Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Un ejercicio de fe

Un ejercicio de fe

OPINIóN
Actualizado 31/01/2019 18:53
Sergio García

La carta del director de Soria Noticias, Sergio García.

El análisis de los Presupuestos Generales del Estado es un ejercicio de fe. No solo porque la maraña de números hacen casi imposible un análisis certero de las inversiones asignadas a tal o cual proyecto. Se trata de un ejercicio de fe porque el papel lo aguanta todo y más en un borrador de Presupuestos. Pero los políticos han convertido su análisis en binario, para que no nos rompamos la cabeza. Si gobierna los suyos “crecimiento, reducirán las desigualdades y fondos suficientes”. Si están en la oposición, “proyectos del pasado, partidas insuficientes y subidas de impuestos a las clases medias”. Fácil y sencillo.

“Vuelve el PAES”, gritaban orgullosos los socialistas. “Vuelve el PAES”, gritaban alarmados los populares. Fuera de interpretaciones partidistas, lo cierto es que el proyecto de PGE presentado por el Gobierno recogen para Soria una inversión notablemente superior a la media de anteriores ejercicios. Pero no todo es oro. Por ejemplo, de los 137 M€ que anuncian los socialistas 20 van para las obras de conservación de la A-2. Además, ahora hay que ver si estos presupuesto se aprueban y en qué porcentaje son ejecutados.

Más allá de todo ello, los sorianos haríamos bien en pedir algo más de los PGE. Algo más que la simple continuación de los proyectos ya en marcha. Necesitamos proyectos tangibles que nos ayuden de manera directa a cambiar el rumbo de la provincia. Soria está ávida de ideas y de proyectos. Necesitamos, casi por salud mental, dejar de hablar de lo mismo. Soria necesita una ilusión nueva.

En este sentido, los 19 millones de la cárcel deberían ser el punto final para la apertura del centro penitenciario. La apertura de la cárcel de Las Casas y la llegada de nuevos funcionarios debe ser la prioridad número uno. Algo similar debería pasar, a pequeña escala, con el centro de referencia estatal aunque da la sensación de que nos vamos a quedar con las ganas y con unos concursos de traslados que a ver si se cumplen.

Por último, el Banco de España que se encamina a albergar un “centro de cultura y territorio” centrado en la despoblación. Corremos el riesgo de convertirlo en un espacio que solo sirva para 4 reuniones, donde divagar sobre el futuro, construir imaginarios y generar relatos. Vamos, la nada. Bueno, eso y servir de almacén para los aperos y trajes tradicionales de los pueblos que vayamos cerrando. Cuidado.

Comentarios...