Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
La Casa de Soria en Barcelona busca relevo

La Casa de Soria en Barcelona busca relevo

REPORTAJES
Actualizado 01/03/2019 09:01
Patxi Veramendi

Coincidiendo con la reciente celebración de su 50 aniversario, su presidente Luis Heras Mínguez afronta el final de su etapa de 27 años, al frente del centro soriano, con “satisfacción” por la trayectoria “ejemplar” de una Casa emblemática y referente en Cataluña y España, y con “incertidumbre” por su futuro.

“Los sorianos somos gente luchadora que hemos estado muy bien considerados en Cataluña, bueno, y lo seguimos estando, en Barcelona y en toda España, por lo que he podido comprobar en más de 27 años que llevo al frente de la Casa de Soria en Barcelona. Las Casas han tenido un papel importantísimo de refugio, encuentro, promoción de la provincia y apoyo a las docenas de miles de familias sorianas que tuvieron que salir de sus pueblos con lo puesto a las grandes ciudades, como Barcelona, a buscar un porvenir que no encontraban en Soria”.

Así lo señala Luis Heras Mínguez, que está a punto de cerrar una etapa crucial de la Casa de Soria de Barcelona desde que asumió la presidencia en febrero de 1992. Este será su último mandato.

Un momento ideal para hacer balance y repasar la evolución del centro. Hasta un millar de familias socias ha llegado a aglutinar la Casa de Soria en Barcelona, un número que actualmente se ha reducido hasta 350. “El socio se va haciendo mayor y la juventud no se incorpora. Las personas que forman parte de la coral, la rondalla o el grupo de teatro tiene ya una media de más de 65 años, y en cuanto a los socios, apenas un 15% tendrá hasta 65 años, el resto es mayor”, apunta Luis Heras, que reconoce que la Casa afronta un futuro incierto, que habrá que reinventar para que se mantenga. Cuando Luis Heras asumió el cargo de secretario de la Casa, en la década de 1960, ya tenía claro que había de darle un “buen empuje, y hacer una Casa ambiciosa y animada que merecían las familias sorianas de Barcelona”.

Por ello, después de tener varias sedes, Heras apostó, junto al entonces presidente José Luis Benito, por adquirir los actuales locales de la Avda. Meridiana, 211 (inaugurados en junio de 1988), de 840 metros cuadrados, con la aportación ilusionada y desinteresada de numerosos socios, “que no dudaron en prestar su dinero, con el único aval de mi palabra”, recuerda con emoción Heras.

“Como cerramos el trato en un precio de 8,5 millones de las antiguas pesetas, y no teníamos el dinero, se me ocurrió pedir al socio una aportación que luego ingresamos de forma conjunta en la Caja de Soria de entonces, por lo que recibíamos unos intereses que luego revertíamos en las personas que habían hecho las aportaciones. Una cantidad de dinero que nos permitió ir pagando el local. Muchos de los socios renunciaron, incluso, a cobrar los intereses del dinero prestado; y la Diputación de Soria, que nos trató muy bien, nos daba -a modo de subvención- el dinero que acreditábamos que habíamos pagado a los socios de interés. Fue una gestión seguramente única y ejemplar, , completamente transparente, en el que solo había un compromiso por parte de los responsables de la Casa, devolver el préstamo a los cinco años. Algo que hicimos. El último recibo que se pagó fue el mío, y una aportación de 40.000 pesetas de una persona que no las reclamó, ni pudimos localizarlo porque se fue a trabajar, al parecer, a Alemania”.

Integración y apoyo

Incluso el propio Jordi Pujol, entonces presidente de la Generalitat de Cataluña, colaboró en la compra del local con la aportación de un préstamo sin intereses, “una cantidad muy importante”, la misma que prestó otro empresario soriano afincado en Barcelona.

En cuanto a la relación de la Casa de Soria con la Generalitat, Luis Heras insiste en que “entonces, el apoyo de la Generalitat y el interés de Pujol por la Casa de Soria era grande. Sentía mucha curiosidad y atracción por nuestra Casa. Quería conocer nuestro trabajo y actividad”. Heras recuerda que le invitó al presidente Pujol a visitar Soria y se ofreció a hacer de anfitrión por la provincia, cuando en una ocasión le confesó que no había estado en Soria. Aunque Heras tuvo que recordarle que tenía un consejero de Educación de Soria, concretamente de Almazán, llamado Javier Hernández.

“Nunca hemos tenido ningún problema con la Generalitat, al contrario, hemos sentido mucho agradecimiento y apoyo, el mismo que el de la sociedad catalana. Y también la convivencia y la integración ha sido estupenda. Nunca hemos sentido presión ni imposición. Estábamos, desde la solidaridad, para trabajar y hacer crecer Cataluña y, por tanto, España, que también era una manera de trabajar por nuestra abandonada provincia de Soria. Pero con los últimos años de Artur Mas (su mujer tiene vinculaciones familiares con Soria) y lo que ha venido después todo ha cambiado”, afirma Heras.

“No se por qué hemos llegado al ‘procés’ independentista. En la Casa, el tema no genera conflicto, no se habla de ello, pero en las familias sí. De todos modos, creo que el ‘procés’ se está desinflado entre el ciudadano catalán normal“, considera.

En cuanto al futuro de la Casa, Heras dice, de manera lacónica que “se presenta mal. Será lo que quieran sus socios. La renovación generacional es complicada”.

Evolución

Un empresario soriano afincado en Barcelona, me dijo en aquellos inicios de la Casa que si conocía algún soriano que no tuviera trabajo, que se lo enviara, que él le daría empleo. Pero creo que apenas le mandé dos, porque el soriano encontraba trabajo enseguida”, recuerda Luis Heras.

1968: fundación. Un grupo de sorianos entusiastas fundan la Casa, presididos por Pedro Ibáñez Garcés. La idea no cuaja del todo, pero la actividad sigue a través de varios locales.

1976: refundación en Santa Clotilde. Al amparo de los nuevos tiempos políticos, un grupo de universitarios y maestros impulsan la Casa, con un local en la c/ Santa Clotilde, 6.

1988: etapa Meridiana. Se inaugura la sede de la c/ Meridiana, 211. La Casa se consolida y vive sus décadas más activas y dinámicas, con las presidencias de José Luis Benito, Gabino Vidal y Luis Heras (desde 1992).

Comentarios...