, verá pasar 38 primaveras. ¿Cómo alargar su presencia sobre las pistas en el fondo español, europeo y mundial?

E.N: Quiero continuar en el atletismo. Sé que todavía faltan unos años para que se acabe mi carrera. Mi ilusión sería estar en unos segundos Juegos Olímpicos. Intentaré estar en ellos. Se acaba 2018, empieza 2019 y todavía queda Estela para rato.

"Le auguro mucho éxito a este club (Celtíberas), porque ahora mismo hay muchas atletas allí que tienen mucho valor y prestigio. Hacía falta en Soria"

SN: En el día de mañana, ¿le asusta la idea de una posible incursión en la categoría Veteranos?

E.N: No me lo he planteado. Ahora mismo, considero que sería dar un paso atrás. Cuando acabe mi carrera en la élite, igual debo plantearme ese tema, pero ahora mismo, para mí, significaría retroceder.

SN: Ahora, sí: cinco minutos para la cuenta atrás. ¿Correrá alguna prueba antes de que expire 2018?

E.N: Sí, el día 30 voy a correr la San Silvestre de Salamanca. Me gustaría correr, también, el 31 por la tarde la San Silvestre de Lerín, que está cerca de mi casa, Tudela. Esas son mis dos prioridades.

SN: El Nacional de Cross y Tokio’20. ¿Qué le inspiran esas palabras?

E.N: Trabajo, constancia y lucha. Esos son los dos grandes objetivos que tengo en mente. El Nacional de Cross es el objetivo a corto plazo. Luego, posiblemente, me meta en la pista a hacer algún 5.000 o algún 10.000. Después, buscar una buena maratón, que me permita conseguir la mínima, para que me lleve a Tokio entre las tres mejores españolas.

Comentarios...
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información