Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Curvas en el paraíso: 5 kilómetros imposibles

Curvas en el paraíso: 5 kilómetros imposibles

REPORTAJES
Actualizado 27/02/2019 20:16

Son menos de 5 kilómetros, pero muy peligrosos los que dificultan una comunicación “digna y segura” entre la localidad soriana de Yanguas y la riojana de Enciso. La exigencia de la mejora de este corto tramo de la SO-615 es un clamor en los dos lados provinciales de Soria y La Rioja, que comparten la cabecera alta del valle del río Cidacos. Ya no hay excusas.

Los alcaldes de Yanguas, José Rico, y el de Enciso, Ricardo Ochoa, aseguran que ya no quedan justificaciones para retrasar ni un minuto más la mejora de este tramo de carretera entre Yanguas y el cruce con la localidad de Munilla (unos kilómetros más allá de Enciso). La justificación -hasta ahora- parece ser que era la finalización de la presa del nuevo embalse de Enciso, que precisamente fue inaugurado oficialmente con un acto institucional en la última semana de enero, y que ya se encuentra en la fase de llenado.

En el caso del lado soriano, el pasado otoño se finalizó el ensanche de la calzada (con dos carriles) de un tramo de 3,5 kilómetros, desde el punto en el que comienza la provincia de Soria, en el entorno de la cola del embalse, que se adentra en suelo soriano. Era un compromiso pendiente de la Confederación Hidrográfica del Duero y de la empresa que ha construido la presa de Enciso, como también lo hizo antes en territorio riojano.

El problema es que ahora quedan cuatro kilómetros y medio, hasta llegar a Yanguas, en los que la carretera SO-615 (de titularidad de la Junta de Castilla y León), “es un infierno y un peligro constante”, afirma el alcalde de Yanguas. Una situación “incomprensible” en un punto clave y estratégico, que comunica la zona riojana de Arnedo y la soriana de Tierras Altas. Esta vía acerca el norte de Soria (y toda la provincia) a un valle que se abre a Navarra y País Vasco, que resulta muy interesante para los intereses comerciales, empresariales y turísticos del norte de la provincia de Soria. Interé s que comparten también los pueblos del entorno de Arnedo, que no pueden acceder hacia Castilla y León, Guadalajara o Madrid por Soria.

Y es que en ese estrangulamiento de menos de 5 kilómetros, desde la salida de Yanguas en dirección a Enciso de la SO-615, el paso de camiones resulta complicado, en una calzada de apenas cuatro metros, sin señalización horizontal de carriles. Una circulación que también resulta muy incómoda y difícil para los coches, que tensiona a los conductores por las curvas cerradas con escasa visibilidad (se prioriza el paso de una dirección en algún caso), la existencia de bordes rocosos pegados a la calzada, el deficiente firme con baches y otras irregularidades, o las dificultades del paso de dos vehículos a la vez cuando circulan en direcciones contrarias.

Además, el alcalde de Enciso denuncia otro estrechamiento antes de llegar a Arnedillo, en la carretera que ya se denomina LR-115, que en su día no se quiso ensanchar porque iban a pasar muchos camiones de las obras de la presa.

Los responsables municipales Rico y Ochoa recuerdan que llevan años (por separado y de manera conjunta) reclamando la mejora de esta carretera, llamando a las puertas de los gobiernos de La Rioja y de Castilla y León, de las diputaciones provinciales de ambas provincias, y hasta del Gobierno central. Pero de momento no hay ningún compromiso en firme, más allá de “buenas palabras”, mientras el proceso de despoblación de estos pueblos -sorianos y riojanos- de la cuenca alta del Cidacos se agrava alarmantemente.

La Delegación Territorial de la Junta en Soria ha informado de que se ha encargado la elaboración de los estudios previos, para la posterior realización de un proyecto, para una posible construcción de una variante y mejora de la carretera.

Turismo

Aunque los perjuicios económicos afectan a todos los sectores, la queja de la hostelería es contundente y unánime. Paquita Ortega, de la casa rural El Mirador de Yanguas, asegura que las malas condiciones de la carretera desde Enciso suponen un freno para atraer clientes. Explica que la mayor parte de ellos llegan desde la parte de Arnedo, muchos procedentes de Navarra, País Vasco o Aragón; y lamenta tener que avisarles del estado de la carretera, “para que no se asusten”.

También los responsables del hotel rural Los Cerezos de Yanguas, que precisamente gestionan este establecimiento desde hace poco, y que han venido de Arnedillo, valoran que la mejora de la carretera animaría mucho más el turismo en el lado soriano, procedente de la parte de riojana.

No hay que olvidar que el turismo es una actividad principal en el entorno del valle alto del Cidacos, tanto en la parte riojana como en la soriana, con muchos atractivos de naturaleza y culturales (Yanguas es conjunto histórico-artístico). Tampoco se puede olvidar el aliciente que es el recurso de las huellas de los dinosaurios, o la cercanía de San Pedro Manrique.

Nieves Gonzalo, que ha abierto una tienda en Yanguas hace un año, también urge la mejora de la conexión con Enciso y Arnedillo: “Aquí vivimos del turismo, y la gente se corta a la hora de acercarse a la parte soriana, por la mala carretera. Conduces compungida. El turista no nos conoce, y tenemos muchísimo que ofrecer. Hace falta mejor carretera y más promoción de la comarca”.

El propio alcalde de Enciso, que tiene una casa rural, considera que las tierras riojana y soriana tienen que tener una continuidad, con una buena comunicación, para enriquecer y potenciar el turismo, porque ambas se complementan desde unos recursos que comparten.“

Comentarios...