Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook Youtube
Noticias de Soria - SoriaNoticias.com
Las Guerreras del Moncayo, “preparadas para hacer historia”

Las Guerreras del Moncayo, “preparadas para hacer historia”

DEPORTES
Actualizado 22/02/2019 13:39
Bernat Díez

Isabel Chueca, quien se perderá el último encuentro de la Fase Regular ante el Balonmano Cristo Rey por motivos profesionales, valora y analiza una nueva temporada de ensueño realizada por un Sénior femenino que puede glorificarse este próximo sábado. Su primer título de Liga culminaría un trayecto deportivo estratosférico.

No son de este planeta. El Sénior femenino del Balonmano Ágreda ya tiene más cerca su particular triplete: Copa de Aragón (2017), fase de ascenso (2018) y un título de Liga (2019), el primero para esta generación de féminas que lidera, de forma incuestionable, el proyecto deportivo y social de la entidad balonmanística de la Villa de las Tres Culturas. Son las jefas, están “preparadas para hacer historia” y su gobierno podría quedar más legislado este próximo sábado (19:00 horas, Polideportivo de Ágreda) en la Primera Nacional Femenina de Aragón. Virgen de los Milagros, vaya preparándose.

En las casas de apuestas de Soria se paga muy poquito a que el BM Ágreda levante este sábado su primera Liga como equipo Sénior femenino. Las apuestas cotizan a la baja porque es lo que han querido las Guerreras del Moncayo, quienes han establecido una trayectoria prácticamente impecable en lo que va competición (2018-19). Sin apenas sustos, más que una derrota y un empate, las sorianas nunca han dado paso a las dudas. Así pues, el título de Liga era de esperar. La rúbrica del campeón de esta Liga 2018-19 podría firmarla el BM Ágreda este sábado ante el Cristo Rey, que por casualidad o no, fue la entidad que les brindó a las agredeñas la oportunidad de aupar la Copa de Aragón en 2017.

No será necesario desplazarse hasta Chueca para encontrarse en Ágreda con una jugadora de la talla del mismísimo distrito madrileño. Sin hacer Milagros, Isabel ha sido una de las encargadas de acercar la Liga a la Parroquia céntrica de Ágreda.

“Comparada con la anterior, esta temporada ha sido más sencilla en cuanto a los rivales y los partidos”, señala Isabel, quien se “basa en los resultados” para ejemplificar “la superioridad” del Balonmano Ágreda en esta temporada 2018-19. En una Liga en la que las sorianas han impuesto su ley, “La Jota y el BM Colores" son los conjuntos que les han provocado “más dificultades”.

La ley del Balonmano Ágreda en Aragón

El liderazgo agredeño ha significado la imposición del color azul celeste en esta Primera Nacional Femenina de Aragón. En 14 partidos, en una Liga a tres vueltas, las de Vera sólo han cedido tres puntos (un empate y una derrota) ante La Jota. “Esos números son geniales. Estamos súper contentas con los resultados, a pesar de no poder entrenar mucho. Unas estamos en Zaragoza, otras, en sitios diferentes. Podemos entrenar poco y, entonces, valoramos más esos números”, explica Chueca.

Generalmente, pueden entrenar tan sólo un día a la semana, pues la gran mayoría no hace vida en la villa. Estar donde están –líderes de la división aragonesa– y, por las circunstancias -realizar pocas sesiones de trabajo- implica hablar de un doble mérito. “¡No entrenamos nada! Sólo lo hacemos un día, cuando, mínimo, deberíamos entrenar tres días a la semana. Creo que estamos donde estamos porque el trabajo previo, de otros años, ha sido muy bueno. Está dando sus frutos ahora”, sintetiza Isabel, quien añora los tiempos pasados, cuando esta hornada de féminas podía entrenar “tres días a la semana”.

Se avanza a lo que el tiempo pueda depararle a esta armada celeste. La consecución de su primera Liga las rebotaría directamente a disputar un nuevo sector (el segundo consecutivo). Chueca se va hasta “la fase de ascenso”, pues las Guerreras del Moncayo ya piensan en ella. “Sabemos que será muy difícil. A ver qué tal nos va…”, relata la ariete de 22 años.

Las faraonas de una señora pirámide

Ante el Cristo Rey, las sorianas podrían agacharse para recoger lo que llevan sembrando años atrás. Porque de este árbol no caen frutas celestes por arte de magia. "Todo esto lleva muchísimo trabajo. Ahora, la gente es consciente y viene a vernos, pero, en años anteriores, nos ha costado muchas derrotas, muchos lloros y mucho sufrimiento llegar hasta aquí", alega Chueca, quien echa la vista atrás. Anteriormente, "no venía a vernos casi nadie al Polideportivo. ¿La verdad? Hemos crecido de una manera increíble", matiza.

