Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Crónica UD Almería-CD Numancia (1-0): Se acabó lo que se daba

Crónica UD Almería-CD Numancia (1-0): Se acabó lo que se daba

DEPORTES
Actualizado 10/02/2019 20:05
Bernat Díez

El conjunto rojillo establece una pausa en su estado de gracia. Un gol de Juan Carlos Real desde los 11 metros tumbó a los sorianos, quienes se apagaron tras la expulsión de Unai Medina.

La buena racha del Numancia expiró en los Juegos del Mediterráneo (1-0). Se acabó la buena sintonía con una segunda vuelta que el cuadro soriano había arrancado a base de sumar puntos. Hasta el encuentro de la tarde-noche de hoy, los numantinos sumaban dos victorias y un empate, es decir, acumulaban siete de los últimos nueve puntos en juego. Puso fin el Numancia a una racha de cuatro encuentros sin conocer la derrota, ya que el Almería cumplió por la mínima en su lar. Juan Carlos Real batió al otro Juan Carlos, al arquero, desde los 11 metros.

Aritz López Garai revolucionaba parcialmente a su Numancia, dando entrada desde el inicio a Nacho, quien se ganó un hueco en el once tras completar una óptima segunda mitad ante el Lugo en Los Pajaritos. El canterano rojillo dispondría, desde la titularidad, de la ocasión de jugar su partido 101 con la elástica numantina. Marc Mateu, con la veda levantada, complementaría el extremo zurdo. David Rodríguez y Gus Ledes, los fichajes invernales del Numancia, también estaban dentro. En el caso del portugués, se estrenaba como titular en el esquema de López Garai. Entre él y Oyarzun, quien retrasaba su posición hasta alcanzar la posición de volante, deberían suplantar las funciones y labores de un Escassi sancionado y de un Diamanka desconvocado. El estado de los tobillos del senegalés le obligaron a señalizar un ceda el paso.

Con ese maquillaje, tanto en la delantera como en el centro del campo, el Club Deportivo Numancia se presentaba en los Juegos del Mediterráneo para intentar solventar un encuentro directo. Atrapar y superar a los andaluces para pasar a contemplar “la zona bonita” a la que se refirió López Garai en la previa, las máximas aspiraciones rojillas en Andalucía. Antes de que el colegiado Díaz de Mera decretase el inicio, el cuadro soriano ya había ocupado su posición en la barra mediterránea para pedirse otro choque directo bien fresquito.

Sol y sombra al lado del Cabo de Gata, una linier ayudando a Díaz de Mera y ambos conjuntos se repartían el juego y la posesión en los primeros cinco minutos. Muchas carreras y mucha presión ante el nulo trabajo de Juan Carlos y René Román. Nacho activó la función Correcaminos para aventurarse en una carrera en solitario. Gus Ledes permitió que ese jugadón del ex del Almazán acabase en nada tras malograr un pase de tacón.

Después de que Osede se tirase para despejar un balón colgado al área, la UD Almería gozó de la más clara. A la media vuelta, Álvaro Giménez propició que apareciesen los reflejos de Juan Carlos; por abajo, el balear evitaba el 1-0. Después de otra intervención oportunista del arquero rojillo para evitar que entrase un gol olímpico, Pichu Atienza cometió un penalti claro sobre Martos, cuando el carrilero, tras incorporarse al ataque, se fue al suelo derribado por el central andaluz. Penalti claro que no desaprovechó el ariete Juan Carlos, quien batió por el medio a su tocayo.

Lejos de descafeinarse, el Numancia pasó al ataque. Ese gol en contra le enchufó. Juan Fernández, quien pudo ver la roja al parar en falta al último hombre de los rojillos, derribó a David Rodríguez en carrera y Oyazrun cargó su diestra para hacer volar a René Román. A Nacho, de lo más significativo del Numancia, se le escapó el 1-1 en un centro-chut envenenado. El lateral de la red evitó el empate. Le habían salido alas al combinado soriano; quien pasó a amedrentar y a embestir al Almería en su feudo.

Sometiendo al Almería, el guardameta Juan Carlos tuvo que sacar el pecho para desbaratar el 2-0. La internada de un peligroso Martos desarmonizó el monólogo numantino. El cuadro soriano se fue al descanso perdiendo por la mínima (1-0). Dando una buena imagen tras el gol encajado, los de López Garai buscarían reaccionar completamente en los segundos 45 minutos.

En la reanudación, el Numancia siguió erre que erre, aunque no lograba zarandear nítidamente a la UD Almería. Aparecía la visión nocturna de Villalba para colgarle por arriba un balón franco a David Rodríguez; el talaverano la empalaba débilmente con el pecho. Mientras tanto, Juan Carlos mantenía vivos a los suyos sobre el césped indálico. A ras de suelo, le sacó el 2-0 a Rioja, después de que este rematase mordido en el corazón del área. Dos minutos más tarde, tuvo que estirar el pie para desarticular otra ofensiva andaluza.

La roja a Medina agrietó al Numancia

Primer cartucho. Yaw Yeboah, quien empezó nuevamente un partido como suplente con el Numancia de visitante (Elche y Almería), ocupaba el lugar de Marc Mateu. Mediado el minuto 70, el partido se le puso muy cuesta arriba a los sorianos. Le estaba dando frescura Yeboah al Numancia, cuando a Unai Medina ‘se le fue el pie’. Entró con todo el lateral vasco y se llevó por delante a Yan Eteki. Plantillazo y roja directa.

Sin nada que perder, el Numancia acabaría el partido con 10 hombres, dos puntas y una defensa de tres. López Garai sacrificaba a Ganea y colocaba a Guillermo al lado de David Rodríguez. De perdidos, al río.

Sin embargo, acabó por sucumbir y apagarse el conjunto numantino en una segunda mitad poco lúcida y gris. Incluso, Demirovi? falló incomprensiblemente dos uno contra uno ante un Juan Carlos vendido. Acusó en demasía el bloque de López Garai la expulsión por roja directa de Unai Medina. Se le hizo grande el partido a los sorianos, quienes siguen sin darse una alegría al cuerpo a domicilio esta temporada.

Comentarios...