Volver Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Los estragos del invierno

Los estragos del invierno

ESTILO DE VIDA EN SORIA
Actualizado 04/02/2019 14:02

Piel cansada, sin luz, epidermis descamada, cabellos deshidratados, color de piel blanquecino... Pero todo ello puede evitarse con unos sencillos trucos.

La piel del rostro es la que sufre en mayor medida los daños típicos del frío, el uso de calefacciones y la humedad. Es decir, está expuesta a diario y en todo momento a las agresiones ambientales.

Esto hace que en parte tengamos la piel seca y apagada durante la época más fría del año, por lo tanto necesita de especial atención. Además, conviene prestar mucha atención al contorno de ojos, para evitar el desarrollo de las patas de gallo. En todas las firmas cosméticas mas importantes podrás encontrar tratamientos especiales para el cuidado de la piel en esta época del año. Generalmente son productos en formato crema, ya que son capaces de hidratar con mayor potencia nuestra piel. Los geles, en este caso, pueden resultar demasiado livianos y no cumplir la función de hidratación que necesitamos durante la época invernal.

Lo mismo ocurre con la piel del cuerpo, también sufre en su aspecto los estragos del invierno. Por ello, no debemos olvidarnos de hidratar nuestro cuerpo de forma correcta. Sabemos que, durante el invierno, lo que más apetece nada más salir de la ducha es ponerse la ropa calentita. Da pereza aplicarse crema, pero hoy en día existen numerosos productos para hidratar durante la ducha. Son geles con alto contenido en aceites que nos hidratan a la vez que nos limpian la piel de impurezas. Durante esta época apuesta por ellos.

Colorido

Además de los productos cosméticos, no debemos olvidarnos que la hidratación es fundamental. Por ello, no olvides beber el agua suficiente. Puedes hacerte fan de bebidas calientes como el té, la manzanilla, la menta poleo, etc.

Como truco de belleza, en esta época del año también puedes utilizar una crema de bronceado progresivo. Son cremas que aportan color a nuestra piel de una forma paulatina y natural. Esto hará que nos encontremos mejor con nosotros mismos, ya que en esta época la apariencia blanquecina de nuestra piel no nos favorece en ningún caso.

Por supuesto, durante el invierno no debemos olvidarnos de una parte fundamental de nuestra belleza. Estamos hablando del cabello. En esta época, el cabello aparece seco, quebradizo, apagado e incluso encrespado. Esto puede ser resultado en parte de frío, la humedad y el uso de calefacciones. Para devolverle un aspecto sano y brillante no dudes en echar mano de los mejores productos del mercado. Estos se notan y prepararán de una forma saludable a tu cabello para sobrevivir al verano. A la hora de lavarlo, utiliza un champú específico para tu tipo de cabello pero en cualquier caso, ya sea tu pelo seco o graso, deberías cuidar las puntas con un tratamiento de hidratación que prevenga de las roturas. Si tu pelo es excesivamente graso no olvides que solo debes aplicarlo en las puntas. Tu cabello se verá más sedoso y sano.

Si tienes unos minutitos, puedes realizar una mascarilla casera en casa para recuperar la hidratación necesaria de tu piel. Solo necesitas unas cuantas fresas y un poquito de miel. Con cuatro o cinco fresas será suficiente. Debes triturarlas y mezclarlas con una cucharada de miel. Cuando tengas esta pasta, deberás aplicar tela sobre el rostro y dejarla actuar aproximadamente durante 20 minutos. Después retira con agua tibia. Lo ideal es que te realices esta mascarilla después de la ducha, cuando tus poros estén totalmente abiertos y más receptivos a la hidratación y a la limpieza que nos proporcionará esta deliciosa mascarilla. Después de su retirada, aplícate tu crema habitual. Verás como notas la hidratación en tu piel.

Comentarios...