Esta poderosa generación ha ayudado a que las categorías inferiores padezcan un repunte: "Hay muchos más jugadores en Ágreda, niños y niñas. Se ha de valorar todo ese esfuerzo", destaca una Isabel que señala directamente a "Juan Carlos (Vera) y Paula (Cacho)" como los autores de este renacimiento agredeño. El club ha crecido y entre todos procurarán que así siga "por muchos años más".

Los niños y las niñas de la cantera "siempre han de tener un referente en el que fijarse". En todo caso, el Sénior femenino del BM Ágreda es la madre de este humilde proyecto en la Villa de las Tres Culturas. "Y qué mejor ejemplo (para la cantera) que estos años, en los que, después de todo el trabajo, estamos consiguiendo los objetivos que nos proponíamos", subraya Isabel. Asiduamente, las categorías inferiores ya se refieren al primer equipo del BM Ágreda como las Guerreras del Moncayo. "Ya nos apodan así", ríe la delantera.

A medida que pasan los años, a este BM Ágreda femenino le es más difícil mantener compacta la piña. Muchas se van, otras cuantas se quedan. Vera reseña en un sinfín de ocasiones que se ajusta y reajusta, año sí y año también, a una plantilla "justa" de efectivos. María y Raquel, los nuevos fichajes, "nos dan aire para las nuevas fases y competiciones". Si las celestes no se reiventasen, adaptándose a las circunstancias de las idas y venidas, "sería imposible seguir". Isabel confían en que, "después de todas las alegrías que nos estamos llevando", el bloque de la temporada 2018-19 permanezca unido, buscando un futuro todavía más exitoso. "Seguro que pondremos todas de nuestra parte para seguir, pero es difícil", pues Isabel, quien apuesta por seguir una temporada más, al menos, habla de "estudios, profesiones laborales y cursos".

En todas esas temporadas de antaño, al Sénior femenino le ha dado tiempo de plasmar un estilo propio, una imponta de garantía. "Nos vamos adaptando al rival, pero siempre manteniendo nuestra identidad: partir de una defensa, intentar salir rápidas al contraataque. Y si no se puede al contragolpe, pues siempre manteniendo una velocidad alta de juego. Una explosividad ofensiva para marcar la diferencia", define Chueca. Esa acaba siendo la fórmula reflejada en la pizarra de Vera para esas locas bajitas; "no somos jugadoras con mucha altura", corrobora Chueca.

Seguir andando para continuar soñando

"Todas tenemos nuestro rol en el equipo", presenta. En cuanto a su trascendecia en este BM Ágreda, "no es que me sienta una de las más importantes, sino que intento apoyar y dar el máximo de mí cuando estoy ahí", asegura. Isabel intenta "sumar" para que a las celestes les resulten "más fáciles" los encuentros.

Apenada por no poder "ayudar" a las Guerreras ante el Cristo Rey, Isabel deduce "una celebración increible" en el caso de que el resultado de este sábado sea el oportuno. El triunfo acarrea una Liga. Aun sin estar presente, la jugadora soriana prevé un exigente encuentro ante las zaragozanas, "duras y fuertes". No les regalarán nada. Por ello, el BM Ágreda deberá poner en práctica su "mecánica de juego: defender bien y salir rápidas al contraataque. Allí las cogeremos", analiza.

A continuación, esa supuesta consecución del título de Liga depararía la disputa de otra fase de ascenso hacia la división de plata. A raíz de esa machada, "estamos haciendo historia en cuanto al balonmano, no sólo en Ágreda, sino en Soria. Creo que la gente no lo valora como tal porque están acostumbrados a que siempre ganemos ahora, pero no ven todo el trabajo que hay detrás: tanto trabajo, tanto esfuerzo, tantas derrotas, tantos golpes", apunta la soriana. Matiza que "ahora, sale todo lo bueno a relucir".

Las agredeñas están "preparadas para seguir haciendo historia". En 2017, Copa de Aragón; en 2018, fase de ascenso; en 2018 puede caer la primera Liga. "Cada año hemos ido mejorando un poco. Desde que estamos en Aragón, cuartas, terceras, segundas y, ahora, esperamos ser primeras. Estamos dentro de una progresión muy buena", subraya Isabel. Aunque no se conforma con esa escalada estelar, pues "esperamos seguir así, mejorando cada día más, llegando a muchas fases (de ascenso) y disfrutando de lo grande que es el balonmano". Es sumamente complicado que el BM Ágreda acabe siendo de plata, "pero nosotras seguiremos soñando".

Comentarios...